jueves, 2 de julio de 2015

Un Curso de Milagros


Lección 183.
"INVOCO EL NOMBRE DE DIOS Y EL MIO PROPIO."
1. El Nombre de Dios es sagrado, pero no es más sagrado que el tuyo. Invocar Su Nombre es invocar el tuyo.
Un padre le da su nombre a su hijo y, de este modo, identifica a su hijo con él.
Sus hermanos comparten su nombre y, así, están unidos por un vínculo en el que encuentran su identidad.
El Nombre de tu Padre te recuerda quién eres incluso en un mundo que no lo sabe, e incluso cuando tú mismo no lo has recordado.
2. El Nombre de Dios no puede ser oído sin que suscite una res­puesta, ni pronunciado sin que produzca un eco en la mente que te exhorta a recordar. Di Su Nombre, y estarás invitando a los ángeles a que rodeen el lugar en el que te encuentras, a cantarte según despliegan sus alas para mantenerte a salvo y a protegerte de cualquier pensamiento mundano que quisiera mancillar tu santidad.
3. Repite el Nombre de Dios, y el mundo entero responderá aban­donando las ilusiones.
Todo sueño que el mundo tenga en gran estima de repente desaparecerá, y allí donde parecía encontrarse hallarás una estrella, un milagro de gracia.
Los enfermos se levantarán, curados ya de sus pensamientos enfermizos.
Los cie­gos podrán ver y los sordos oír.
Los afligidos abandonarán su duelo, y sus lágrimas de dolor se secarán cuando la risa de felici­dad venga a bendecir al mundo.
4. Repite el Nombre de Dios y todo nombre nimio deja de tener significado. Ante el Nombre de Dios, toda tentación se vuelve algo indeseable y sin nombre.
Repite Su Nombre, y verás cuán fácilmente te olvidas de los nombres de todos los dioses que hon­rabas.
Pues habrán perdido el nombre de dios que les otorgabas. Se volverán anónimos y dejarán de ser importantes para ti, si bien, antes de que dejases que el Nombre de Dios reemplazase a sus nimios nombres, te postrabas reverente ante ellos llamándo­los dioses.
5. Repite el Nombre de Dios e invoca a tu Ser, Cuyo Nombre es el Suyo.
Repite Su Nombre, y todas las cosas insignificantes y sin nombre de la tierra se ven en su correcta perspectiva. 3Aquellos que invocan el Nombre de Dios no pueden confundir lo que no tiene nombre con el Nombre, el pecado con la gracia, ni los cuer­pos con el santo Hijo de Dios. Y si te unes a un hermano mien­tras te sientas con él en silencio y repites dentro de tu mente quieta el Nombre de Dios junto con él, habrás edificado ahí un altar que se eleva hasta Dios Mismo y hasta Su Hijo.
6. Practica sólo esto hoy: repite el Nombre de Dios lentamente una y otra vez. Relega al olvido cualquier otro nombre que no sea el Suyo. No oigas nada más.
Deja que todos tus pensamientos se anclen en Esto.
No usaremos ninguna otra palabra, excepto al principio, cuando repetimos la idea de hoy una sola vez.
Y enton­ces el Nombre de Dios se convierte en nuestro único pensamiento, nuestra única palabra, lo único que ocupa nuestras mentes, nues­tro único deseo, el único sonido que tiene significado y el único Nombre de todo lo que deseamos ver y de todo lo que queremos considerar nuestro.
7. De esta manera extendemos una invitación que jamás puede ser rechazada.
Y Dios vendrá, y Él Mismo responderá a ella.
No pienses que Él oye las vanas oraciones de aquellos que lo invocan con nombres de ídolos que el mundo tiene en gran estima. De esa manera nunca podrán llegar a Él. Dios no puede oír peticio­nes que le pidan que no sea Él Mismo o que Su Hijo reciba otro nombre que no sea el Suyo.
8. Repite el Nombre de Dios, y lo estarás reconociendo como el único Creador de la realidad.
Y estarás reconociendo asimismo que Su Hijo es parte de Él y que crea en Su Nombre. Siéntate en silencio y deja que Su Nombre se convierta en la idea todo ­abarcadora que absorbe tu mente por completo.
Acalla todo pen­samiento excepto éste.
Deja que ésta sea la respuesta para cual­quier otro pensamiento, y observa cómo el Nombre de Dios reemplaza a los miles de nombres que diste a todos tus pensa­mientos, sin darte cuenta de que sólo hay un Nombre para todo lo que existe y jamás existirá.
9. Hoy puedes alcanzar un estado en el que experimentarás el don de la gracia.
Puedes escaparte de todas las ataduras del mundo, y ofrecerle a éste la misma liberación que tú has encontrado.
Pue­des recordar lo que el mundo olvidó y ofrecerle lo que tú has recordado. Puedes también aceptar el papel que te corresponde desempeñar en su salvación, así como en la tuya propia.Y ambas se pueden lograr perfectamente.
10. Recurre al Nombre de Dios para tu liberación y se te conce­derá. No se necesita más oración que ésta, pues encierra dentro de sí a todas las demás. Las palabras son irrelevantes y las peticiones innecesarias cuando el Hijo de Dios invoca el Nombre de su Padre.
Los Pensamientos de su Padre se vuelven los suyos propios. El Hijo de Dios reivindica su derecho a todo lo que su Padre le dio, le está dando todavía y le dará eternamente. Lo invoca para dejar que todas las cosas que creyó haber hecho que­den sin nombre ahora, y en su lugar el santo Nombre de Dios se convierta en el juicio que él tiene de la intranscendencia de todas ellas.
11. Todo lo insignificante se acalla. Los pequeños sonidos ahora son inaudibles.
Todas las cosas vanas de la tierra han desapare­cido.
El universo consiste únicamente en el Hijo de Dios, que invoca a su Padre. Y la Voz de su Padre responde en el santo Nombre de su Padre.
La paz eterna se encuentra en esta eterna y serena relación, en la que la comunicación transciende con creces todas las palabras, y, sin embargo, supera en profundidad y altura todo aquello que las palabras jamás pudiesen comunicar.
Quere­mos experimentar hoy esta paz en el Nombre de nuestro Padre. Y en Su Nombre se nos concederá.
Angel Pastor

Un Curso de Milagros


Lección 182
"PERMANECERÉ MUY QUEDO POR UN INSTANTE E IRÉ A MI HOGAR."
1. Este mundo en el que pareces vivir no es tu hogar.
Y en algún recodo de tu mente sabes que esto es verdad. El recuerdo de tu hogar sigue rondándote, como si hubiera un lugar que te llamase a regresar, si bien no reconoces la voz, ni lo que ésta te recuerda. No obstante, sigues sintiéndote como un extraño aquí, proce­dente de algún lugar desconocido. No es algo tan concreto que puedas decir con certeza que eres un exilado aquí. 6Es más bien un sentimiento persistente, no más que una leve punzada a veces, que en otras ocasiones apenas recuerdas, algo que descartas sin ningún miramiento, pero que sin duda ha de volver a rondarte otra vez.
2. No hay nadie que no sepa de qué estamos hablando. Sin embargo, hay quienes tratan de ahogar su sufrimiento entrete­niéndose en juegos para pasar el tiempo y no sentir su tristeza:
Otros prefieren negar que están tristes, y no reconocen en abso­luto que se están tragando las lágrimas.
Hay quienes afirman incluso que esto de lo que estamos hablando son ilusiones y que no se debe considerar más que como un sueño.
Sin embargo, ¿quién podría honestamente afirmar, sin ponerse a la defensiva o engañarse a sí mismo, que no sabe de lo que estamos hablando?
3. Hoy hablamos en nombre de todo aquel que vaga por este mundo, pues en él no está en su hogar.
Camina a la deriva enfras­cado en una búsqueda interminable, buscando en la oscuridad lo que no puede hallar, y sin reconocer qué es lo que anda buscando. Construye miles de casas, pero ninguna de ellas satisface a su desasosegada mente. No se da cuenta de que las construye en vano. El hogar que anda buscando, él no lo puede construir.
El Cielo no tiene sustituto. Lo único que él jamás construyó fue un infierno.
4. Tal vez pienses que lo que quieres encontrar es el hogar de tu infancia. La infancia de tu cuerpo y el lugar que le dio cobijo son ahora recuerdos tan distorsionados que lo que guardas es simple­mente una imagen de un pasado que nunca tuvo lugar.
Mas en ti hay un Niño que anda buscando la casa de Su Padre, pues sabe que Él es un extraño aquí. Su infancia es eterna, llena de una inocencia que ha de perdurar para siempre. Por dondequiera que este Niño camina es tierra santa. Su santidad es lo que ilumina al Cielo, y lo que trae a la tierra el prístino reflejo de la luz que brilla en lo alto, en la que el Cielo y la tierra se encuentran unidos cual uno solo.
5. Este Niño que mora en ti es el que tu Padre conoce como Su Hijo. Este Niño que mora en ti es el que conoce a Su Padre. Él anhela tan profunda e incesantemente volver a Su hogar, que Su voz te suplica que lo dejes descansar por un momento.
Tan sólo pide unos segundos de respiro: un intervalo en el que pueda volver a respirar el aire santo que llena la casa de Su Padre. Tú eres también Su hogar.
Él retornará.
Pero dale un poco de tiempo para que pueda ser lo que es dentro de la paz que es Su hogar, y descansar en silencio, en paz y en amor.
6. Este Niño necesita tu protección. Se encuentra muy lejos de Su hogar. Es tan pequeño que parece muy fácil no hacerle caso y no oír Su vocecilla, quedando así Su llamada de auxilio ahogada en los estridentes sonidos y destemplados y discordantes ruidos del mundo.
No obstante, Él sabe que en ti aún radica Su protección. Tú no le fallarás.
Él volverá a Su hogar, y tú lo acompañarás.
7. Este Niño es tu indefensión, tu fortaleza.
Él confía en ti.
Vino porque sabía que tú no le fallarías. 4Te habla incesantemente de Su hogar con suaves murmullos.
Pues desea llevarte consigo de vuelta a él, a fin de poder Él Mismo permanecer allí y no tener que regresar de nuevo a donde no le corresponde estar y donde vive proscrito en un mundo de pensamientos que le son ajenos.
Su paciencia es infinita.
Esperará hasta que oigas Su dulce Voz dentro de ti instándote a que lo dejes ir en paz, junto contigo, a donde Él se encuentra en Su casa, al igual que tú.
8. Cuando estés en perfecta quietud por un instante, cuando el mundo se aparte de ti y las vanas ideas que abrigas en tu desaso­segada mente dejen de tener valor, oirás Su Voz. Su llamada es tan conmovedora que ya no le ofrecerás más resistencia. En ese instante te llevará a Su hogar, y tú permanecerás allí con Él en perfecta quietud, en silencio y en paz, más allá de las palabras, libre de todo temor y de toda duda, sublimemente seguro de que estás en tu hogar.
9. Descansa a menudo con Él hoy.
Pues Él estuvo dispuesto a convertirse en un Niño pequeño para que tú pudieras aprender cuán fuerte es aquel que viene sin defensas, ofreciendo única­mente los mensajes del amor a quienes creen ser sus enemigos.
Con el poder del Cielo en Sus manos, los llama amigos y les presta Su fortaleza para que puedan darse cuenta de que Él quiere ser su Amigo. Les pide que lo protejan, pues Su hogar está muy lejos, y Él no quiere regresar a él solo.
10. Cristo renace como un Niño pequeño cada vez que un peregrino abandona su hogar.  Pues éste debe aprender que a quien quiere proteger es sólo a este Niño, que viene sin defensas y a Quien la indefensión ampara.  Ve con Él a tu hogar de vez en cuando hoy. Tú eres un extraño aquí, al igual que Él.
11. Dedica algún tiempo hoy a dejar a un lado tu escudo que de nada te ha servido, y a deponer la espada y la lanza que blandiste contra un enemigo imaginario. Cristo te ha llamado amigo y hermano.
Ha venido incluso a pedirte ayuda para que lo dejes regresar a Su hogar hoy, íntegro y completamente.
Ha venido como lo haría un niño pequeño, que tiene que implorar la protección y el amor de su padre.
Él rige el universo, y, sin embargo, te pide incesantemente que regreses con Él y que no sigas convirtiendo a las ilusiones en dioses.
12. Tú no has perdido tu inocencia.
Y eso es lo que anhelas, lo que tu corazón desea.
Ésa es la voz que oyes y la llamada que no se puede ignorar. Ese santo Niño todavía sigue a tu lado.
Su hogar es el tuyo.
Hoy Él te da Su indefensión, y tú la aceptas a cambio de todos los juguetes bélicos que has fabricado.
Y ahora el camino está libre y despejado, y el final de la jornada puede por fin vislumbrarse.
Permanece muy quedo por un instante, regresa a tu hogar junto con Él y goza de paz por un rato.
Angel Pastor

Un Curso de Milagros


Lección 181
"CONFÍO EN MIS HERMANOS, QUE SON UNO CONMIGO."
1. Confiar en tus hermanos es esencial para establecer y sustentar tu fe en tu propia capacidad para trascender tus dudas y tu falta de absoluta convicción en ti mismo. Cuando atacas a un her­mano, proclamas que está limitado por lo que tú has percibido en él.
No estás viendo más allá de sus errores.
Por el contrario, éstos se exageran, convirtiéndose en obstáculos que te impiden tener conciencia del Ser que se encuentra más allá de tus propios erro­res, así como de sus aparentes pecados y de los tuyos.
2. La percepción tiene un enfoque. Eso es lo que hace que lo que ves sea consistente.
Cambia de enfoque, y, lo que contemples, consecuentemente cambiará.
Ahora se producirá un cambio en tu visión para apoyar la intención que ha reemplazado a la que antes tenías.
Deja de concentrarte en los pecados de tu hermano, y experimentarás la paz que resulta de tener fe en la impecabilidad.
El único apoyo que esta fe recibe procede de lo que ves en otros más allá de sus pecados. Pues sus errores, si te concentras en ellos, no son sino testigos de tus propios pecados.
Y no podrás sino verlos, lo cual te impedirá ver la impecabilidad que se encuentra más allá de ellos.
3. En nuestras prácticas de hoy, por lo tanto, lo primero que vamos a hacer es dejar que todos esos insignificantes enfoques den paso a la gran necesidad que tenemos de que nuestra impeca­bilidad se haga evidente.
Damos instrucciones a nuestras mentes para que, por un breve intervalo, eso, y sólo eso, sea lo que bus­quen.
No vamos a preocuparnos por objetivos futuros.
Lo que vimos un instante antes no nos preocupará en absoluto dentro de este lapso de tiempo en el que nuestra práctica consiste en cam­biar de intención. Buscamos la inocencia y nada más. Y la busca­mos sin interesarnos por nada que no sea el ahora.
4. Uno de los mayores obstáculos que ha impedido tu éxito ha sido tu dedicación a metas pasadas y futuras.
El que las metas que propugna este curso sean tan extremadamente diferentes de las que tenías antes ha sido motivo de preocupación para ti. Y también te has sentido consternado por el pensamiento restric­tivo y deprimente de que, incluso si tuvieses éxito, volverías ine­vitablemente a perder el rumbo.
5. ¿Por qué habría de ser esto motivo de. preocupación? Pues el pasado ya pasó y el futuro es tan solo algo imaginario. Preocupa­ciones de esta índole no son sino defensas: para impedir que cam­biemos el enfoque de nuestra percepción en el presente. Nada más.
Vamos a dejar de lado estas absurdas limitaciones por un momento. No vamos a recurrir a creencias pasadas, ni a dejar que lo que hayamos de creer en el futuro nos estorbe ahora.
Damos comienzo a nuestra sesión de práctica con un solo propósito: ver la impecabilidad que mora dentro de nosotros.
6. Reconoceremos que hemos perdido de vista este objetivo si de alguna manera la ira se interpone en nuestro camino. Y si se nos ocurre pensar en los pecados de un hermano, nuestro restringido foco nos nublará la vista y nos hará volver los ojos hacia nuestros propios errores, que exageraremos y llamaremos "pecados".
De modo que, por un breve intervalo, de surgir tales obstáculos, los transcenderemos sin ocuparnos del pasado o del futuro, dando instrucciones a nuestras mentes para que cambien de foco, según decimos:
 No es esto lo que quiero contemplar. 
 Confío en mis hermanos, que son uno conmigo.
 Y nos valdremos asimismo de este pensamiento para mante­nernos a salvo a lo largo del día.
No estamos interesados en metas a largo plazo. Conforme cada uno de los obstáculos nuble la visión de nuestra impecabilidad, lo único que nos interesará será poner fin, por un instante, al dolor que, de concentrarnos en el pecado experimentaríamos, y que, de no corregirlo, persistiría.
8. No vamos en pos de fantasías.
Pues lo que procuramos con­templar está realmente ahí. Y conforme nuestro foco se extienda más allá del error, veremos un mundo completamente impecable.
Y cuando esto sea lo único que queramos ver y lo único que busquemos en nombre de la verdadera percepción, los ojos de Cristo se volverán inevitablemente los nuestros.
El Amor que Él siente por nosotros se volverá también el nuestro. Esto será lo único que veremos reflejado en el mundo, así como en nosotros mismos.
9. El mundo que una vez proclamó nuestros pecados se convierte ahora en la prueba de que somos incapaces de pecar. Y nuestro amor por todo aquel que contemplemos dará testimonio de que recordamos al santo Ser que no conoce el pecado, y que jamás podría concebir nada que no compartiese Su impecabilidad. Éste es el recuerdo que queremos evocar hoy cuando consagramos nuestras mentes a la práctica. No miramos ni hacia adelante ni hacia atrás. Miramos directamente al presente.
Y depositamos nuestra fe en la experiencia que ahora pedimos.  Nuestra impecabilidad no es sino la Voluntad de Dios. En este instante nuestra voluntad dispone lo mismo que la Suya.
Introducción a las lecciones 181-200
1. El propósito de estas próximas lecciones es intensificar tu buena voluntad a fin de fortalecer tu débil compromiso y de fun­dir todos tus variados objetivos en un solo empeño. No se te pide que tu dedicación sea total todo el tiempo. Pero sí que prac­tiques ahora a fin de llegar a alcanzar la sensación de paz que, aunque sólo sea de manera intermitente, tal compromiso unifi­cado brinda. Experimentar eso es lo que hará que estés comple­tamente dispuesto a seguir el camino que este curso señala.
2. Nuestras lecciones están ahora orientadas específicamente a ampliar tus horizontes, y a tratar de manera directa con determi­nados obstáculos que mantienen tu visión constreñida y dema­siado limitada para dejarte ver el valor de nuestro objetivo. Lo que nos proponemos ahora es trascender esos obstáculos, aun­que sólo sea brevemente.
Las palabras en sí no pueden transmi­tir la sensación de liberación que se experimenta una vez que se han eliminado dichos obstáculos.
Mas la experiencia de libertad y de paz que descenderá sobre ti cuando renuncies a tu férreo control de lo que ves será más que suficiente para convencerte.
Tu motivación se intensificará de tal manera que las palabras dejarán de ser relevantes.
Sabrás con certeza lo que quieres y lo que no tiene valor.
Así pues, comencemos la jornada que nos llevará más allá de las palabras, concentrándonos en primer lugar en lo que todavía supone un escollo para tu progreso.
La experiencia de lo que existe más allá de toda actitud defensiva sigue siendo inalcanza­ble mientras se siga negando. Quizá esté ahí, pero tú no puedes aceptar su presencia.
De modo que lo que nos proponemos ahora es ir más allá de todas las defensas por un breve intervalo cada día.
No se te pide nada más porque no se necesita nada más. Ello será suficiente para garantizar que todo lo demás llegue.
Angel Pastor

Un Curso de Milagros



Lección 180

QUINTO REPASO

Repaso lecciones 169 y 170
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
169.- Por la gracia vivo. Por la gracia soy liberado.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
170.- En Dios no hay crueldad ni en mí tampoco.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
Angel Pastor.

Un Curso de Milagros



Lección 179

QUINTO REPASO
Repaso lecciones 167 y 168
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
167.- Sólo hay una vida, y ésa es la vida que comparto con Dios.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
168.- Tu gracia me es dada. La reclamo ahora.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
Angel Pastor

Un Curso de Milagros



Lección 178

QUINTO REPASO
Repaso lecciones 165 y 166
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
165.- Que mi mente no niegue el Pensamiento de Dios.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
166.- Se me han confiado los dones de Dios.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
Angel Pastor.

Un Curso de Milagros



Lección 177


QUINTO REPASO
Repaso lecciones 163 y 164
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
163.- La muerte no existe. El Hijo de Dios es libre.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
164.- Ahora somos uno con Aquel que es nuestra Fuente.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
Angel Pastor.

Un Curso de Milagros


Lección 176

QUINTO REPASO
Repaso lecciones 161 y 162
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
161.- Dame tu bendición, santo Hijo de Dios.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
162.- Soy tal como Dios me creó.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
Angel Pastor

Un Curso de Milagros



Lección 175

QUINTO REPASO
Repaso lecciones 159 y 160
"DIOS ES SÓLO AMOR Y, POR ENDE, ESO ES LO QUE SOY YO:"
159.- Doy los milagros que he recibido.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo.
160.- Yo estoy en mi hogar. El miedo es el que es el extraño aquí.
Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo
Angel Pastor

El arcángel Gabriel ¿Quién es y qué significa el arcángel Gabriel?



La Anunciación de Sandro Botticelli - Sandro Botticelli © Dominio público.
La pintura La Anunciación, de Sandro Botticelli, fue hecha entre los años 1489-90 y se encuentra en la Galería Degli Uffici en Florencia.
El Arcángel Gabriel anuncia a la Virgen María que será la madre del Hijo de Dios.
El ángel que aparece en las pinturas antiguas arrodillado frente a la Virgen María y ofreciéndole un lirio es el arcángel Gabriel, cuyo nombre significa “Dios es mi fortaleza”, “la fuerza de Dios” u “hombre de Dios”. Es uno de los tres arcángeles que menciona la Biblia. También es mencionado en el Talmud. Uno de sus papeles más importantes, además de la Anunciación, es el de haber dictado el Corán a Mahoma.
El arcángel Gabriel, junto al arcángel Miguel, es uno de los ángeles más importante tanto en las religiones abrahámicas como en la espiritualidad moderna de la Nueva Era 
¿Cuáles son los atributos del arcángel Gabriel y qué significan?
El arcángel Gabriel casi siempre es representado en su papel de mensajero por haber sido el portador de la noticia de la Encarnación. Su imagen representa pureza y la anuncia por medio de su vestimenta blanca, un lirio o varios lirios en las manos y aspecto andrógino y delicado.
La flor que entrega a María representa pureza, virginidad, inocencia, amor y armonía, las virtudes que encarnan tanto el arcángel Gabriel como la Virgen María. La genuflexión con que hace entrega de estas virtudes y de la noticia de la Encarnación del Hijo de Dios añade a estas virtudes la humildad, que las une todas para llevar su mensaje.
Cuando su ropa es blanca, comunica transparencia y limpieza de espíritu, cualidades importantes a la hora de comunicarse a nivel espiritual. Ambas representan comunicación impecable mediante el espíritu. En algunas ocasiones es representado con una trompeta. Se dice que el arcángel Gabriel tocará la trompeta el día del Juicio Final para despertar las almas que estén dormidas. A veces este papel se le asigna también al arcángel Miguel, pero en el arte y la literatura el encargado de tocar la trompeta es casi siempre el arcángel Gabriel.
Se dice que el arcángel Gabriel inspira a los artistas, cantantes, bailarines, poetas, escritores y todo tipo de creadores por ser seres humanos que cultivan la pureza. Por eso se le representa muchas veces con un pergamino o una pluma en la mano. El arcángel Gabriel les imparte la habilidad para la comunicación.
El arcángel Gabriel, patrón de los medios de comunicación
Al arcángel Gabriel se le identifica con los medios de comunicación por su papel de mensajero en las escrituras. Inspira a los seres humanos en las comunicaciones de todo tipo, como la televisión, Internet y el cine. Aunque el ser humano mantiene su libre albedrío a la hora de decidir lo que comunicará y cómo, el arcángel Gabriel se encarga de guiarlo en la comunicación ética y en la responsabilidad ante sus semejantes.
El arcángel Gabriel, patrón de las salas de parto
Por su papel como mensajero del nacimiento del Hijo de Dios a la Virgen María, al arcángel Gabriel se le asocia con los recién nacidos y los niños. Su labor es instruir a las almas durante la gestación, para que puedan aceptar su cuerpo como el instrumento que las ayudará a llevar a cabo su papel en la Tierra. Las instruye también a no olvidar que, sobre todo, son almas, y que esa es su verdadera esencia. La mayor lección del arcángel Gabriel a las almas que llegan al mundo es recordarles que crearán su destino a través de sus pensamientos. Al momento del nacimiento, acompaña a las madres en la sala de parto para ayudar los ángeles guardianes a recibir a las nuevas almas e iniciarlas en sus primeros momentos en el mundo.
Representante de la pureza en todas sus expresiones
El arcángel Gabriel representa ante todo la pureza. Guía las emociones y sentimientos puros que lleven al ser humano a la bondad y el amor divino. Intercede y aboga porque los seres humanos puedan mantener o recuperar la inocencia, pureza y alegría que tuvieron durante sus primeros años de vida. A la hora de la muerte, cuando el alma deja atrás su coraza en la Tierra y vuelve a su estado original, ahí está también San Gabriel para indicarle el camino. Desde el principio hasta el final, el Arcángel de la Pureza guía al ser humano hacia el amor de Dios.
El día de San Gabriel Arcángel es el 24 de marzo.

ORACION A LOS 9 COROS CELESTIALES




En nombre del Creador del Universo
Y el Coro Angelical, de Espíritus Excelsos:
Brillantes SERAFINES, de fuego y rubí,
Rodeen mi persona, traed amor a mi.
Poderosos QUERUBINES, que brillan como el sol,
Alejen de mi el odio, la pena y el dolor.
TRONOS, sed firmes, sed estables
con alas de cristal,
Y estable mantenedme, en tierra o en el mar.
Yo invoco a los DOMINIOS,
en justa invocación
Que sea yo siempre justa en toda decisión.
Y pido a los PODERES su luz y protección
Salvadme del peligro, del mal y la traición.
VIRTUDES milagrosas, flotad cerca de mi
Que la virtud me guíe, venid, venid aquí.
Las PRINCIPALIDADES,
traed la paz al mundo
Que sea bendecido, en éxtasis profundo.
ARCÁNGELES gloriosos,
guiadme en el camino
Que hacer la caridad, sea siempre mi destino.
Oh ÁNGELES divinos, que servid al Creador
Que así también yo sirva, en luz,
En paz y amor.
**********************
Para ayudarte a crear el ambiente de recogimiento que debe envolver tu conversación con Dios, la Virgen o tu Ángel, puedes empezar con esta oración vocal:



Señor mío, y Dios mío. Creo firmemente que estás aquí, que me ves y que me oyes. Te adoro con profunda reverencia. Te pido perdón de mis errores y gracia para hacer con fruto este rato de oración.


Madre mía Inmaculada, San José, Ángel de mi Guarda, intercede por mí.


Al acabar tu meditación, no te olvides de dar gracias. Puedes hacerlo así:


Te doy gracias, Dios mío, por los buenos propósitos, afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación. Te pido por la intercesión de mi ángel, la ayuda necesaria para ponerlos en práctica.




ORACIÓN PARA PEDIR LA FORTALEZA


Envía, oh Dios Espíritu Santo, por medio de mi ángel custodio, tu don de fortaleza para que esté siempre dispuesto a aceptar los sacrificios, que me exige mi familia, mi trabajo y mi responsabilidad ante los demás.




ORACIÓN A UN ÁNGEL


Bienaventurado Ángel que invisiblemente cuidas de mí, muéstrame hoy algún detalle cómo puedo cumplir mejor con mis obligaciones Yo me esforzaré por así hacerlo. Con la ayuda de tu gracia me apuntaré una nueva victoria en el Libro Eterno de la Vida.



ORACIÓN PARA PEDIR PRUDENCIA Y ALEJAR LA TENTACIÓN


No permitas, Ángel de la Guarda, que me avergüence nunca de mis creencias. Dame, Ángel, prudencia y tacto para saber en cada caso qué es lo que conviene hacer. Te lo pido por Nuestro Señor Jesucristo. 


Madre mía Santísima, fuerte como un ejército en orden de batalla, por intercesión de mi Ángel, no permitas nunca que claudique en el momento de la tentación.


Ayúdame y protégeme para vencer este duro combate contra el mal. Ahora y siempre te alabe por tu Gracia. Amén.


ORACIÓN PARA PEDIR LUZ


Bienaventurado Ángel San Gabriel, te pido me ilumines con tu radiante luz, para que yo descubra cada día con más claridad cuáles son los obstáculos que se oponen en mi camino; y que me fortalezcas con tu gracia.




ORACIÓN PARA GOZAR DE DISCRECIÓN


Purifica, Señor todopoderoso, mi corazón y mis labios; tú que purificaste los labios de Isaías con un carbón encendido, dígnate purificarme con tu divina misericordia, de forma que yo pueda, por medio de tu Ángel, alabarte siempre, aquí, ahora y en todo momento.




ORACIÓN PARA PEDIR SERENIDAD


¡Oh Dios! Dame valor para cambiar las cosas que deben ser cambiadas; paciencia para soportar las cosas que no pueden ser cambiadas; y sabiduría para ver la diferencia.



ORACIÓN PARA PEDIR DONES PERSONALES


Bendice, alma mía, al Señor


y todo mi interior a su santo nombre.


Bendice, alma mía al Señor,


y por medio de sus Santos Ángeles, 


ayúdame a conseguir mis propósitos.




ORACIÓN PARA EL BUEN SUEÑO


Aparta de mí excelso Ángel, la imagen espantosa de la muerte, sueño cruel, no turbes más mi pecho, mostrándome cortado el nudo estrecho, consuelo sólo de mi adversa suerte, para lograr dormir es mi empeño. (Anónimo siglo XVI).



PLEGARIA A UN ÁNGEL DESCONOCIDO


Yo pienso en ti, Ángel; tú vives en mi mente sola, fija, sin tregua, a toda hora; aunque tal vez el rostro indiferente no deje reflejar sobre mi frente la llama que en silencio me devora.


Sin lucha, sin afán y sin lamento, sin agitarme en ciego frenesí, sin proferir un solo, un leve acento las largas horas de la noche, cuento, y ¡pienso en tí!: Ángel de mi encuentro.
  
ORACIÓN CONTRA EL TEMOR      
Ángel de la Guarda, protégeme del temor, Alivia mi miedo.
Dame fuerzas para enfrentarme a lo desconocido y a lo conocido,
Que haya luz donde haya sombras
Que haya paz donde hay temor
Que haya valor donde hay miedo.
Dame OH Ángel Custodio, la fuerza de mil leones para enfrentarme al lobo del mal.
Dame luz para alumbrar el camino del bien.
Dame mil escudos para protegerme de eso o de esos que quieren destruir.
Muéstrame como ser valiente, para limpiar mi corazón de temores y fracasos
Guíame porque tu eres el mensajero de la luz, para que mi corazón se purifique del miedo y pueda encontrar el amor, la alegría y la felicidad
OH mi Dios, permite a tu mensajero  mi Ángel de la Guarda, que me asista en todo momento, que me sostenga en medio de la adversidad para que el temor no sea ni siquiera una sombra
Alabado sea el señor en nuestros corazones.
Amén


ORACIONES ANGELICAS
Oh espíritus angélicos, que acompañáis a Jesús en los sagrarios, donde está
realmente presente, defendedlo de cualquier profanación y ofrecedle todo mi amor. Y,
cuando celebre la misa, no permitáis que caiga ninguna partícula consagrada al
pavimento para que no sea pisada por la gente.
Oh ángel de Dios, ruega por mí para que siempre ame a Jesús y no diga ni haga
nada que lo ofenda. Que mis ojos sean puros para mirarle y mi boca esté limpia para
hablarle. Que mi corazón sea puro para él y que todo mi ser y mi vida entera sea una
ofrenda permanente en su honor y para su gloria.
¡Oh, qué hermoso es para mí pensar que un ángel del paraíso está siempre junto
a mí! En cualquier lugar donde me encuentre estoy bajo su vista y me cuida y me
protege en todo momento. Aunque esté dormido, él vela junto a mí y ora por mí. ¿Cómo
podré, ángel mío, agradecerte por tantas bendiciones que Dios me ha dado por medio de
ti?
Quiero evitar todos los malos pensamientos y malas palabras o acciones que te
ofendan, porque te amo y quiero ser tu amigo para siempre. Y contigo amar cada día
más a Jesús y a María, mi querida Madre. Amén.
*******
Cúbreme con tus alas, ángel mío.
Cuídame en esta vida que es muy corta,
aunque muy trabajosa su carrera.
Y en ella necesito de tu ayuda para salir airoso en la tarea.
Y, cuando Dios venga a juzgarme,
en la última tarde de mi historia,
recíbeme entre tus brazos muy alegre,
porque quiero vivir contigo eternamente.
*******
Ángel de mi guarda, dulce compañía,
no me desampares ni de noche ni de día.
No me dejes solo que me perdería.
Asistidme en mi última agonía.
Hasta que descanse en los brazos
de Jesús, José y María.
******

Ángel de mi guarda, dulce compañía,
no me desampares ni de noche ni de día.
Si me desamparas, ¿qué será de mí?
Ángel de mi guarda, ruega a Dios por mí.
*******
Ángel de Dios,
lucero de amor,
ilumina mi vida
y guíame a Dios.
*******
FIEL COMPAÑERO
Ángel, lucero del alba,
compañero de mi vida,
fuerte, hermoso, transparente.
Compañero de mis días y mis noches,
compañero.
En lo bueno y en lo malo,
en lo grato y en lo adverso,
siento siempre la firmeza de tu mano,
sujetando, dirigiendo.
¿Por qué digo que estoy solo?
¿Por qué gimo y me lamento,
si cuento con tu presencia?
Hasta acá llegamos juntos,
y tu mano tierna y firme,
en el preciso momento,
será como leve barca
que me subirá al Eterno.
Compañero de mi vida,
lucero de mi existencia,
angelito de mi guarda,
compañero.
*******

AL ÁNGEL GUARDIÁN
¿Quién eres tú, ángel puro?
Eres estrella brillante,
un amigo inseparable,
con un corazón de fuego
y un alma de amor vibrante.
Eres centella celeste,
destello del Dios viviente,
lucero de amor divino,
de una belleza esplendente.
Eres pureza y amor,
paz y alegría del alma,
con la sonrisa en los labios
y ternura en tu mirada.
Eres guardián y custodio,
guía de Dios, mensajero,
compañero de camino,
mi defensor permanente.
A ti, ángel de mi guarda,
quiero cantar con mi vida
una canción de alegría
y decirte: Muchas gracias.
*******
Santos ángeles, nuestros protectores, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros hermanos, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros consejeros, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros defensores, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros amigos, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros guías, oren por nosotros.
Santos ángeles, nuestros intercesores, oren por nosotros.
Santos ángeles de los nueve coros angélicos, oren por nosotros.
*******

Consagración a todos los ángeles
Señor Jesús, por intercesión de María y de san José, con el poder y la gracia del
Espíritu Santo y para gloria de mi Padre celestial, quiero en este momento consagrarme
con todos mis seres queridos a mi ángel custodio y a todos los ángeles del universo. Mi
más sincero deseo es que todos los ángeles sean mis hermanos y amigos, en especial, mi
ángel custodio. Y, por eso, en este momento me pongo con toda mi familia en sus
manos poderosas, confiando en ellos para que nos guíen y protejan de todo mal.
Que nuestra unión de amor y amistad sea para la eternidad y que este pacto de
amor con todos los ángeles sea para mí y mis familiares un compromiso de obediencia a
ellos y una aspiración constante a la santidad, cumpliendo siempre la voluntad de Dios.
Que Jesús, nuestro Dios y Señor, nos cubra con su sangre y supla todas nuestras
faltas y desobediencias siendo el garante del cumplimiento de este compromiso y pacto
de amor ahora y para la eternidad. Amén

(Esta consagración a todos los ángeles puede hacerse a título personal o incluyendo a uno o varios
miembros de la familia. También puede hacerse esta consagración a todos los santos. Sin embargo,
debe quedar claro que es un compromiso de nuestra parte de tender siempre a la santidad,
cumpliendo la voluntad de Dios, con la ayuda de los ángeles y de los santos.)

miércoles, 1 de julio de 2015

El Ángel de Julio: Verquiel


Angel Art Print Guardian Angel Angel by MarinaPetroFineArt on Etsy, $39.99 https://www.etsy.com/listing/44255179/angel-art-print-guardian-angel-angel?ref=shop_home_active

El Ángel de Julio: Verquiel
El ángel Verquiel contribuirá a que apreciemos y disfrutemos de los beneficios de algún trabajo agotador en el que hayamos ocupado nuestra existencia. Con frecuencia nos vemos tan absortos en nuestros afanes y tareas que olvidamos detenernos en la simple contemplación. Este ángel nos recordará que hay un tiempo para el trabajo y otro para la relajación.

Fuente: Margaret Neylon. La Magia de los Ángeles

martes, 30 de junio de 2015

LOS SIETE RAYOS CÓSMICOS


Existen en el universo siete rayos cósmicos o siete emanaciones del aspecto de Dios. Siete esferas de conciencia que iluminan al hombre en su camino espiritual hacia la autorrealización, las cuales podemos y debemos invocar para usarlas. Existen desde siempre, pero se habían mantenido ocultas por causa del egoísmo, siendo sólo conocidas por los altos iniciados en las sociedades secretas.



Rueda cósmica

La rueda cósmica es un ciclo de 14.000 años, en la cual se hacen manifiestas las siete esferas de conciencia de un planeta cuando la humanidad que la habita está preparada para entrar en contacto con dicha sabiduría y tan maravillosa radiación. Estos 14.000 años se van subdividiendo en siete ciclos de 2.000 años cada uno.

El primero de ellos corresponde a la esfera de conciencia llamada del RAYO AZUL, el cual es el rayo de la voluntad, la fe, el vigor, la fuerza, la fortaleza, la protección y la actividad. Nuestro planeta ya pasó por este primer ciclo; en este ciclo el hombre aprendió conocer estas cualidades.

El segundo ciclo tomó vigencia en los 2.000 años siguientes, donde se hizo manifiesto el RAYO DORADO, el cual es el rayo de la sabiduría, el discernimiento, la iluminación, la inspiración, la luz y la intuición.

En el tercer ciclo tomó vigencia el RAYO ROSA; el rayo del amor divino, la adoración, el confort, la belleza, la cohesión universal y la adoración a nuestro ángel solar o ser cristico en nuestro corazón.

Durante el cuarto ciclo entro en vigencia el RAYO BLANCO, rayo de la ascensión, la resurrección, la pureza y de la paz por excelencia.

En el quinto ciclo en entro en acción el rayo de RAYO VERDE de la verdad, la consagración, la salud del cuerpo y del alma, también es el rayo de la música de los planetas, los soles y todos los cuerpos celestes.

En el sexto ciclo se manifestó el rayo oro-rubí (anaranjado), rayo del ministerio, el saneamiento, las misiones religiosas y sacerdotales, el servicio desinteresado y amoroso a toda la humanidad. Este ciclo conocido como la era de piscis ya terminó y entramos ahora en la última etapa de esta rueda cósmica la cual sellara los 14.000 años.

En este séptimo ciclo, el actual, comienza a actuar el RAYO VIOLETA, rayo que manifiesta los dones del perdón, la misericordia y la transmutación o real alquimia divina.

Nuestro planeta tierra ha pasado ya en su recorrido por varias ruedas cósmicas. Entre ellas tenemos las ocurridas en la lemuria, la Atlántida, la que aconteció en el continente israelí a comienzos de la era adámica y por último, la que estamos finalizando ahora.

Nuestro planeta tierra está integrado por siete chakras o centros energéticos; éstos constituyen siete esferas de radiación que manejan cada uno de los siete rayos cósmicos existentes en nuestro universo. Uno de estos siete rayos llega al planeta y se bifurca en siete rayos menores, cada uno de los cuales emanan los dones ya enunciados cuando nos referimos a ellos en sus respectivos siglos. Estas energías divinas son las que iluminan  al hombre en su camino espiritual hacia la autorrealización y deben ser utilizadas para el bien, de acuerdo con la ley universal del amor divino.

Cada uno de estos rayos, tiene un templo de luz, localizado en cada uno de los siete chakras mayores del planeta. Estos templos lógicamente no están en el plano físico, por lo tanto no son visibles por nuestros sentidos físicos; se encuentran a nivel etérico en quinta dimensión. De esta manera tenemos que el templo donde se encuentra en RAYO AZUL está en la india, en la región de Darjeeling. El RAYO DORADO tiene su templo localizado sobre los montes rocosos de los Estados Unidos. El RAYO ROSA lo tiene en la contraparte etérica de castillo de la libertad, al sur de Francia en Marsella. El RAYO BLANCO tiene su templo desde 1977 sobre Long Islands, en Norteamérica donde se trasladó, quedando uno menor en luxor (Egipto), lugar donde antes se encontraba, el RAYO VERDE tiene su templo en Grecia, en la contraparte etérica de la isla de Creta. El rayo oro-rubí lo tiene en Siria, en la región de perlaceo. El RAYO VIOLETA se encuentra en la isla de Cuba.

Nosotros podríamos todas las noches y en el día también, acudir a uno de estos templos durante nuestra meditación en un acto de interiorización. Allí podemos pedir a los seres que viven y moran en estas altas esferas, que nos lleven para conocer la sabiduría que nos permitirá trabajar esas energías maravillosas y recibir su gran radiación, lo cual nos permitirá conocer la vida y el objetivo de la misma. Al invocar a nuestra Presencia Divina o a nuestro ser Crístico, podemos pedir ser llevados durante el sueño o durante nuestra meditación a dichos templos. No importa si al siguiente día lo recordamos  o no; lo cierto es que la experiencia habrá quedado grabada en nuestro subconsciente y sin darnos cuenta, aflorara a nuestro consciente en el momento que sean requeridas.

Cada una de estas energías tiene su manifestación en un día determinado de la semana, a lo que en el calendario cósmico es un periodo de siete días. Esto no quiere decir que las restantes no se manifiesten todos los días, lo que sucede es que la energía del día especifico llega ese día con mayor intensidad. Es así como el rayo azul se manifiesta el domingo de nuestro calendario terrestre, el cual corresponde el día martes en el calendario cósmico, dorado el día lunes del nuestro que corresponde al domingo en el cósmico. El rayo rosa el martes y corresponde al lunes en el cósmico. El rayo blanco el miércoles corresponde al viernes en el cósmico. El rayo verde tiene su manifestación el día jueves que corresponde al miércoles en el cósmico. El rayo oro-rubí el viernes y corresponde el jueves en el cósmico, y por último el rayo violeta que tiene su manifestación el día sábado en ambos calendarios.

En cada una de estas esferas hay una jerarquía espiritual que está presente y propende por la emanación de cada uno de sus rayos. Cada vez que los seres humanos los pidamos con amor y con deseo de servicio puro y desinteresado a todos nuestros hermanos, nuestro mundo, nuestra nación, nuestras familias, nuestras propias vidas, nuestros asuntos y todo lo que conlleve el bien.

De esta manera tenemos que en el rayo azul, el choan o director actual encargado de manejar dicha energía es el amantísimo maestro ascendido SIRIUS. Este ser maravilloso es originario del planeta sirio, el cual hoy en día es el sol central de nuestra galaxia; este planeta se fundió con el sol central de la galaxia y tomó su nombre. El amantísimo Sirius actuó en este mundo como uno de los discípulos del maestro Jesús; fue santo Tomás el incrédulo, más adelante, un humilde carpintero de nombre Elkin; posteriormente fue el gran filósofo Sófocles y luego ascendió.

El anterior choan del rayo azul fue el amado maestro el Morya, quien también fue conocido como el sabio de Rajput; en este momento gran consolador mundial; es originario del planeta Mercurio. Estuvo varias veces en este plano conocido como: Abrahán, posteriormente como el rey mago Melchor de Oreb, más adelante apareció como el rey Arturo, luego como Sir Thomas More. Fue junto con el amado koot-hoomi, quienes inspiraron la doctrina secreta a H.P. Blavatsky y la fundación de la sociedad teosófica.

De la misma manera el actual choan del rayo dorado es la amantísima Lady soo-she, conocida como la diosa de la sabiduría, es originaria del planeta Venus, fue discípula de confusio y camino al lado del amantísimo señor Gautama Buda. Fue fundadora de una sociedad misteriosa en la india.

El anterior director fue el amantísimo maestro confusio, quien es originario del planeta Marte, se le conoció en la tierra, como el gran poeta chino con el mismo nombre. Actualmente regresó a Marte con el cargo de gran dirigente cósmico e instructor mundial para su planeta de origen. El director anterior del mismo rayo fue el amado maestro koot-hoomi; hoy en día ocupa el cargo del gran instructor mundial de la sabiduría infinita; a su vez es el guardián de las bibliotecas cósmicas. Ha estado presente entre nosotros y fue conocido como Pitágoras, gran filósofo y matemático; posteriormente como uno de los reyes magos, Baltasar, luego se le conoció como San Francisco de Asís y más tarde como san Martín de Porres.

Antes del amado koot-hoomi, este cargo era ocupado por el amantísimo maestro ascendido Lanto, hoy gran instructor mundial. Fue un gran lama conocido como land-sink el cual guio a muchos seres que hoy día han logrado su Ascensión, entre los cuales se destacan los maestros Morya; koot-hoomi; djwal kul y Júpiter. Ya como maestro descendió bajo la personalidad de Cagliostro en el siglo XVII y presidió el orden Rosacruz.

En el rayo Rosa el actual choan o directora es la amantísima maestra Lady Roweena, ser de infinito amor, originaria del planeta Venus, se le conoce como la diosa de la belleza. La amantísima Lady Roweena ha pasado varias veces por este plano, pero sus encarnaciones permanecen ocultas porque puede generar confusiones entre los hombres.

El anterior director del rayo Rosa fue el amantísimo Pablo “el veneciano”, quien es actualmente el Mahachoan o gran director divino. Es originario de un lejano planeta llamado alfa centauro. En este plano fue conocido como el gran pintor italiano Pablo Venedechi.


En el rayo blanco, el actual choan es el amantísimo Rosniek, oriundo del planeta mercurio; en nuestro plano fue conocido como el caballero negro de la mesa redonda y también cómo Iván lll.

El anterior director del rayo blanco fue el amantísimo Serapis Bey, originario del planeta Júpiter. En la Atlántida fue sumo sacerdote del templo de la Ascensión, fundador de la hermandad de luxor y también conocido como “el egipcio”. En este momento su cargo es el director de la luz blanca para el planeta tierra y el plano krausiano frío Varnard ll. (Conocido por ustedes como hercólubus, en el tema de “final de los tiempos se hablará más de este planeta).

En el rayo verde, el actual choan o director es el amantísimo maestro Mesmer, quien es oriundo del planeta Marte. Fue conocido en la Tierra como el famoso médico Mesmer padre del mesmerismo en el siglo XVII, pero sus enseñanzas fueron mal interpretadas; también fue uno de los miembros de la orden Rosacruz, ayudando a elevarla en sus doctrinas.

El anterior director del rayo verde, fue el amantísimo maestro Hilarión, patriarca de la verdad, originario de la tierra; fue conocido como Pablo de tarso y actualmente ocupa el cargo de médico de las altas esferas.

En el rayo Oro Rubí, el actual choan es el amantísimo maestro Juan el amado, originario del planeta mercurio. En varias de sus encarnaciones fue discípulo del maestro Jesús. En el siglo XVII se le conoció como San Bertín y fue quien junto con Cagliostro y Saint Germain revivieron la orden Rosacruz. Entre las labores actuales de este ser maravilloso está la de ir descorriendo el velo de aquellos seres que aún no pueden aceptar que pueda existir una jerarquía espiritual, y conciben a un solo personaje, como hijo único de Dios.

El anterior director fue la amantísima ascendida Lady Nada, originaria del planeta Maytrius, uno de los planetas de mayor evolución, la amantísima Lady Nada ha sido ascendida al cargo de instructor mundial, ayudando a su hermano del mismo planeta a cumplir su gran misión eternal, ya que la misión del amado jhasua o Jesús el Cristo como amorosamente se le conoce, es muy amplia. Lady Nada fue conocida en este plano como María de Betania y posteriormente como la madre Teresa de Jesús.

Anterior a Lady Nada el director fue el amantísimo maestro de maestros Jesús el Cristo, originario del planeta Maytrius. El amantísimo Jesús ha pasado por este plano incontables veces; fue conocido en la Lemuria como Numu, posteriormente reencarnó como Juno; en la Atlántida se le conoció como Anfión y más tarde como Antulio a finales del cataclismo de la Atlántida. Reapareció a comienzos de la civilización atávica como Abel; más adelante reencarnó como buda, posteriormente como Moisés, como Krisna, igualmente desde los planos espirituales guio a Mahoma, y hace 2.000 años, reapareció como Jesús de Nazaret. Actualmente ocupa el cargo de Ángel Mishka y trabaja por la unidad mundial.

En el séptimo rayo, el rayo violeta, el actual choan o directora es la amantísima Lady Mercedes, originaria del planeta Venus, fue la diosa de la legión amatista en la Atlántida. En la época de 1218 se le apareció a San Pedro Nolasco y simultáneamente pero por separado a San Raimundo de Peñafort, inspirador de la fundación de órdenes religiosas orientadas a lograr la liberación de los esclavos.

Anterior a Lady Mercedes fue director el amantísimo Saint Germain, quien es originario del planeta Urano. Actualmente es el ascendido avatar de la era de acuario. El amantísimo Saint Germain ha estado trabajando por la libertad de este planeta. Fue conocido como el profeta Samuel, posteriormente como José el padre de Jesús, esposo de María; más adelante se le conoció como Saint Alban primer Mártir ingles, muerto en el año 303, fue igualmente Proclus el Neoplatonista; luego Roger Bacon el monje medico; fue igualmente conocido como Christian Rosenkreustz y fundador de la orden Rosacruz; posteriormente reapareció como Juan Hunyaid libertador de Hungría y luego como Francis Bacon gran filósofo y escritor inglés; luego reapareció como el príncipe racokzi, hijo del último soberano de Transilvania. A comienzos del siglo veinte reapareció como el conde de Saint Germain.



LOS AMADOS MAESTROS, como también todos los seres humanos, tenemos un complemento o alma gemela, ya que todo en la creación del padre requiere un polo positivo y un negativo; de los principios masculino y femenino. Esto se entenderá más fácilmente cuando se hable sobre los orígenes del espíritu. Los complementos o almas gemelas de estos amantísimos eres, son, entre los más conocidos:

Sirio – su complemento (se encuentra encarnada)

Morya – su complemento Lady Myriam

Lady Soo She – su complemento Fuw Tung

Confucio – su complemento Rinick

Koot Hoomi – su complemento (se encuentra encarnada)

Lanto – su complemento (se encuentra encarnada)

Lady Rowena – Su complemento Víctor

Pablo el Veneciano – su complemento (se encuentra encarnada)

Rosniek – su complemento Rosmira

Serapis Bey – su complemento Sarigna

Hilarión – su complemento (se encuentra encarnada)

Mesmer – su complemento (se encuentra encarnada)

Juan el Amado – su complemento (se encuentra encarnada)

Jesús El Cristo – su complemento Yana Bel

Lady Nada – su complemento Jetsiran

Lady Mercedes – su complemento (se encuentra encarnado)

Saint Germain – Es andrógino como todos los seres de Urano, es decir: no decidieron dividirse en dos como almas gemelas, sino que los polos masculino y femenino son uno solo dentro de sí mismo.

En cada uno de estos siete rayos existe también su respectivo Arcángel y su complemento, como también su Elohim y su respectivo complemento.



ARCÁNGELES

Rayo azul Miguel – su complemento Fe

Rayo dorado Jofiel – su complemento Cristina

Rayo rosa Chamuel – su complemento Caridad

Rayo blanco Gabriel – su complemento Esperanza

Rayo verde Rafael – su complemento Madre María

Rayo oro rubí Uriel – su complemento Aurora

Rayo violeta Zadkiel – su complemento Amatista



ELOHIMS

Rayo azul Hércules- su complemento Amazonas

Rayo dorado Casiopea – su complemento Minerva

Rayo rosa orión – su complemento Angélica

Rayo blanco Claridad – su complemento Astrea

Rayo verde Vista (Ciclópea) – su complemento Cristal

Rayo oro rubí Tranquilino- su complemento Pacífica

Rayo violeta Ortero – su complemento Victoria

Los seres humanos pertenecemos a uno de estos siete rayos que se manifiestan de acuerdo al grado evolutivo, al trabajo amoroso de cada uno, como virtudes o defectos.



Veamos algunos ejemplos:

En los seres pertenecientes al rayo azul, se puede manifestar en los evolucionados como poder, fuerza de voluntad, decisión y protección, ya que estas son las características de este rayo. En los menos evolucionados se manifiesta como voluntariedad, agresividad y deseo de dominación.

En los seres más evolucionados del rayo dorado, cuyas características son entre otras: la iluminación, el amor y la paz, se manifiesta como sabiduría, fuerza mental e intuición; en los menos evolucionados se manifiesta como orgullo intelectual y acumulamiento de conocimientos.

En los seres del rayo Rosa se manifiestan los más evolucionados como expresiones de amor divino y la tolerancia; en los menos emocionados encontramos el amor carnal y el libertinaje; las características de este rayo son amor divino y la adoración.

En los del rayo blanco, cuyas características son principalmente la pureza, la resurrección y la Ascensión, encontramos en los más evolucionados las bellas artes y la música y entre los menos evolucionados, encontramos los bohemios.

Los seres del rayo verde, cuyas características son entre otros la verdad, la curación, la consagración y la concentración. Encontramos entre los seres más evolucionados a los curadores del alma y del cuerpo, a los buscadores de las ciencias; en los menos evolucionados encontramos a los llamados “ateos”.

En los seres del rayo oro-rubí, el cual expresa la paz, la gracia, el discernimiento, la provisión y el ministerio. Tenemos entre los más evolucionados a los seres pacientes, serenos y los seguidores de la vida devocional, entre los menos evolucionados hallamos los fanáticos y los esnobistas.

En los seres pertenecientes al rayo violeta, el cual expresa la misericordia, la compasión, la transmutación y la liberación. Tenemos que en los más evolucionados se manifiesta la cultura y la prudencia; en los menos evolucionados, encontramos la vanidad, la mojigatería y la hipocresía.

Esas energías divinas son los verdaderos dones del padre celestial, y emanan sin distingo de ninguna clase para el uso y provecho de todo hijo del creador, en cada uno de nosotros está el valernos de ellos para lograr avanzar o el desaprovecharlas dejando pasar esta dádiva divina, que al igual que el sol sale para todos, buenos y malos, ricos y pobres, para todo ser, sin limitación alguna.

Podemos, si así lo queremos, recibir todos los días esas divinas energías, dedicando unos minutos al levantarnos para realizar los ejercicios físicos de activación de chakras y luego invocando la divina presencia en cada uno de nosotros, colocándonos con la vista al oriente para realizar la toma de energía, ya sea de luz blanca o del respectivo día, una que requiramos en un momento dado. Por ejemplo, si necesitamos saber algo para resolver un problema, pedimos la luz dorada de la iluminación; si es un problema de salud la luz verde; si es de dinero o provisión la luz oro-rubí; si es la limpieza de nuestras culpas o mejor dicho del mal manejo y la mala utilización de la energía divina traemos la luz violeta y así sucesivamente, tal y como nos lo dicte a través de la intuición o sensación, nuestro propio maestro interno, es decir nuestra propia conciencia la cual es la vos de Dios para cada uno de sus amados hijos. Igualmente podemos invocar la luz blanca para ascender y elevar todo aquello menor que la perfección en nosotros, en nuestros hogares, nuestros negocios y en todo lo que deseemos, pero siempre utilizándolas para el bien, ya que de su uso consciente o inconsciente daremos cuenta algún día.

En todos estos casos, antes de trabajar con alguna de ellas, debemos invocar la luz violeta visualizándola como una llama de dicho color, la cual consume y disuelve todo aquello que es causa de la limitación que estamos manifestando; luego la elevamos mentalmente hacia la primera causa, es decir hacia Dios en cada uno de nosotros, para que aquellas energías sean liberadas y trasmutadas en pureza y perfección.
http://www.shurya.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...