sábado, 23 de enero de 2016

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 10
"MIS PENSAMIENTOS NO SIGNIFICAN NADA."
Esta idea es aplicable a todos los pensamientos de los que eres -o te vuelves- consciente durante las sesiones de práctica. La razón de que se pueda aplicar a todos ellos es que no son tus pensamientos reales. Hemos hecho esta distinción con anterioridad, y la volveremos a hacer de nuevo. Todavía no tienes base de comparación. Cuando la tengas, no te cabrá la menor duda de que lo que una vez creíste eran tus pensamientos en realidad no significaban nada.
Esta es la segunda vez que usamos este tipo de idea. Sólo la forma es ligeramente distinta. Esta vez la idea se introduce con "Mis pensamientos" en lugar de "Estos pensamientos". y no se establece expresamente ningún vínculo con las cosas que se encuentran a tu alrededor. Lo que enfatizamos ahora es la falta de realidad de lo que piensas que piensas.
Este aspecto del proceso de corrección comenzó con la idea de que los pensamientos de que eres consciente no significan nada y de que se encuentran afuera en vez de adentro; luego se subrayó el hecho de que son del pasado y no del presente. En lo que ahora estamos haciendo hincapié es en el hecho de que la presencia de esos "pensamientos" significa que no estás pensando en absoluto. Esto no es más que otra forma de repetir nuestra afirmación previa de que tu mente está realmente en blanco. Reconocer esto es lo mismo que reconocer la nada cuando piensas que la ves. Como tal, es el requisito previo para la visión.
Cierra los ojos durante estos ejercicios, e inícialos repitiendo para tus adentros la idea de hoy muy lentamente. Luego añade:
Esta idea me ayudará a liberarme de todo lo que ahora creo.Estos ejercicios consisten, al igual que los anteriores, en escudriñar tu mente en busca de todos los pensamientos que puedas encontrar, sin seleccionarlos ni juzgarlos. Trata de evitar cualquier tipo de clasificación. De hecho, si te resulta útil, puedes imaginarte que estás viendo pasar una procesión compuesta de un extraño repertorio de pensamientos que tienen muy poco o ningún significado personal para ti. A medida que cada uno de ellos cruce tu mente, di:
Mi pensamiento acerca de _____ no significa nada.
Mi pensamiento acerca de _____ no significa nada.
La idea de hoy puede servir, obviamente, para cualquier pensamiento que te perturbe en cualquier momento. Se recomiendan además cinco sesiones de práctica, en las cuales debes escudriñar tu mente durante no más de un minuto aproximadamente. No es recomendable alargar ese período de tiempo, y en caso de que se experimente incomodidad el mismo debería reducirse a medio minuto o menos. Acuérdate, no obstante, de repetir la idea muy despacio antes de aplicarla concretamente, así como de añadir:
Esta idea me ayudará a liberarme de todo lo que ahora creo.
Angel Pastor.
Imagenes Angeles Rivera.

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 9

"NO VEO NADA TAL COMO ES AHORA:"
Esta idea es, obviamente, la consecuencia lógica de las dos anteriores. Pero si bien es posible que la puedas aceptar intelectualmente, es muy probable que todavía no signifique nada para ti. De todas formas, el entendimiento no es necesario a estas alturas. De hecho, reconocer que no entiendes es un requisito previo para erradicar tus falsas ideas. Estos ejercicios tienen que ver con la práctica, no con el entendimiento. No necesitas practicar lo que ya entiendes. Sería bastante redundante, por cierto, tener como meta el entendimiento y al mismo tiempo asumir que ya lo has alcanzado.
A la mente no entrenada le resulta difícil creer que lo que aparentemente contempla realmente no está ahí. Esta idea puede producir gran inquietud, y toparse con gran resistencia, la cual puede manifestarse de muchas maneras. No obstante, eso no excluye el que la apliques. Esto es lo único que se requiere para estos ejercicios o para cualesquiera otros. Cada pequeño paso despejará la oscuridad un poco más, y el entendimiento finalmente llegará para iluminar cada rincón de la mente que haya sido despejada de los escombros que la enturbiaban.
Estos ejercicios, para los que tres o cuatro sesiones de práctica son suficientes, consisten en que mires a tu alrededor y apliques la idea de hoy a cualquier cosa que veas, sin olvidarte de la necesidad de aplicarla imparcialmente, y la regla esencial de no excluir nada. Por ejemplo:
No veo esta máquina de escribir tal como es ahora.
No veo este teléfono tal como es ahora.
No veo este brazo tal como es ahora.
Empieza con aquellas cosas que estén más cerca de ti, y luego extiende tu campo visual:
No veo ese perchero tal como es ahora.
No veo esa puerta tal como es ahora.
No veo esa cara tal como es ahora.
Hay que subrayar nuevamente, que, si bien no debes intentar incluirlo todo, tampoco debes excluir nada en particular. Asegúrate de ser honesto contigo mismo al hacer esta distinción. Es posible que te sientas tentado de enmascararla. 
Angel Pastor
Imagenes Angeles Rivera

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 8

"MI MENTE ESTÁ ABSORBIDA CON PENSAMIENTOS DEL PASADO."
Esta idea es, obviamente, la razón de que veas únicamente el pasado. En realidad nadie ve nada. Lo único que ve son sus propios pensamientos proyectados afuera. El hecho de que la mente esté absorbida con el pasado es la causa del concepto erróneo acerca del tiempo de que adolece tu visión. Tu mente no puede captar el presente, que es el único tiempo que hay. Por consiguiente, no puede entender el tiempo, y, de hecho, no puede entender nada.
El único pensamiento completamente verdadero que se puede tener acerca del pasado es que no está aquí. Pensar acerca del pasado, por lo tanto, es pensar en ilusiones. Muy pocos se han dado cuenta de lo que realmente supone visualizar el pasado o prever el futuro. De hecho, la mente está en blanco al hacer eso, ya que en realidad no está pensando en nada.
El propósito de los ejercicios de hoy es comenzar a entrenar a tu mente a reconocer cuando no está realmente pensando en absoluto. Mientras tu mente siga absorbida con ideas sin contenido, la verdad permanecerá bloqueada. Reconocer que tu mente ha estado simplemente en blanco, en vez de seguir creyendo que está llena de ideas reales, es el primer paso en el proceso de allanar el camino a la visión.
Los ejercicios de hoy deben hacerse con los ojos cerrados. Ello es así porque en realidad no puedes ver nada, y es más fácil reconocer que por muy vívidamente que puedas visualizar un pensamiento, no estás viendo nada. Con el mayor desapego que puedas, escudriña tu mente durante el habitual minuto más o menos, notando simplemente los pensamientos que allí encuentres. Nombra cada uno por la figura central que contenga, y luego pasa al siguiente. Da inicio a la sesión de práctica diciendo:
Parece que estoy pensando en _____
Luego describe detalladamente cada uno de tus pensamientos. Por ejemplo:
Parece que estoy pensando en [nombre de la persona], en [nombre del objeto], en [nombre de la emoción],
y así sucesivamente, concluyendo al final del período de búsqueda mental con:
Pero mi mente está absorbida con pensamientos del pasado.
Esto puede hacerse cuatro o cinco veces en el transcurso del día, a menos que te resulte irritante. Si te resulta difícil, tres o cuatro veces es suficiente. Tal vez te ayude, no obstante, incluir la irritación, o cualquier emoción que la idea de hoy pueda susci­tar, en la búsqueda mental en sí.
Angel Pastor
Imagenes de Angeles Rivera.

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 7
"SÓLO VEO EL PASADO."
Esta idea resulta muy difícil de creer al principio. Sin embargo, es la razón fundamental de todas las anteriores.
Es la razón por la que nada de lo que ves significa nada.
Es la razón por la que le has dado a todo lo que ves todo el significado que tiene para ti.
Es la razón por la que no entiendes nada de lo que ves.
Es la razón por la que tus pensamientos no significan nada y por lo que son como las cosas que ves.
Es la razón por la que nunca estás disgustado por la razón que crees.
Es la razón por la que estás disgustado porque ves algo que no está ahí.
Cambiar las viejas ideas que se tienen acerca del tiempo es muy difícil porque todo lo que crees está arraigado en el tiempo, y depende de que no aprendas estas nuevas ideas acerca de él. Sin embargo, ésa es precisamente la razón por la que necesitas nuevas ideas acerca del tiempo. Esta primera idea acerca del tiempo no es realmente tan extraña como pueda parecer en un principio.
Observa una taza, por ejemplo. ¿Estás realmente viendo la taza, o simplemente revisando tus experiencias previas de haber levantado una taza, de haber tenido sed, de haber bebido de ella, de haber sentido su borde rozar tus labios, de haber desayunado, y así sucesivamente? ¿Y no están acaso tus reacciones estéticas con respecto a la taza basadas asimismo en experiencias pasadas? ¿De qué otra manera sino sabrías que esa clase de taza se rompe si la dejas caer? ¿Qué sabes acerca de esa taza sino lo que aprendiste en el pasado? No tendrías idea de lo que es si no fuera por ese aprendizaje previo. ¿Estás, entonces, viéndola realmente?
Mira a tu alrededor. Esto se aplica igualmente a cualquier cosa que veas. Reconoce esto al aplicar la idea de hoy indistintamente a cualquier cosa que te llame la atención. Por ejemplo:
Sólo ve el pasado en este lápiz. Sólo veo el pasado en este zapato. Sólo veo el pasado en esta mano.
Sólo veo el pasado en ese cuerpo. Sólo veo el pasado en esa cara.
No te detengas en ninguna cosa en particular, pero recuerda no omitir nada específicamente. Mira brevemente cada objeto, y luego pasa al siguiente. Tres o cuatro sesiones de práctica, cada una de un minuto más o menos de duración, bastarán. 
Angel Pastor.
Imagenes de Angeles Rivera.
  

Un Curso de Milagros



LECCIÓN 6
"ESTOY DISGUSTADO PORQUE VEO ALGO QUE NO ESTÁ AHÍ."
Los ejercicios que se han de llevar acabo con esta idea son muy similares a los anteriores. Es necesario, una vez más, que para cualquier aplicación de la idea de hoy nombres muy concreta­mente la forma de disgusto de que se trate (ira, miedo, preocupación, depresión, etc.), así como lo que percibes como su causa. Por ejemplo:
Estoy enfadado con ______ porque veo algo que no está ahí.
Estoy preocupado acerca de _____ porque veo algo que no está ahí.
Conviene aplicar la idea de hoy a cualquier cosa que parezca disgustarte, y puede usarse provechosamente durante el transcurso del día con ese propósito. No obstante, las tres o cuatro sesiones de práctica que hoy se requieren deben ir precedidas, como en días pasados, por un minuto más o menos de búsqueda mental, seguido de una aplicación de la idea a cada pensamiento de disgusto descubierto en dicha búsqueda.
Una vez más, si te resistes a aplicar la idea a algunos de los pensamientos que te causan disgusto más que a otros, recuerda las dos advertencias mencionadas en la lección anterior:
No hay disgustos pequeños. Todos perturban mi paz mental por igual.
Y:No puedo conservar esta forma de disgusto y al mismo tiempo desprenderme de las demás. Para los efectos de estos ejercicios, pues, las consideraré a todas como si fuesen iguales. 
Angel Pastor
Imagenes Angeles Rivera.
  

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 5
"NUNCA ESTOY DISGUSTADO POR LA RAZÓN QUE CREO."
Esta idea, al igual que la anterior, puede aplicarse a cualquier persona, situación o acontecimiento que creas que te está causando dolor.
Aplícala específicamente a lo que, según tú, es la causa de tu disgusto, y usa, para describir el sentimiento, el término que te parezca más preciso.
El disgusto puede manifestarse en forma de miedo, preocupación, depresión, ansiedad, ira, odio, celos o un sinnúmero de otras formas, y cada una de ellas se percibirá como algo diferente.
Mas no es cierto que sean diferentes.
Sin embargo, hasta que aprendas que la forma no importa, cada una de ellas constituirá materia apropiada para los ejercicios de hoy.
Aplicar la misma idea a cada una de ellas por separado es el primer paso que te lleva a reconocer finalmente que todas ellas son lo mismo.
Al aplicar la idea de hoy a lo que percibas como la causa específica de cualquier forma de disgusto, usa el nombre del disgusto de que se trate, así como la causa que le atribuyes.
Por ejemplo:
No estoy enfadado con ______ por la razón que creo.
No tengo miedo de _____ por la razón que creo.
Pero una vez más, esto no debe sustituir a las sesiones de práctica en las que primero examinas tu mente en busca de lo que crees son las "causas" del disgusto, y las formas de disgusto que, según tú, resultan de ellas.
En estos ejercicios, incluso más que en los anteriores, es posible que te resulte más difícil ser imparcial y evitar concederles más importancia a unos temas que a otros.
Tal vez te resulte útil encabezar los ejercicios con la siguiente afirmación:
No hay disgustos pequeños.
Todos perturban mi paz mental por igual.
Luego busca en tu mente cualquier cosa que te esté afligiendo, independientemente de si te está afligiendo poco o mucho.
Es posible también que te sientas menos dispuesto a aplicar la idea de hoy a algunas de las causas de los disgustos que percibes que a otras.
De ocurrir eso, piensa en primer lugar en lo siguiente:
No puedo conservar esta forma de disgusto y al mismo tiempo desprenderme de las demás.
Para los efectos de estos ejercicios, pues, las consideraré a todas como si fuesen iguales.
Escudriña luego tu mente durante un minuto más o menos y trata de identificar las diferentes formas de disgustos que te estén perturbando, haciendo caso omiso de la relativa importancia que tal vez les atribuyas.
Aplica la idea de hoy a cada una de ellas, usando el nombre de la causa del disgusto tal como la percibas, y el del sentimiento tal como lo experimentes.
Los siguientes son ejemplos adicionales:
No estoy preocupado acerca de _____ por la razón que creo.
No estoy deprimido acerca de _____ por la razón que creo.
Tres o cuatro veces al día será suficiente. 
Angel Pastor
Imagenes Angeles Rivera.
  

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 4
"ESTOS PENSAMIENTOS NO SIGNIFICAN NADA. SON COMO LAS COSAS QUE VEO EN ESTA HABITACIÓN (EN ESTA CALLE, DESDE ESTA VENTANA, EN ESTE LUGAR)."
Estos ejercicios, a diferencia de los anteriores, no comienzan con la idea de hoy. Da comienzo a estas sesiones de práctica observando los pensamientos que crucen tu mente durante un minuto más o menos. Luego aplícales la idea. Si ya eres cons­ciente de pensamientos que no te hacen feliz, úsalos como sujetos para la idea. No selecciones, no obstante, sólo los pensamientos que a tu parecer son "malos”. Si te acostumbras a observar tus pensamientos, descubrirás que éstos representan una mezcla tal, que, en cierto sentido, a ninguno de ellos puede calificársele de "bueno" o de "malo". Por eso es por lo que no significan nada.
Al seleccionar los sujetos para la aplicación de la idea de hoy, se requiere la acostumbrada especificidad. 2No temas usar pensa­mientos "buenos" ni "malos". Ninguno de ellos constituye tus pensamientos reales, los cuales se encuentran ocultos tras ellos. Los "buenos" no son sino sombras de lo que está más allá, y las sombras dificultan la visión. Los "malos" son obstáculos para la visión, y, por lo tanto, te impiden ver. 6No te interesan ni unos ni otros.
Éste es un ejercicio importante, y se repetirá de vez en cuando de forma ligeramente distinta. Nuestra meta es entrenarte en los primeros pasos hacia el objetivo de poder separar lo que no tiene significado de lo que sí lo tiene. Representa el primer esfuerzo en el objetivo a largo plazo de aprender a ver que lo que carece de significado se encuentra fuera de ti, y lo significativo dentro. Es también el comienzo del entrenamiento que le permitirá a tu mente distinguir entre lo que es lo mismo y lo que es diferente.
Al usar tus pensamientos como sujetos para la aplicación de la idea de hoy, identifica cada uno de ellos por la figura o aconteci­miento central que contenga. Por ejemplo:
Este pensamiento acerca de _______ no significa nada. 3Es como las cosas que veo en esta habitación, (en esta calle, etc.].
Puedes aplicar la idea asimismo a cualquier pensamiento en particular que reconozcas que es perjudicial. Esta práctica es útil, pero no sustituye al procedimiento de selección más al azar que debe seguirse al llevar a cabo los ejercicios. En cualquier caso, no examines tu mente por más de un minuto. Aún no tie­nes suficiente experiencia como para poder evitar la tendencia a preocuparte innecesariamente.
Además, puesto que estos ejercicios son los primeros de su índole, tal vez te resulte especialmente difícil suspender todo jui­cio en conexión, con tus pensamientos. No repitas los ejercicios más de tres o cuatro veces al día. Volveremos a ellos más ade­lante. 
Angel Pastor.
Imagenes Angeles Rivera.
  

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 3
"NO ENTIENDO NADA DE LO QUE VEO ES ESTA HABITACIÓN (EN ESTA CALLE; DESDE ESTA VENTANA, EN ESTE LUGAR)."
1. Aplica esta idea de la misma manera que las anteriores, sin hacer distinciones de ninguna clase.
2 Cualquier cosa que veas se convierte en el objeto adecuado para la aplicación de la idea.
3 Asegúrate de no cuestionar si es adecuado o no aplicarle la idea a algo.
4 En estos ejercicios no se trata de juzgar.
5 Cualquier cosa es adecuada si la ves.
6 Tal vez algunas de las cosas que veas tengan una carga emocional para ti.
7 Trata de dejar a un lado esos sentimientos, y simplemente aplícales la idea tal como se la aplicarías a cualquier otra cosa.
El objetivo de los ejercicios es ayudarte a despejar la mente de todas las asociaciones del pasado, para que puedas ver las cosas exactamente tal como se presentan ante ti ahora y también para que te des cuenta de lo poco que realmente entiendes acerca de ellas.
Es esencial, por lo tanto, que tu mente se mantenga perfectamente receptiva y libre de juicios al seleccionar las cosas a las cuales vas a aplicar la idea del día.
A tal efecto, una cosa es como cualquier otra: igualmente adecuada y, por lo tanto, igualmente útil. 
Angel Pastor
  

Un Curso de Milagros


LECCIÓN 2
"LE HE DADO A TODO LO QUE VEO EN ESTA HABITACIÓN ( EN ESTA CALLE, DESDE ESTA VENTANA, EN ESTE LUGAR) TODO EL SIGNIFICADO QUE TIENE PARA MI."
Los ejercicios que se deben llevar a cabo con esta idea son iguales a los de la primera lección. Comienza con las cosas que estén cerca de ti, y aplica la idea a cualquier cosa en la que tu mirada se pose. Extiende luego tu campo visual. Gira la cabeza de modo que puedas incluir lo que se encuentre a ambos lados de ti. Si es posible, da la vuelta y aplica la idea a lo que se encuentre detrás de ti. Sé tan imparcial como puedas al seleccionar los objetos a los que vas a aplicar la idea; no te concentres en nada en particular, ni trates de incluir todo lo que veas en una zona determinada, ya que eso causaría tensión.
Echa simplemente una rápida mirada a tu alrededor, tratando de evitar la selección de objetos en función de su tamaño, brillantez, color o material, o de la relativa importancia que tengan para ti. El simple hecho de ver un objeto lo convierte en tu selección. Trata de aplicar la idea con la misma facilidad a un cuerpo que a un botón, a una mosca que a un piso, a un brazo que a una manzana. El único criterio a seguir para aplicar la idea a algo es simplemente que tus ojos se hayan posado sobre ello. No trates de incluir nada en particular, pero asegúrate de no excluir nada deliberadamente. 
Angel Pastor
Imagenes Angles Rivera.

Un Curso de Milagros


INTRODUCCIÓN
Para que los ejercicios de este libro de ejercicios tengan sentido para ti, es necesario, como marco de referencia, disponer de una base teórica como la que provee el texto. Es la práctica de los ejercicios, no obstante, lo que te permitirá alcanzar el objetivo del curso. Una mente sin entrenar no puede lograr nada. El propósito de este libro de ejercicios es entrenar a tu mente a pensar según las líneas expuestas en el texto.
Los ejercicios son muy sencillos. No requieren mucho tiempo, y no importa dónde se hagan. No requieren ninguna preparación. El período de entrenamiento dura un año. Las lecciones van numeradas de la 1 a la 365. No intentes hacer más de una serie de ejercicios por día.
El libro de ejercicios está dividido en dos secciones principales. La primera está dedicada a anular la manera en que ahora ves, y la segunda, a adquirir una percepción verdadera. A excepción de las sesiones de repaso, los ejercicios diarios están planeados en torno a una idea central que se enuncia primero. A ésta le sigue una descripción de los procedimientos concretos mediante los cuales debe aplicarse la idea del día.
El propósito del libro de ejercicios es entrenar a tu mente de forma sistemática a tener una percepción diferente de todas las cosas y de todo el mundo. Los ejercicios están diseñados para ayudarte a generalizar las lecciones, de manera que puedas comprender que cada una de ellas se aplica por igual a todo el mundo y a todo lo que ves.
La transferencia del entrenamiento para adquirir una percepción verdadera no procede del mismo modo que la transferencia del entrenamiento del mundo. Si se ha logrado una percepción verdadera en conexión con una persona, situación o acontecimiento, la transferencia total a todo el mundo y a todas las cosas es inevitable. Por otra parte, una sola cosa que se excluya de la percepción verdadera imposibilita sus logros en cualquier otra parte.
Así pues, las únicas reglas generales a observarse en todas las lecciones son: Primera, los ejercicios deben practicarse con gran precisión, tal como se indique. Esto te ayudará a generalizar las ideas en cuestión a toda situación en la que te encuentres, así como a todas las cosas y personas en ella. Segunda, asegúrate de no decidir por tu cuenta que hay ciertas personas, situaciones o cosas a las cuales no se les puede aplicar estas ideas. Eso interferiría en la transferencia del entrenamiento. La naturaleza misma de la percepción verdadera es que no tiene límites. Es lo opuesto a la manera en que ves las cosas ahora.
El objetivo general de los ejercicios es incrementar tu capacidad de ampliar las ideas que estarás practicando de modo que lo incluyan todo. Esto no requiere esfuerzo alguno de tu parte. Los ejercicios mismos reúnen en sí las condiciones necesarias para ese tipo de transferencia.
Algunas de las ideas que el libro de ejercicios presenta te resultarán difíciles de creer, mientras que otras tal vez te parezcan muy sorprendentes. Nada de eso importa. Se te pide simplemente que las apliques tal como se te indique. No se te pide que las juzgues. Se te pide únicamente que las uses. Es usándolas como cobrarán sentido para ti, y lo que te demostrará que son verdad.
Recuerda solamente esto: no tienes que creer en las ideas, no tienes que aceptarlas y ni siquiera tienes que recibirlas con agrado. Puede que hasta te opongas vehementemente a algunas de ellas. Nada de eso importa, ni disminuye su eficacia. Pero no hagas excepciones al aplicar las ideas expuestas en el libro de ejercicios. Sean cuales sean tus reacciones hacia ellas, úsalas. No se requiere nada más.
LECCIÓN 1
Nada de lo que veo en esta habitación ((en esta calle, desde esta ventana, en este lugar) significa nada.
1. Mira ahora lentamente. a tu alrededor, y aplica esta idea de manera muy concreta a todo lo que veas:
2 Esa mesa no significa nada.
3Esa silla no significa nada.
4Esta mano no significa nada.
5Este pie no significa nada.
6Esta pluma no significa nada.
Luego mira más allá de lo que se encuentra inmediatamente alrededor tuyo, y aplica la idea dentro de un campo más amplio:
Esa puerta no significa nada.
Ese cuerpo no significa nada.
Esa lámpara no significa nada.
Ese letrero no significa nada.
Esa sombra no significa nada.
Observa que estas expresiones no siguen ningún orden determinado, ni hacen distinción entre la clase de cosas a las que se aplican. Ése es el propósito del ejercicio. La afirmación debe aplicarse sencillamente a cualquier cosa que veas. Al practicar con la idea del día, hazlo con total imparcialidad. No trates de aplicarla a todo lo que se encuentre dentro de tu campo visual, pues estos ejercicios no deben convertirse en un ritual. Asegúrate solamente de no excluir nada en particular. Desde el punto de vista de la aplicación de la idea, una cosa es igual que cualquier otra.
Las tres primeras lecciones no deben hacerse más de dos veces al día, preferiblemente una vez por la mañana y otra por la noche. No deben pasar de un minuto más o menos, a no ser que eso cause una sensación de premura. Una cómoda sensación de reposo es esencial. 
Angel Pastor.
Imagenes Angeles Rivera.

Un Curso de Milagros de Angel Pastor.


INTRODUCCIÓN: 
"Un curso de milagros es una comunicación directa de Dios a través de Jesucristo
indicando que la condición aparente entre Dios y el hombre es una falsa separación
y la manera en que esta aparente brecha es y fue reparada.
El único propósito de Un curso de milagros es la iluminación
a través de la transformación de tu mente."
Éste es un curso de milagros. Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado.
Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.
Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:
Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios
El propósito del libro de ejercicios es entrenar a tu mente de forma sistemática a tener una percepción diferente de todas las cosas y de todo el mundo. Los ejercicios están diseñados para ayudarte a generalizar las lecciones, de manera que puedas comprender que cada una de ellas se aplica por igual a todo el mundo y a todo lo que ves.
La transferencia del entrenamiento para adquirir una percepción verdadera no procede del mismo modo que la transferencia del entrenamiento del mundo. Si se ha logrado una percepción verdadera en conexión con una persona, situación o acontecimiento, la transferencia total a todo el mundo y a todas las cosas es inevitable. Por otra parte, una sola cosa que se excluya de la percepción verdadera imposibilita sus logros en cualquier otra parte.
La naturaleza misma de la percepción verdadera es que no tiene límites.
Es lo opuesto a la manera en que ves las cosas ahora.
Angel Pastor
Imagenes de Angeles Rivera.

La Proyección Astral

Denominación de proyección astral o desdoblamiento astral, es una experiencia espiritual, para los científicos o personas no creyentes es un síntoma donde la persona tiene una experiencia paranormal o experiencia de algún tipo de percepción extrasensorial, cuando se produce la proyección astral se produce una separación o “desdoblamiento” de lo que llaman el “cuerpo astral” (o sutil) que se separa del cuerpo físico, esta separación no es nunca definitivamente y completa ya que los dos cuerpo se quedan unido por un cordón energético muy sutil llamado cordón de plata, el cual se estira tanto como el infinito, este cordón es el que nos une a la vida, no hay que preocuparse por que se pueda romper, ya que el ángel de la muerte es el único que tiene la energía suficiente para cortarlo.
Este tipo de experiencias se puede alcanzan bien por un procedimiento de preparación para tal evento, otra personas lo consigue por una fuerte sugestión, mediante la practica yódica y meditación profunda o el uso de psicotrópicos esto último no es aconsejable. La diferentes anécdotas de las personas que afirman haber tenido experiencias de ese tipo, comentan de haber sido desplazado a un cuerpo astral (o “doble”), que se movería al unísono en un mundo paralelo conocido como plano astral, estando en ese momento el cuerpo físico en estando de reposo.
La proyección astral es por decirlo de alguna manera, un fenómeno natural del ser humano y ha existido desde siempre.
Los sueños o experiencias oníricas son realmente experiencias astrales, la diferencia de sueños y experiencia astral están, en que, el sueño nos movemos bajo la influencia de nuestra fantasía y ordenes del mundo de nuestros Egos con lo cual no tenemos la suficiente fuerza de dónde ir, que hacer y qué deseo ver.
Una verdadera experiencia astral consiste en ser dueño del momento en que se vive, fuera de la influencia de nuestros Egos, con lo cual se transforma en un viaje real fuera del cuerpo, pudiendo desplazarte en el plano físico, astral, mental, hasta 9 Planos sin contar los súplanos del inframundo que son muchísimos.
El fenómeno de proyección astral, los síntomas, como conseguirlo, técnicas, etc, está muy difundido a lo largo y ancho de nuestro mundo, entre todas esa información existe verdadera basura e hipocresía para el que busca de verdad se maree, se canse y al final no consiga nada.
Bajo mi propia opinión confieso que son pocos los maestro que se prestan ayudar y orientar a los futuros discípulos o alumnos que buscar la verdad, entre ellos os dejo los nombre de algunos maestros que han dejado para esta humanidad una verdadera joya literaria de lo paranormal y viaje astral, también os tengo que avisar que casi toda las buena obras con el paso del tiempo ha sido adulterada a propósito, con lo cual se debería de tener un poco de descernimiento para poder diferenciar lo verdadero de lo falso.
Fuente: Lo que me gusta
http://universo-espiritual.ning.com/
http://rincondehadasyduendesydemselementales.blogspot.com.es/

Energías Que Se Moverán el 23 de Enero de 2016



Para hoy tenemos una determinado las energías “La Hechicera Azul” pertenece a la realeza de la Corte de Invierno. Es conocida en gaélico como “Cailleach Bhrur” que significa “Velada” que es el termino para referirnos a las brujas o hechiceras.
Existen una gran variedad de Hechiceras Azules y cuando aparece dominando las energías del día indica que los ciclos se cierran, que situaciones quedan finiquitadas. Es así como deducimos que la energía predominante para hoy es la de cierre o final.
Pero estos finales indican que son consecuencia de cambios necesarios antes de que comience otro ciclo. Este tipo de energías no duran un día puesto que generan efectos secundarios tales como intensidad y profundidad en las emociones que nos puede conducir a tomar malas decisiones.

Energías Que Se Moverán el 22 de Enero de 2016

Hoy aparece con mucha fuerza Gruagach, que significa “La de Cabellos Largos”
Este elemental nos hace referencia al apego de las cosas materiales, sobretodo a aquellas que tienen que ver con casas o el hogar.
Gruagach es lo que se conoce como el “Fantasma de la Casa”.
Cuando este elemental aparece dominando las energías del día, nos advierte que se están estableciendo cimientos firmes en algún sentido, que hay que prestarle atención especial al negocio o patrimonio familiar, como también puede significar ponerte en contacto con tus ancestros puesto que algo importante tienen para ti.
Aunque Gruagach tiene que ver con la herencia o legado familiar, también explica que somos lo que somos gracias a nuestros antepasados, no solamente desde el aspecto físico debido a nuestro ADN, sino que fueron ellos los que moldearon a través de su educación, costumbres, religión y muchas cosas más lo que hoy somos.
Tómate unos minutos del día para dedicarle una oración, unas palabras o un pensamiento a tus antepasados, pero no desde la tristeza, sino desde el agradecimiento por todo lo que te han regalado.
“Las tradiciones que se implantan en una cultura son el reflejo de los valores que imperan en la familia”
Fuente:http://wiccareencarnada.net/
http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...