miércoles, 25 de marzo de 2015

LIBRO LAS HUELLAS DE UN ANGEL PRIMERA PARTE (TERCER ESCRITO) (María Elena Carrión Cuéllar)



LIBRO LAS HUELLAS DE UN ANGEL TERCER ESCRITO
(María Elena Carrión Cuéllar)
Cualidades divinas del Arcángel Uriel de la luz divina
Esencia divina de la Luz Radiante.
El plan de Uriel está caracterizado por sostener la luz de la creación. Su propósito es expandirse y expandirse a tales niveles desde su centro a su periferia, permitiendo que esta expansión sostenga el equilibrio de la luz en el universo. Su misión de corazón es tan importante como cualquiera de los otros Arcángeles. Él tiene que aprender a irradiar la luz de su corazón. Cualquiera que esté ahí en la misión, tiene que aprender a difundir la luz desde su corazón, simplemente permitiendo que la luz sea quien radie. Uriel deja que la luz radie a través de él sin importar ningún objetivo, ninguna intención, ninguna consecuencia. Porque él, simplemente está siendo un canal de la luz, para que la luz del Padre a través de él, de su radiación y su presencia amorosa, esté presente en cada instante de la creación. Esta radiación y esta presencia hacen que toda la creación siempre esté sustentada y presente constantemente, nutriendo todas las células de la creación, todos los aspectos de esta conciencia creativa y de su materia, a partir de radiar del centro a la periferia. Y es en esta constante radiación que trae consigo la confianza
y la permanencia de la luz; en este pulso del centro hacia afuera, constante como un corazón vivo, inmodificable, radiante, emitiendo hacia todo lugar, hacia todo momento,hacia todo aspecto, radiando la luz del Padre por toda la eternidad. El trabajo de las personas que pertenecen al linaje de Uriel es esta presencia amorosa, silenciosa, radiante, pero no por eso, menos fuerte,intensa y efectiva. Porque la irradiación del Padre no duda, no es intermitente. Es permanente, efectiva y profunda. Y en esta profundidad y en esta radiación siempre está el Padre recordándonos su presencia, su luz y su fuerza. Siempre está penetrando al corazón de todos los seres el centro de todos los seres, donde reside su luz para radiar, donde está su punto infinito de conexión con este brillo, para que no olviden su trabajo de propagación de luz, de ser como estas estrellas encendidas o como estas luces eternas; y no permitir que nunca se apague su luz. Porque recuerden que la luz es permanente, es y siempre ha sido y será la presencia visible del Padre, a través del viaje en este planeta. La luz de Uriel es blanca pura y cristalina, pero puede contener todos los colores y cada uno de los colores de toda la creación. Porque la luz pura puede crear, mover, cambiar y reflejar todos los matices del planeta y de su existencia, debido a su poder refractivo y porque contiene todo tipo de cualidades y vibraciones. Y este es el gran poder de Uriel: su color es no color y al mismo tiempo, todos los colores que existen visibles e invisibles. Que mi Padre bendiga a todos los Urieleanos; y juntos los cuatro estamos haciendo nuestro trabajo y misión para el gran plan divino de mi Padre. Yo los bendigo a todos por su gran encuentro, por su gran amor, por su gran regreso al hogar, porque juntos tenemos un plan en conjunto que compartir. Dios, yo Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel los amamos, los honramos, los recibimos con toda alegría en nuestro corazón. Que Dios los bendiga.
4. Los símbolos sagrados familiares.
El Arcángel Miguel de la luz divina, esa fuerza luminosa que cada vez que lo canalizo, me inunda y detiene todo pensamiento, imagen o idea personal. Ese pilar tan poderoso y enorme de luz cristalina, brillante color cobalto, con destellos plateados y dorados, cuya presencia se impone de tal forma, que mi cuerpo no se mueve ante tal emanación, sólo se aquieta y se rinde a su vibración suave, dulce, contenedora, intensa,protectora y a la vez, purificadora y sanadora. Es tal su presencia, que no hay lugar en donde esconder la propia oscuridad. Ésta emerge burda y crudamente frente a ti para que te hagas cargo de ella, la purifiques y trasmutes.
De pronto sientes cómo tus miedos se hacen visibles y puedes observar
que te rodean, cual gruesas ataduras anudadas a un sin número de condicionamientos humanos a los que estamos apegados.
Sin embargo,cuando te haces consciente de ellos y pides ayuda con humildad, como si estuvieras dentro de una cascada en el Amazonas, recibes una ráfagade lluvia lumínica que empapa tu conciencia y la sacude hasta dejarla limpia y clara como la luz del amanecer.Para poder recibir la energía del Arcángel Miguel tuve que ir cambiando de niveles de conciencia. Recuerdo el televisor viejo en la casa de campo de mis padres, que cuando lo encendíamos tardaba en calentarse y mientras tanto, sólo se escuchaba y veía la estática. Conforme se iba calentando, las imágenes iban y venían hasta que se establecía la señal y se quedaba. Así mismo, sentí que le sucedía a mi mente. Se fue aquietando poco a poco conforme el Arcángel me iba mostrando los diferentes niveles de la creación Divina; y a medida que me fui habituando a esa nueva vibración, se fue relajando mi alma y me fui entregando gustosa a ese nuevo estado. Nuestro corazón es la pieza más importante en este diseño, ya que su función es vital para poder llevarla a cabo. En cuanto aprendemos a sentirlo y conocerlo, como navegantes experimentados, podemos emprender cualquier viaje a cualquier dimensión sin perdernos, guiándonos directo y sin desvíos hacia nuestro propio desarrollo y evolución,llenándonos de bienestar y abundancia.Recuerdo muy bien una mañana soleada, yo me encontraba sentada en una cafetería de un centro comercial, dispuesta a tomar mi delicioso desayuno, cuando de repente todo se transformó y mientras miraba a las familias que se encontraban desayunando, comencé a ver sus diferentes dimensiones. Me sentí confundida y para aclararme respire profundo,cerré y abrí los ojos, mire con cuidado mi desayuno para ver si no había alguna substancia extraña que estuviera afectando mi visión, levanté la vista discretamente para mirarlos de nuevo y volvió la misma experiencia. Fue entonces cuando el Arcángel agregó:
-Mira bien, concéntrate y mira con los ojos de tu corazón y con tu tercer ojo. Enfócate en su entrecejo y dime qué es lo que observas.
Para mi gran sorpresa, había una esfera de colores, como de unos doce centímetros, que surgía de sus frentes como en tercera dimensión. Dentro de esa esfera había un patrón holográfico
tridimensional con un diseño muy particular, que además de tener forma, tenía color, textura y movimiento. Conforme yo seguía observando, se hacía más claro y definido. Sin embargo, me percaté, que según iba observando a las diferentes personas del lugar, este patrón holográfico
cambiaba y su diseño color y textura, eran diferentes. Esto me llenó de curiosidad y profundicé mi visión.Bastante sorprendida, descubrí que algunas personas tenían patrones iguales, sí, idénticos y otras muy diferentes. Este patrón no sólo se en-contraba en la frente, sino que se repetía en diferentes partes de sus campos sutiles y energéticos. A medida que mi visión se fue agudizando pude distinguir un patrón coherente y armónico que comenzaba a unos sesenta centímetros de la cabeza de la persona y descendía hasta aproximadamente unos sesenta centímetros por debajo de sus pies. Estos patrones holográficos
circulares se repetían ocho veces en espiral a través de todo el cuerpo.El Arcángel continúo instruyéndome al respecto y agregó:
-Ese patrón holográfico que estás viendo son las huellas de luz de sus campos energéticos. Cada patrón holográfrico corresponde a la familia espiritual a la que pertenecen. Cada uno de ustedes proviene de un origen divino arcangélico. Según el linaje de luz al que,entenecen,ustedes traen cualidades espirituales y divinas perfectas para hacer el trabajo espiritual en la Tierra y llevar a cabo la misión individual y colectiva. Estos patrones holográficos
están inmersos a su vez, dentro de un campo magnético que se conecta directamente con un espacio de elevada frecuencia de luz, que se encuentra impreso en la Tierra y que contiene una serie de tramados de luz específicos que los reconectan directamente con su linaje espiritual y divino. Cada vez que eleven su vibración y conciencia podrán conscientemente percibir estos tramados de luz y podrán escuchar y ser guiados por nosotros sus hermanos de luz y por su familia espiritual y hacer uso de las cualidades familiares espirituales que les corresponden, para llevar a cabo su propósito divino.
También me mostró la importancia de llevar a cabo esta conexión para que cuando llegue el tiempo acordado, estas redes de luz nos indiquen el camino adecuado, cercano al 2012, y que se pueda restablecer nuevamente el plan divino en la tierra.
Maria Elena Carrión Cuéllar.
Publicado por Celia Garcia en Universo Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...