lunes, 19 de septiembre de 2016

ÁNGELES –CLASES 41 y 42 (Mensajera Alexiis)


CLASE 41 EL DOLOR Y SUFRIMIENTO


"No crecerás si te quedas sentado en un hermoso jardín florido y alguien te traer comidas exquisitas en bandeja de plata. Pero crecerás si te enfermas, si sientes dolor, si experimentas pérdidas y no entierras la cabeza en la arena sino que recibes el dolor y aprendes a aceptarlo, no como una condena o un castigo más como un don que te es dado con un propósito muy específico". Elisabeth Kübler-Ross

Muchos que se interesan por estas enseñanzas de los Ángeles lo hacen quizás por interés en aumentar la felicidad. No cabe dudas de que se trata de un motivo noble, ya que la felicidad se magnifica a sí misma, y se expande hacia el exterior y beneficia a muchos. Pero habrá otros que estarán atravesando por una etapa de dolor y sufrimiento y que necesitan un atajo para evitarlo. Es posible que en lo profundo de la mente uno crea que los Ángeles pueden proporcionar ese atajo.

Debemos aprender que no hay atajos en la vida, un camino es un camino. Si tomamos un atajo para evitar el dolor, el sufrimiento o el esfuerzo, por lo general terminamos haciendo más trabajo y sufriendo mucho más que si hubiéramos quedado en el camino experimentando el sufrimiento que estábamos intentando evitar.

En ocasiones, cuando posponemos el sufrimiento y reprimimos los sentimientos que nos provocan dolor, y pensamos que estamos tomando un atajo, hay otros que se ven afectados por nuestra decisión.

Lamentablemente, no existen atajos reales en la senda espiritual. Los Ángeles no nos brindan atajos, pero pueden ayudarnos a enfrentar la verdad de las situaciones, y a aprender lo valioso que es hacer frente a los problemas directamente. Nos ayudan a ver la necesidad de sufrir en determinados momentos.

Lo maravilloso de los Ángeles es que siempre nos acompañan, no caben dudas de que no estamos solos. Cuando examinamos nuestros problemas, los Ángeles nos ayudan a buscar lo positivo en todas las situaciones, ya que alientan el sentido del humor en toda ocasión, y nos hacen notar que llega un momento para dejar atrás el sufrimiento y comenzar a disfrutar la vida.

Los Ángeles nos ayudan a observar el funcionamiento de nuestra propia menta y a reconocer los esquemas y los atajos incorporados que nos impiden vivir con felicidad. Los Ángeles pueden ser buenos psicoterapeutas, puesto que nos guían hacia una mirada interior en busca de respuestas y autoreconocimiento.

Con esto no quiere sugerir que haya que evitar a los psicoterapeutas humanos, pero sugiero que para el tratamiento siempre lleves contigo al psicoterapeuta angélico. Te sorprenderás del asombroso crecimiento que se produce en la combinación de las fuerzas humanas y angélica.

EL ÁNGEL DE LA VERDAD Y LA ILUMINACIÓN
La Biblia nos dice: "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" (Juan 8:32)

¿Y cuál es esta verdad liberada, ese aprisionado resplandor? ¡Tú eres esa verdad! Los griegos decían "¡Conócete a ti mismo!" y quién no se conoce a sí mismo no conoce nada, pero el que se conoce a sí mismo ya ha alcanzado el conocimiento de la profundidad de todas las cosas, reza un viejo dicho.

Desde el comienzo de nuestra historia registrada, los "despiertos" han dicho que nuestra verdadera naturaleza procede de arriba, es una manifestación del Yo Inmoral de Dios, completamente divina, eternamente viva en el Reino y jamás separada de neutra fuente. "La Gloria Suprema de la Creación no es una raza de seres humanos, sino de Seres de Luz, Seres Espirituales, Individuos Divinos enteramente ordenados como Santos del Altísimo"

Pero, para que se inicie una reacción en cadena que se extienda a través de todo nuestro campo de fuerza, esta Verdad de nuestra identidad divina debe ser realizada en la estructura atómica permanente de nuestros cuerpos mentales, emocionales y etéreos. De otra manera, sólo estaríamos viendo a través de un vidrio teñido por el ego con conciencia intelectual o estimulación emocional.

Desde el principio de este curso hemos examinado nuestras creencias desde diferentes perspectivas y puntos de vista y también hemos visto cómo esas creencias afectan nuestras vidas. Y ahora, permíteme preguntarte nuevamente: ¿Cuál es tu verdad? Emerson escribió: "El Dios de los caníbales ha de ser un caníbal". De acuerdo con esta idea, el Dios de los enfermos ha de ser un dio enfermo, el Dios de los pobres ha de ser un Dios empobrecido, el Dios de los fracasados ha de ser un Dios fracasado.

Pero nosotros decimos que creemos en un Dios de plenitud, abundancia y éxito, aunque podamos estar experimentando una situación de caída en una o más áreas de neutra vida. Esta bien, pero si tu crees en esas mismas cosas con respecto a vos misma, estás fortaleciendo el sentido de separación, debido a que cosas tales como Dios y tu no existen separadamente

Todos nosotros, en un momento o en otro de nuestras vidas, hemos orado para que un ser venido desde afuera nos concediera "algo" que estábamos necesitando, cuando en realidad, todo el tiempo, teníamos y éramos ese "algo" que buscábamos. Nos dirigíamos a Dios, Padre y Madre para que nos brindara su ayuda, sin comprender que el Padre y la Madre son el Poder y la Inspiración de nuestro divino YO original. Pedimos que las cosas suceden, cuando en realidad ya ha sucedido; pronunciamos las palabras para tener más, cuando en realidad ya lo tenemos todo. Nada está afuera, todo está dentro de nosotros mismos. Y todo aquello que proyectamos en nuestras vidas acerca de nosotros mismos es lo que consideramos como verdadero en el interior de nuestras conciencias.

El Dios de plenitud, abundancia y éxito es el gran YO SOY y hasta que no seamos capaces de identificar a ese YO como lo que realmente es, no podemos descubrir la verdad que nos ha de librar de la enfermedad, de la limitación y del fracaso. La clave para vivir una vida más abundante en todos sus aspectos es ser conscientes de la Conciencia, es decir, llegar a percibir y a conocer que dentro de nuestro campo de energía existe una conciencia infinita que se ha manifestado en el individuo que somos. En realidad, esa conciencia comprende todo nuestro campo de energía. Y esa percepción nos llega a través de nuestra mente consciente individual, o sea la conciencia de la personalidad.

De modo que, en la conciencia, tenemos que ser conscientes de la Conciencia. En la conciencia infinita que constituye nuestra Realidad, se aloja la energía invisible y la idea de cada una de las experiencias manifiestas y de las formas del mundo visible, pero no sólo como si fueran meras existencias almacenadas en un depósito. Todo está en la Mente, en una Mente Viva, consciente y pensante, una Mente de una amplitud, alcance, conocimiento, sabiduría, comprensión y poder infinitos. Esa mente es la Verdadera Mente de Dios que se manifiesta en la conciencia espiritual de cada individuo.

Y, en esa consciencia infinita, se aloja el autoconocimiento de la percepción que se autoidentifica con toda la Realidad, tanto visible como invisible, que se encuentra resumida en la expresión YO SOY. Así nuestra conciencia divina es consciente de su naturaleza (YO SOY) como infinita abundancia, eterna plenitud, vida perfecta y paz, alegría satisfacción absolutas. Así, en una palabra, se conoce a sí misma como el Todo Infinito. Esta es la Verdad de neutro Ser, pero sólo se convierte en una verdad en nuestra experiencia personal según sea el grado de nuestra percepción.

Nuestra conciencia infinita fluye a través de nosotros para aparecer en el Círculo Perfecto de la vida en proporción directa a la conciencia, comprensión y conocimiento que tengamos de ella. Al ser plenamente conscientes de nuestro súper Yo somos capaces de canalizar hacia nuestras vidas sólo aquello que es bueno, verdadero y hermoso. Por el contrario, si sólo somos conscientes del mundo de los efectos, atraemos nuevamente hacia nosotros esa energía defectuosa haciendo que vuelva a circular a través de nuestros campos de fuerza para aparecer en nuestras vidas como comilonas y hambrunas.

Un mayor conocimiento de la verdad sólo puede ser adquirido por medio del YO SOY, el Yo Superior, al que conocemos bajo el nombre de YO SOY, se encuentra por encima de las leyes mentales. Su principio para expresarse es el trabajo divino, la amorosa, estimulante fuerza de la Voluntad de Dios, la intención y el poder, la divina verdad, la gozosa actuación del Espíritu. Cuando llegamos al punto en que nada nos importa, excepto la actividad del Yo, nos elevamos por encima de las leyes humanas y comenzamos a vivir "en y como" ese Divino Yo, y nuestra tierra se convierte en el reflejo de nuestro cielo.

Es muy simple, pero no es nada fácil, y esa es la razón por la que un auxiliar sagrado trabaja con nosotros, el Ángel de la Verdad y la Iluminación, para ayudarnos a conocer la Verdad y a ser libres, pues para eso hemos sido creados.

Cuando la energía de este Ángel se encuentra bloqueada por las proyecciones del ego que nos convencen de que el poder Supremo es la propia personalidad, de que Dios es una fuerza externa y de que para sobrevivir debemos depositar nuestra confianza en la naturaleza humana, el individuo sólo seguirá los deseos de su ego. La persona se comportará de forma altanera y pretensiosa y tendrá el hábito de alabarse a sí misma. Como está completamente centrada en la naturaleza inferior, las energías curativas se encuentran completamente dispersas, lo cual puede acarrear un deterioro general del sistema físico.

Cuando se rompen las ataduras del ego, el Ángel libera la energía de la conciencia trascendental que necesitamos para elevar el Cuerpo Mental y emocional y para introducir en el cuerpo físico una vibración curativa que lo mantenga pleno y saludable.

La conciencia espiritual y la plenitud son la misma cosa. Cuando llegamos a adquirir una, alcanzamos la otra. Cuando comprendemos la Verdad del Ser, nos elevamos hacia una conciencia cuatridimensional que se sitúa por encima de las dualidades y está libre de las "plagas de la humanidad". Esta es la razón por la cual este Ángel es considerado una de las principales influencias en todas las áreas que proporcionan contento en el plano físico, y que no sólo afectan directamente al cuerpo, sino que también comprenden las finanzas, las relaciones y el éxito en nuestras respectivas profesiones. El nos ayuda a elevarnos por encima del nivel de nuestros problemas hacia la conciencia del Rol Resplandeciente que irradia la plenitud del Dios-Yo.

En una comunicación con el Ángel sobre el tema de la adquisición de habilidad, de competencia, fue fascinante escuchar cómo el Ángel iba revelando los muchos y diversos aspectos de sí mismos. Se habló sobre ser auténtico con uno mismo, y en ese momento, el Ángel dijo:

"¿Sabes lo que significa? Significa seguir tu propia verdad. Y, ¿cuál es tu verdad? Es la que ha sido acumulando en tu corazón a través de la percepción de la naturaleza y la actividad de Cristo dentro de ti mismo. Esta Luz en el centro del amor es la energía de toda la Verdad que tú has llegado a aceptar en relación a tu verdadera identidad. Es la energía, el espíritu de las cualidades del Yo de las que has logrado adquirir conciencia. Además, también es la energía, el espíritu de la salud, la prosperidad, los logros, las relaciones correctas y así sucesivamente. A Mí también me han conocido como esta realidad registrada en el corazón, a la que, entre otros nombres, se la ha conocido como la manifestación de Cristo, el arquetipo de Jesús.

"El niño nace cuando el primer rayo de comprensión espiritual entra en la conciencia y crece y madura con cada partícula de Verdad que se acepta por medio de la meditación. Esta Luz que resplandece en la conciencia personal libera a la personalidad e la responsabilidad de gobernarse a sí misma; si se le permite hacerlo, por medio de la aquiescencia de la mente consciente, asumirá la responsabilidad de curar el cuerpo, de combatir la escasez, de solucionar los problemas que se presentan en las relaciones personales y de revelar la realidad.

"Este Espíritu de la Verdad es el Uno Maravilloso que realiza todas aquellas obras que parecen milagrosas y que nos ofrece una guía para recorrer el laberinto de la vida. Se te ha dicho que ese poder creativo es el mismo Dios Todopoderoso, ye so es cierto, pues el único Poder es el de Dios, y desde el corazón del Ser Universal hasta el corazón de cada ser individual existe la unidad el Espíritu, pues Dios no puede ser separado de Dios. La mente y su manifestación son una unidad, de modo que cuando recibes la Vedad, recibes el Autor de la Verdad.

"Esta Luz debería ser llamada el Padre Eterno, el perpetuo e inagotable engendrador de todo lo que es bueno. Es el Príncipe de la Paz, es quien revela en la vida la armonía y la tranquilidad, y puedes estar segura de que sus bendiciones seguirán derramándose sobre ti y de que seguirán incrementándose eternamente".

Tú puedes comenzar a liberar al Ángel dedicándote completamente a vivir y a ser la Verdad, independientemente de las apariencias, lo cual significa hablar con la verdad desde la perspectiva divina. Podemos decir que YO SOY pleno, rico y maravillosamente exitoso, debido a que el Yo ha existido y existirá eternamente, y utilizar el Yo para cualquier otra cosa que no sea reflejar la Verdad del Ser es tomar en vano el nombre del Señor-Yo. Esto significa que si asociamos la gran Palabra Secreta con todo aquello que es inútil, indigno y tonto (la definición de vano), estaremos convocando una ley universal que nos hará descender de nivel.

De ese modo, decir "estoy enfermo" o "no puedo permitirme eso" es hacer como el caníbal que convierte a Dios en un caníbal. Si sólo nos referimos a la ilusión, solo podemos decir que "él" no se siente bien o que está experimentando alguna insuficiencia temporal, debido a que no queremos atribuir nuestra enfermedad a Dios.

Por otra parte, ninguno de nosotros quiere parecer trastornado, y debemos hacer todo lo que podemos para proteger nuestra Sagrada Identidad.

Una vez más, ¿qué es la Verdad? Tú eres la Verdad, de modo que mira a tu propio Yo y percibe la Verdad. Fija tu mirada en el Altísimo y quédate en el rayo de su Luz, vive en el Sol y permite que el Señor del Fuego destruya todas tus antiguas creaciones erróneas. Sólo avanza en los rayos resplandecientes y observa cómo se disparan las sombras del pasado. ¡Levántate y brilla! Levántate y salí del humano sentido del Yo y ponte a brillar como el Sol que eres.

No podrás encontrar la Verdad en los libros o en las conferencias, debido a que tu no estás allí. Sólo la encontrarás allí donde tú estés, de modo que deja de dar vueltas buscándote a ti mismo en cualquier otra persona. La búsqueda del Santo Grial ya ha terminado. A ti te han entregado el Grial: "Esta Copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada para vosotros" (Lucas, 22:20). La Copa simboliza la divina identidad, una inagotable fuente que siempre te estará proveyendo de todo lo que puedas llegar a necesitar, querer o desear. El Grial, la Copa, representa el eterno Sol Resplandeciente que siempre estará con vos a través de una eterna Alianza: "He aquí que YO Siempre estoy contigo".

Una vez que comenzamos a vivir como el individuo divino al que llamamos YO SOY, en lugar de hacerlo como el ser humano llamado "yo-también", la energía de la Verdad se pone a trabajar con toda la inspiración de un Deva desencadenado, enviando comunicaciones a los otros Ángeles, con un espíritu de maravillosa y espléndida cooperación y abriendo la puerta para una iluminación cada vez mayor. Muy pronto, lo ideal se unirá con lo Real, y todo lo que resuene en nombre del Yo proclamará la presencia de Dios.

Avanza hacia las coordenadas de tu campo de energía en donde habita el Ángel de la Verdad y la Iluminación y conviértete en uno con este Sol Resplandeciente de Poder. Te aseguro que ha de ser una de las visitas más importantes que habrás de realizar en toda tu vida.

Finalidad: Buscar la unidad de la naturaleza inferior y la superior; es la energía de la conciencia trascendental, en donde la individualidad reemplaza a la personalidad; la energía curativa que mantiene la plenitud del cuerpo.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: una conciencia completamente "humana", dominada por el ego que se guía por motivos basados en los deseos de la naturaleza inferior. Individuo pretencioso y arrogante, muy pagado a sí mismo, aquejado frecuentemente por enfermedades y problemas físicos.

Su energía resulta bloqueada debido a: que se ve a la personalidad como el poder superior y a Dios como una fuerza externa y no interior; la dependencia del ego como el más alto poder interior; lo que lleva a bloquear la Luz espiritual y las energías curativas que se irradian hacia la mente y el cuerpo.

EL ÁNGEL DE LA SIMPLICIDAD
El camino más directo para llegar a cualquier lugar es siempre el más sencillo. La complicación, dicen los Ángeles, es algo diabólico.

El ser humano es el único animal que se complica la vida y ello es algo que pone muy triste a los Ángeles.

En la simplicidad se hallará la solución a todos los problemas, pero cuando tienes complicaciones, es que te falta confianza en Dios.

Cada vez que te encuentres ante una dificultad que te parecerá insuperable, acuérdate de esta frase. Verás que en muchas ocasiones simplificando el asunto, la solución se dará a conocer por sí misma.

Esto es algo que funciona tanto con las matemáticas como con los problemas del auto:

Te propongo que:
Ponte cómoda en un lugar tranquilo, cierra los ojos y relájate.

Permite que tu conciencia vaya penetrando sin esfuerzo alguno en la simplicidad de tu corazón. Imagina que estás sentada bajo una bella luz dorada. Siente cómo todo tu ser absorbe esta luz y se funde con ella.

En el extremo de esta luz están el Ángel de la Simplicidad y el demonio de la complicación. Familiarízate con estos dos visitantes e insiste en que la complicación desaparezca de tu vida en que ésta se simplifique e ilumine como cuando eras una niña.

Invita a tu Ángel de la Simplicidad a compartir contigo la riqueza de cada instante de tu nueva vida.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 34
Alineación con Otra Persona

Esta alineación os permitirá conectar vuestros chakras, creando un potente campo de energía para la comunicación angélica. Dejad a mano cuadernos y biromes para el proceso de Apertura que seguirá poco después.

1) Cerrad los ojos. Enviad raíces hacia la tierra y fibras al cielo.
2) Llevad la energía de la tierra hacia el chakra de la raíz y la energía celeste hacia el chakra de la coronilla.
3) Cuando tengáis una clara sensación de las energías en ambos chakras, visualizad un rayo de luz que surge de estos chakras y conecta a cada uno, en línea recta, con el respectivo compañero. Sentid la luz que conecta los chakras de la raíz y de la coronilla de ambos.
4) Cuando hayáis establecido una firme conexión entre vosotros, llevad la energía terrestre hacia arriba, hasta el chakra sexual y la celeste hacia abajo, hasta el Tercer Ojo. Una vez más visualizad un rayo de luz que parte de cada uno de esos chakras y se conecta con el respectivo compañero.
5) Recibid cada uno los rayos del otro en los propios chakras.
6) Cuando la conexión entre ambos chakras sexuales y del Tercer Ojo sea clara, moved las energías una vez más, hacia los chakras del plexo solar y de la garganta. Visualizad rayos de luz que fluyen de ellos y se conectan con los respectivo chakras del compañero.
7) Recibid esos rayos en vuestros propios chakras.
8) Cuando las energías se conectan con los chakras de la garganta, afinaos juntos emitiendo el sonido Om. Continuad afinando hasta que ambos sintáis el tono resonando en el cuerpo.
9) A continuación llevas las energías de la Tierra y del Cielo a los Chakras del Corazón y del Timo. Enviad un rayo de luz desde estos chakras hacia los respectivos del compañero.
10) Recibid el rayo de luz que proviene del compañero en vuestros propios chakras del corazón y del timo. Observad cómo experimentáis esto. Permitid que la sensación sea tan profunda como se pueda. Reparad en que vuestros Ángeles ya están presentes y abríos a sentir su amorosa energía.
11) Cuando ya estéis listos, abrid los ojos

Permaneced algunos minutos en silencio y en mutua compañía para permitiros la plenitud del placer en lustra alineación.
* * * * * *

CLASE 42 LOS ARQUETIPOS DEL MAL
Según la leyenda, el padre del mal era el segundo en poder después de Dios, el jefe de todos los Ángeles, el bello y amado Arcángel Lucifer. Lucifer significa "portador de Luz" y ejercía de maestro de la humanidad. Dios necesitaba un voluntario que bajara a la tierra a iluminar y a fortalecer a los humanos a través de tentaciones y pruebas. Lucifer se ofreció voluntariamente y empezó a deleitar a los humanos con sus pruebas.

En definitiva, acabó sometiendo a prueba a las personas, no para satisfacer a Dios sino a su amor propio y, en consecuencia, creó una barrera que le separaba de Dios, quien lo expulsó del cielo y tuvo que encontrar otro lugar. De esta forma fue como Él creó el infierno.

Finalmente, Lucifer ha sido identificado como el embustero (una fuerza independiente destructora del Universo). La Leyenda también dice que Lucifer se llevó del cielo con él a algunos Ángeles: he aquí los Ángeles caídos o bufones cósmicos. Otros conocen a Lucifer como Satán. En hebreo Satán significa "adversario", siendo Satán el adversario del amor de Dios. Según Satán, el amor es algo ajeno contra lo que luchar.

La controversia entre el bien y el mal suscripta puntos de vista en todos nosotros. En varios libros se descarta la visión del mal como algo que creamos en nuestras mentes, que se manifiesta en nuestras vidas simplemente como un fenómeno que no tiene fuerza propia y que existe únicamente porque nosotros lo permitimos. Pienso que debemos ampliar nuestro vocabulario y encontrar una extensa gama de palabras que identifiquen los distintos tipos de víctimas que existen. La razón por la cual las victimas son tales es porque existe una fuerza: el mal. Independientemente de que seamos nosotros o no los creadores de esta fuerza, ésta es tan real como lo son las mismas víctimas.

Es difícil prescindir del concepto del bien contrapuesto al del mal. Es el tema principal de muchas películas y obras literarias, además de ser el de la misma vida de los humanos. Esta batalla que mantiene la oscuridad contra la luz está en continuo funcionamiento alrededor de nuestras vidas, pero cuando tiene lugar en nuestro interior y divide nuestro propio ser, entonces nos debilitamos, nos descentramos y nos aislamos.

El miedo a sentir que no somos "buenos" y a poder ser castigados a causa de ello, puede obsesionar a las personas con hacer lo posible para actuar siempre bien. Pero, ¿quién va a impartir el castigo? Dios no castiga. Él nos otorgó el libre albedrío y aunque nosotros no aceptemos su ayuda, Él no puede castigarnos. Tampoco Dios puede evitar que nos auto castiguemos o que castiguemos a otras personas. Disponer de libre albedrío implica que nuestros actos no pueden ser interferidos por Dios, ni siquiera cuando la fuerza del mal nos persigue. Lo único que hace Dios es ofrecernos amor incondicional y este amor actuará de refugio cada vez que lo necesitemos. La clave se basa en que nosotros debemos solicitar este amor a Dios y estar abiertos a Él.

Los bufones cósmicos son los Ángeles caídos. También puedes llamarlos demonios si lo prefieres. Éstos colaboran a que nos autocastiguemos cuando creemos que hemos hecho algo que no es correcto. No lo hacen dirigiéndose hacia lo que sería lo evidente, sino que llegan a nosotros a través de nuestro sentido humano y de nuestro orgullo.

Ellos no son muy angélicos, sólo existen para examinar y castigar. Se hacen cargo de las consecuencias de nuestros pensamientos negativos y juguetean con nuestras obsesiones egocéntricas. El truco se basa en concentrar nuestros humos en sus jueguecillos y a la vez distanciarnos de ellos. Sólo entienden las bromas prácticas y no las bromas que atañen a ellos sino a nosotros mismos. Además no entienden el amor. De esta manera, si caemos presos en una broma cósmica, lo mejor que podemos hacer es actuar con más tolerancia y amarnos más a nosotros mismos.

Los bufones cósmicos son unas criaturas malcriadas que non enseñan a reírnos de nosotros mismos mediante sus bromas convenientes. Probablemente debamos comer unos enormes pedazos de "pastel de humildad" para darnos cuenta de lo divertidos que somos. Si somos demasiado serios o estamos llenos de obsesiones, si sentimos odio y tenemos prejuicios, los bufones cósmicos dispondrán de un día muy laborioso para impartir sus lecciones.

Si nos sumergimos demasiado en la oscuridad o en algún estado de alteración mental que resulte de ingerir fármacos, o si estamos faltos de sueño, los bufones empezarán de nuevo a molestarnos con sus chiquilladas. Si nos sentimos débiles a causa de estos temores y del hastío que a veces nos invade, les estamos dando poder. Sus lecciones pueden esconder un lado positivo, sobre todo cuando nos trasladas a momentos del pasado, momentos de plena vida y consciencia, pero encontrar este lado positivo depende únicamente de nosotros. Estos bufones pueden ser despiadados, como el grupo original de Ángeles caídos de Lucifer.

Ten en cuenta que todos tenemos nuestras pequeñas batallas internas y que cuando los bufones nos descarrían, inmediatamente nos disponemos a sufrir las consecuencias negativas. Será de mucha utilidad permanecer alerta para identificar estos ardides, a fin de que este estado de plena conciencia nos permita disponer de libertad de elección. Estamos atrayendo a los bufones cósmicos cuando caemos en las trampas que voy a menciona a continuación.

Si caemos en la trampa del "tremendo temor", la cual nos obsesiona y nos convierte en seres supersticiosos, los bufones harán que este miedo crezca en nuestro interior. Los temores aparecen en distintas formas, medidas, magnitudes y condiciones. El miedo es una fuerza negativa poderosa que puede consumir tu energía espiritual. Si empleamos nuestra energía en el miedo, empeoraremos la situación. El temor altera profundamente nuestro interior y es difícil darse cuenta de lo hondo que puede penetrar en nuestra alma.

Si sientes un temor que te obsesiona, trata de analizarlo y de enfrentarte a Él. ¡Pídele con decisión que se largue! Si dotamos de poder a nuestros miedos tornándonos supersticiosos, los bufones no tendrán otro remedio que servirse de su poder para hacer una broma. Intenta llegar a un punto en el que puedas reírte de tus miedos, y así éstos no gozarán del poder de destruir tus momentos de paz.

Si caemos en la trampa de tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio, seremos nosotros los que más acarrearemos el peso de las bromas de los bufones. Ser una persona demasiado seria significa dar excesiva importancia a las cosas. La comedia satiriza los compartimientos demasiado formales y ésta es precisamente la ventaja que posee. La excesiva seriedad es también un ardid en el que caemos cuando pensamos que lo hacemos todo bien y en realidad somos nosotros mismos el objetivo de la broma.

A los bufones cósmicos también les encanta jugar con la trampa de los prejuicios y de las expectativas, sea cual sea el modo en que se manifiesten. Estos prejuicios pueden ser referentes a la raza, religión, sexo, profesión o incluso puede ser que poseas alguno del que no te hayas percatado. Sea cual sea nuestro prejuicio, será el objeto no vedado de los bufones cósmicos. Por ejemplo, si tiene prejuicios hacia una raza humana en concreto, los bufones intentarán que un hijo tuyo se case con una persona de aquella raza. O si sufres una experiencia trágica, una persona que predica una religión que tú no respetas te salvará a ti o a tu hijo del peligro.

La lección es muy simple: ¡no juzgues!, cada situación con cada ser humano acontece de la forma en que acontece, por lo tanto, espérate lo inesperado o deja de elucubrar para así conseguir todos tus propósitos.

Si estás obsesionada con algo o con alguien, estás buscando problemas. La obsesión es una seducción de tu mente hacia algo que deseas o que temes. Has valorado de una manera irreal la importancia que le has conferido a este objeto pesado o temido. Es posible que te acosen pensamientos obsesivos a lo largo del día, pero lo más importante es no olvidar que toda obsesión perturba la paz. Los bufones cósmicos sólo lo empeorarán confundiéndote con signos e indicaciones negativas sobre el objeto de tu obsesión.

Las obsesiones pueden llegar a afectarte tan negativamente que debas requerir asistencia profesional. A veces la obsesión llega a ser tan tremenda que ni siquiera nosotros mismos nos damos cuenta de la ayuda que precisamos. Nosotros solos podemos liberarnos de las obsesiones cotidianas más comunes, simplemente dependiendo del sentido de humor que le dediquemos al comportamiento obsesivo. Si la obsesión se convierte en una encerrona, intenta remitirte a la simplicidad. Alivia la obsesión: ¿a quién le importa si has cerrado la puerta con llave o no lo has hecho? Y, si estás preocupada, envía unos cuantos Ángeles a tu casa. Si estás obsesionada con otro ser humano libérate de él o ella; si él o ella vuelva a ti, entonces guíate por tus normas.

Los bufones son bastante imaginativos cuando juegan con los seres humanos "bajo la influencia". Quizás estemos bajo la influencia de sustancias químicas, por ejemplo LSD, alcohol, tranquilizantes, ansiolíticos o con disminución sensorial, falta de sueño o una mala alimentación.

Cuando pasamos a un estado de alteración de la conciencia, entramos en el territorio de los bufones cósmicos. Estos se convierten en personajes de una película y lo hacen, no necesariamente con el fin de divertirte sino para escogerte de protagonista. Te encontrarás participando en una película de ciencia ficción, junto a seres extraños, o en una de terror con demonios y monstruos. O quizás te den el papel del rey del tiempo y del espacio o el de un místico espiritual que posee consciencia del cosmos y que se identifica con toda cosa creada. Estas películas parecen reales, pero fíjate bien en quienes son los directores y los productores.

Estos son los bufones cósmicos, los que te obligarán a escenificar tus fantasías y tus miedos hasta que parezcan reales. De todas formas, tarde o temprano llegará un momento en que te hartarás de ser el héroe de historias épicas y desearás volver a la realidad. Te habrás dado cuenta de que ya tienes bastante con las lecciones que estos extraterrestres y personajes oscuros te están impartiendo. ¡Bienvenido al principio!, todo esto ha sido una broma. Tú no eres nadie más que tú, ni el rey del tiempo, ni el del espacio, ni la víctima de extraterrestres y monstruos, sino que eres simplemente el mismo ser tan bueno como era antes. Todo está bien; ahora ya estás de vuelta y eres el director de tu propia película (con tu Yo Superior de productor); dispones de muchas historias que contar sobre otros mundos y muchas imágenes que mostrarnos.

Hay personas a las que se le han aparecido los bufones cósmicos. Es inusual, pero puede ocurrir. Sólo acontece cuando se experimenta un pavor muy profundo. Ver la imagen de un demonio o de un fantasma es terrorífico y provoca que este horror aumente. El miedo colma de poder a estos seres, o sea, que si alguna vez te encuentras con uno de ellos, concéntrate, respira hondo y pídele a él y al terror que se marchen. Intenta aliviar el miedo refugiándote en algo que consideres sagrados. Los cristianos, por ejemplo, utilizan el nombre de Jesús o la imagen de una cruz. Es muy efectivo repetir tres veces la oración al arcángel Miguel (se da por separado)

El único motivo de añadir este capítulo de los bufones cósmicos es porque existen más personas de lo que uno cree, que han experimentado estas travesuras. También es importante remarcar el gran poder que tiene un modelo de pensamiento negativo en las situaciones de desesperación. No es de suma importancia si las personas pueden ver u oír verdaderamente a los bufones cósmicos o si es simplemente su imaginación la que los crea. Lo que es realmente importante es la angustia y el temor que les ha llevado a esta situación.

El amor incondicional es la única y verdadera sanación para cualquier posible cosa de carácter negativo. Si no encuentras este amor en ti misma ni en otras personas, búscalo en Dios y en los Ángeles, pues si les abres tu corazón, nunca te decepcionarán. Te enseñarán a amarte incondicionalmente y en consecuencia atraerás amor del mundo entero que te rodea.

EL ÁNGEL DE LA MATERIALIDAD Y LA TENTACIÓN
La condena de la materialidad es uno de los peligros del camino espiritual, debido a que algunas personas piensan que pueden acelerar el proceso del despertar al renegar de las cosas de este mundo. En realidad, lo que hacen es intentar escaparle a la vida, pretendiendo que todas las cosas del "afuera" son sólo una ilusión y que, por lo tanto, no son reales. Esto, con frecuencia, conduce a una conciencia de separación, de "estar en el espacio" y a cierto grado de inconformidad negativa, lo cual hace que la persona se vuelva esencialmente inútil para ser un verdadero servidor que ayude a satisfacer las necesidades del mundo.
Todos nosotros somos individuos divinos que provenimos del reino de la Luz, pero no debemos pasar por alto la Realidad de que hemos entrado en una encarnación física en la tierra para experimentar la forma, para desprendernos más rápidamente del karma, para acelerar el proceso del despertar y para gozar de la vida mientras hacemos todo lo anterior. Pongamos, simplemente, que somos seres espirituales que hemos adoptado una forma física para vivir en un mundo material sólo para la alegría de hacerlo. Algunas veces olvidamos la última parte de esta frase.

Durante un sueño este Ángel manifestó lo siguiente:

Vive y muere sólo por la alegría de hacerlo. Fuera de eso, no hay nada realmente importante.

Juega más, sólo por la alegría de hacerlo; ama más y haz más el amor, sólo por la alegría de hacerlo. Acaricia, abraza y besa a quien es la luz de tu vida, sólo por la alegría de hacerlo. ¿Por qué mirar hacia atrás con arrepentimiento?

Ríe y haz tonterías y canta y baila; sólo por la alegría de hacerlo, como si fueras un niño sin ninguna preocupación, porque realmente no existe el mañana, sólo el hoy.

Sé anticonvencional e inconformista, un poco loco, sólo por la alegría de serlo. Sé un yo alegre y jubiloso y mira al mundo como algo divertido, sólo por la alegría de hacerlo. Independientemente de lo que pueda suceder, pues eso sucederá, sólo por la alegría de hacerlo.

Confía en la Presencia y en el Poder de Dios, sólo por la alegría de hacerlo. Entrégate a la actividad de Dios en todos los aspectos de tu vida, sólo por la alegría de hacerlo.

Todo lo que hagas en tu vida, hazlo sólo por la alegría de hacerlo, pues no hay ninguna otra cosa que sea realmente importante.

El mensaje sonaba como si proviniera de alguien que realmente gozara jugando y bailando con las ninfas (Pan).

"Ser en" este mundo es realmente mucho más que sólo estar sobre la tierra y olvidarse de nuestras responsabilidades y también, por cierto, significa bastante más que bailar con la música que está sonando en ese momento. Es también más que "ir tirando" y conformarse con las esperanzas, y bastante más que sólo existir y esperar la muerte o la venida de tiempos mejores.

Significa estar plenamente vivo y vivir dinámicamente, con interés, aspiraciones y sentido de aventura, mientras tenemos esta forma física. Emerson dijo: "Creo en la existencia del mundo material como expresión del mundo espiritual… las leyes de ambos mundos son una sola cosa". Y Jesús, por cierto, no negó de ninguna manera Edmundo de la forma y de la experiencia. Por el contrario, gozaba con los festivales y las fiestas y con la compañía de hombres y mujeres, amaba la tierra, las montañas y el mar. Apreciaba la soledad del desierto y el clamor de las multitudes y trabajaba incansablemente en los pueblos y en las ciudades. Para "ser" completamente de acuerdo "con el programa" de este mundo, incluso pagaba sus impuestos.

Estamos de acuerdo en que somos seres espirituales que han asumido una forma física y que tenemos nuestros pies sobre la tierra y nuestra cabeza en los cielos - nuestra mente, hasta cierto punto al menos, está centrada en la realidad espiritual-. Una parte de nosotros se asienta en la tercera dimensión, mientras que la otra está volando en la cuarta dimensión, sin embargo, no estamos completamente atascados en la materialidad, ni navegamos, completamente libres en la espiritualidad.

Nuestro verdadero estado de existencia es estar entre dos mundos, en lo que se ha llamado la tierra ardiente, donde el fuego del Yo Divino está transmutando la naturaleza inferior. Jesús nos dio la escena adecuada para esta experiencia en los días que pasó en la soledad del desierto y las tentaciones con que fue probado por el "Diablo".

Los antiguos llamaban a este período el Tiempo de la Tentación, que no era otra cosa que una experiencia de iniciación que incluso podía durar toda la vida, en caso de que el discípulo se mostrara reticente a desprenderse del no-yo. Si lograba pasar las pruebas, el individuo estaba listo para la infusión de la naturaleza superior y de la conciencia de su unidad con el Espíritu.

¿En qué consistían estas pruebas y quienes se ocupaban de dirigirlas? En las antiguas escuelas, se trataba de exámenes de la conciencia personal de cada individuo, preguntas destinadas a comprobar si el estudiante estaba o no listo para pasar al siguiente nivel de iniciación. El encargado de dirigir esas pruebas era uno de los maestros principales, al que con frecuencia se lo llamaba Janus. "Janus, JAY nus, era, en la mitología romana, el Dios de las puertas y las entradas. Y, debido a que cuando una persona ingresa a algún lugar nuevo pasa simbólicamente a través de una puerta, Janus se convirtió en el Dios del comienzo de las cosas".

Con el correr del tiempo, este "monitor espiritual" llegó a ser conocido como el Diablo, Satán y Lucifer. Diablo proviene de una palabra griega que significa "calumniador" o "difamador", es decir alguien que se ocupa de hacer falsas afirmaciones por medio de la palabra hablada y así podemos llegar a pensar que parte de los exámenes incluían afirmaciones erróneas que debían ser desmentidas por el estudiante. Por su parte, Satán proviene de un vocablo hebreo que significa "adversario" y los maestros podían muy bien asumir ese papel para estimular la memoria de los estudiantes. Lucifer, finalmente, proviene de una palabra latina que significa portador de luz, lo cual, ciertamente, representa el poder de iluminación del maestro y tutor espiritual.

Antes de ir al encuentro del Ángel de la Materialidad y la Tentación, echemos una mirada a los puntos sobresalientes de sus enseñanzas básicas:

Como dijimos antes, somos seres espirituales que habitamos en un mundo físico. Provenimos de la cuarta dimensión y la mayor parte de nuestro ser se ha quedado en ese nivel, mientras que nuestras mentes, nuestras emociones y nuestro cuerpo físico se han extendido en la tercera dimensión.

Nuestro objetivo consiste en disfrutar de la experiencia en el plano físico, sin quedar atrapados en el pantano de la materialidad. Esto significa que tenemos que "vivir, amar, reír y ser felices" sin las ataduras emocionales del miedo, la culpa, la codicia y la tristeza. Nuestro papel en este mundo es tener todas las cosas sin poseer ninguna - gozar de la abundancia del dinero sin preocuparnos por "hacer dinero", obtener correctamente nuestro sustento sin hacer de ello una forma de vida, alcanzar la plenitud sin centrarnos en el cuerpo, tener buenas relaciones sin afectos emocionales egoístas.

Tenemos que saberlo todo, reconociendo, al mismo tiempo, que no sabemos nada, tenemos que hacerlo todo comprendiendo que no estamos haciendo nada. Tenemos que llegar a quedar materialmente satisfechos sin ser espiritualmente complacientes, tenemos que amar las acciones justas, pero sin llegar al fanatismo, y tenemos que hacer frente a nuestras responsabilidades sin exagerar nuestro sentido personal del deber.

En este, en esencia, consiste el vivir sobre la tierra como testigos para que el Reino, el Poder y la Gloria del Dios-Yo aparezcan como formas y experiencias, sin dedicar ningún pensamiento a las necesidades de la naturaleza inferior. ¿Es una tarea difícil? Por supuesto, y esa es la razón por la que disponemos de las vibraciones de un poder particular, que opera en nuestro campo de energía para ayudarnos a recorrer nuestro camino.

En las enseñanzas de los colegios de Misterios se consideraba que este Ángel no sólo era un examinador, sino un protector que tomaba a su cargo al discípulo para ayudarlo a lo largo de su camino, pues iba, permanentemente, comprobando y midiendo el crecimiento de su conciencia y, cuando era necesario, insuflaba ideas de discreción y precaución en la mente del individuo, capacitándolo para transitar por el filo de la materialidad, al tiempo que mantenía dentro de sí la conciencia de la Causa. De otra manera, el aspirante podía caer en las hipnóticas garras de un profundo materialismo.

Si, para estimular un nivel más amplio de comprensión, se hace necesario experimentar una determinada enseñanza, este Ángel puede "tentar" a la conciencia, para demostrar su poca efectividad y los peligros del orgullo espiritual, del complejo de creerse un salvador, del confiar en una verdad no comprendida para corregir una situación o condición exterior, o del lanzarse a buscar los tesoros del mundo a través de las manipulaciones y maquinaciones del ego.

El Ángel de la Materialidad y la Tentación trabaja con nosotros para revelarnos nuestras limitaciones personales, para que, viéndolas podamos volver a concentrarnos en la única Presencia y el único poder que nos habita. Es la energía que nos capacita para que, llenos de comprensión, podamos decir: "Estoy vivo, pero no soy yo el que vive, sino que es Cristo el que vive en mí". Es el conocimiento de que el YO SOY es algo superior al "yo mismo" y el dejar que lo que YO SOY viva a través de nosotros, como si fuéramos nosotros.

Cuando la energía de este Ángel se encuentra bloqueado - debido, por lo general, a que estamos completamente concentrados en los efectos y en las fluctuaciones entre el deseo abrumador de poseer cosas y el exagerado temor a no tenerlas - los individuos pueden volverse extremadamente obsesivos. Viven sólo en el mundo del deseo, con una mente muy estrecha y poca fuerza de carácter.

Pide a tu Espíritu Santo que te lleve al encuentro de este Poder Causal, o, si ahora te sientes cómoda trabajando con los Ángeles en el plano interior, simplemente llama al Ángel y ponte en contacto con él, como si fuera un amigo especial. Recuerda que el Ángel funciona como "un sistema de alarma" para ayudarte a mantener tu cabeza en el reino espiritual mientras tus pies se encuentran ente la suave resaca de las deliciosas experiencias en el plano físico. Cuando hayas aprendido de las pruebas a las que el Ángel habrá de someterte, tú, con tu protección, podrás vadear las peligrosas aguas del materialismo y serás elevada hacia la Montaña Sagrada.

Finalidad: Ayudarnos a "mantener los pies sobre la tierra" hasta estar listos para despertar a la cuarta dimensión de la conciencia, resguardarnos de la posibilidad de preocuparnos exageradamente de los efectos.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: persona obsesiva, dominada por sus deseos y, sin embargo, con poca fuerza de carácter, estrecha de mente y extremadamente violenta.

Su energía resulta bloqueada debido a: la preocupación casi exclusiva por el mundo de los efectos; un estado de ánimo que fluctúa entre sentirse agobiado por el deseo de tener cosas y sentirse agobiado por el miedo a no tenerlas; la incapacidad para estar solo e indiferencia ante la meditación.

EL ÁNGEL DEL PODER
Todos nosotros tenemos el Poder de crear cosas y mundos, mediante el uso de nuestros pensamientos y palabras, es el Poder Divino que tenemos el libre albedrío de usar para bien o para mal.

El ser humano es el cuerpo celeste más grande que nunca existió. Todos los cuerpos celestes son células en el universo, pero el hombre, el ser humano, es espíritu infinito en grandeza. Porque nace de la energía incomparable y desconocida que puede alcanzar al Creador supremo con la inmensidad de su creación.

Las palabras son energía tan poderosa que crean mundos y dicen que si pronuncias nada, nada será. Que si dices así será, así pues será. Se aconseja que todas tus afirmaciones siempre las hagas en forma presente, ya que para los Ángeles el tiempo futuro no existe. Si además hay algo que desea que nunca te vuelva a suceder, afírmalo en tiempo pasado con la aprobación de tu Ángel Guía para que en paz se retire de causa o el motivo de esa circunstancia y no vuelvas a experimentarla.

Hay algo en el hombre que trasciende a la personalidad finita, expresión de su ego, y eso es el amor. Por esta razón del Ángel del Poder se asemeja al Ángel del Amor. El aspecto a veces iracundo y terrible que puede tener el Ángel del Poder se debe únicamente a nuestros temores y a nuestra ignorancia.

¿Por qué el hombre no disfruta casi nunca del poder que está en su interior? La respuesta es que queremos poder y no queremos responsabilidad. En un nivel terrestre, poder y responsabilidad son dos cosas separadas, pero a un nivel angélico son una única y misma cosa.

Se ha dicho que vivir es responsabilizarse. Vivir sin responsabilidades es ser vivido. Desde luego que hay muchas cosas con las que no tenemos nada que ver y de las cuales no queremos ni podemos responsabilizarnos; pero de una cosa sí somos responsables, y es de cómo respondemos a la vida, al destino, a lo que se nos ofrece, a las circunstancias que nos ha tocado vivir.

Cuando somos conscientes de que somos los artífices de nuestro propio destino, nos damos cuenta del Poder que mora en nosotros.

El Verdadero Poder, es simplemente energía, una energía indescriptible que procede directamente de nuestro Yo Superior, que se confunde con el Ángel del Poder. conectar con el Ángel del Poder no nos servirá para manipular a los demás siguiendo los caprichos de nuestro ego; es, al contrario, una responsabilidad que nos obligará a manifestar la plenitud de la presencia angélica en nuestras vidas.

Te propongo que:
Siéntate en un lugar tranquilo y en el que estés segura de que nadie te va a molestar. Desconecta el teléfono.

Cierra los ojos y pregunta a los Ángeles que, aunque no los veas, te están rodeando: ¿Qué es el Poder?

Es posible que escuches al menos dos voces. Una te dirá que el Poder es fuerza, dominio, voluntad y te exhortará a que seas más fuerte y dominante, o a que desarrolles tu fuerza de voluntad. Se trata de un Ángel impecable, fuerte, impresionante. Aunque te deslumbre, no le hagas caso; es un demonio disfrazado de Ángel, es el demonio del poder. Invítale a que desaparezca.

La otra voz quizás te diga algo que has escuchado muchas veces: querer es poder. Y realmente es así: amar es poder. El verdadero Poder, capaz de cambiar destinos, reside en el Amor. Deja que todo tu ser sea penetrado por la fuerza transformadora del Amor. Permite que tus células se llenen de Amor, que tu corazón se sienta lleno de calor y gozo. Disfruta de esa maravillosa sensación de libertad y felicidad que proporciona el Amor, el Verdadero Poder.

Finalidad: gran energía y determinación, fuerte capacidad de decisión que, frente a todas las situaciones, confía en la voluntad de Dios.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: arrogancia, condescendencia, egoísmo, carácter vano, y pretencioso.

Su energía resulta bloqueada debido a: el orgullo espiritual, la idea de que "tengo el poder" y los demás no; el temor consciente a la voluntad divina, y, a partir de allí, la incapacidad para entregarse totalmente al Espíritu.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 35
Medidor de Esperanza
La esperanza es un valor; es uno de los valores más importantes. Cuando ignoramos la esperanza, sentimos que estamos en medio de aguas turbulentas, pero cuando nutrimos la esperanza y creamos situaciones donde ésta pueda alimentarse, la vida se convierte en una navegación apacible.

Cuando nos concentramos en todos los males e infortunios salidos del cántaro de Pandora, perdemos temporalmente la esperanza en el futuro. Estos males, como la codicia y las calumnias, corrompen casi todos los rincones de nuestra sociedad. La codicia encarcela a los hombres y las mujeres de Dios, y la codicia de los grandes negociados está destruyendo la Madre Tierra. La codicia nos acecha a la vuelta de cada esquina, por lo que nuestra es la decisión de mantener viva la esperanza en el corazón y de crear el futuro para el mayor bienestar de todos.

No es fácil mantener viva la esperanza en especial cuando se vive con los ojos abiertos, pero los objetivos importantes no siempre son fáciles.

Para crear un medidor personal de esperanza, tengamos a mano nuestro diario o un anotador. Primero, crearemos un fondo fiduciario de esperanza, en el que incluiremos situaciones y cosas que nos dan esperanza.

Comencemos a pensar en la esperanza, lo que significa para nosotros, y en los elementos de nuestra vida que alientan la esperanza. Por favor, no generes un fono de lo que la desalienta - un cántaro de Pandora personal - porque no vale la pena. Permíteme recordarte que no bases demasiada esperanza en otras personas. En otras palabras, no esperes que alguien venga a rescatarte; créeme, no es esto lo que tu quieres.

Tengamos esperanza en confiar en los Ángeles y en nosotros en cualquier situación. Vamos a inaugurar el fondo de esperanzas; podemos depositar más cosas posteriormente a medida que crezcan nuestros recursos.

Para crear el medidor de esperanza, vamos a dibujar una figura simple que represente un medidor. En un extremo escribimos la palabra ESPERANZADO, y en el extremo opuesto escribimos la palabra DESESPERANZADO. En el medio escribimos NEUTRAL. Vamos a controlarnos con el medidor todos los días. Cuando la esperanza sea baja vamos a hacer un retiro del fondo de esperanzas.

Por ejemplo, podemos leer un capítulo de un libro, ir al parque para ver jugar a los niños, ver una película inspiradora, visitar a amigos divertidos y hablar de lo que sucede con la esperanza de ellos, o simplemente quedarnos sentados en paz y pedirles a los Ángeles que nos traigan algo de esperanza. La esperanza es un instinto de supervivencia, especialmente en los días que corren.
* * * * * *

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...