lunes, 12 de septiembre de 2016

ÁNGELES – CLASE 39 y 40 (ALEXIIS)


CLASE 39 EL OPTIMISMO

Convertirse en un ser optimista significa poseer una visión grácil y llena de esperanza de tu camino espiritual. Si eres mística buscas la unión con Dios (quien sea y lo que sea que signifique para ti, por supuesto). Si combinas optimismo con misticismo, te conviertes en un optimístico. Si la visión de tu camino espiritual hacia la claridad es de gran levedad y esperanza, significa que estás creando una atmósfera positiva en donde todo prospera: esperanza, suerte, buenos augurios, diversión, deseos que se hacen realidad, sueños que se cumplen, visiones maravillosas del paraíso celestial, y felicidad incondicional y bendita.

¿Te acuerdas cuando de pequeña pedías se cumpliera un deseo a las estrellas? Walt Disney utilizó una canción muy apropiada cuyo tema era el de solicitar deseos a las estrellas. ¿Recuerdas también si lanzabas monedas a los pozos o a los lagos de los deseos? ¿O hacías pedazos un hueso al invocar un deseo? Recuerda igualmente si soplabas las velas de cumpleaños o las semillas de un diente de león al viento cuando querías pedir un deseo.

Un deseo es un objetivo mental. Es también una bendición. Habrás conocido a personas que piden a los demás que les deseen suerte. Cuando deseas suerte al prójimo, estás reclamando para él esperanza y bienestar. Rogar es una forma de expresar un anhelo. Un pensamiento lleno de deseos es una expectativa positiva y de absoluto optimismo. Empieza a conscientizarte de tus deseos. Con frecuencia te dices: "Ojalá pudiera… Ojalá tuviera…. Ojalá yo fuera…" y no te das cuenta de que estás expresando tus ansias y tus deseos.

Los deseos no siempre se cumplen de la manera en que nosotros los anhelamos, pero bastante a menudo se hacen realidad de maneras que no podemos ni imaginar siquiera. El deseo es uno de los principales instrumentos para convertirte en un ser optimista.

La esperanza es una combinación de expectativas y deseos. El desear no te aportará nada si no existe un anhelo ardiente. Un fuerte deseo pondrá en marcha tu mente para alcanzar tus objetivos. Necesitas esperanza para que tus deseos y anhelos se hagan realidad. Bernie Siegel, quien ha ayudado a que mucha gente superara su cáncer, dice: "No existe la falsa esperanza". También declara: "los optimistas viven más años. Los Pesimistas tienen una visión del mundo más real, pero no viven tanto".

Si te conviertes en un ser optimista la química de tu mente cambiará de manera que tus pensamientos se transformarán y los momentos de esperanza y deseo de tu vida se cumplirán. Convertirse en optimista implica que has decidido llevar una vida "encantada".

Otro de los trucos que utiliza el optimista es el de interpretar de manera positiva todo lo que sucede. Puede que parezca imposible, pero con la práctica lo puedes conseguir. Deséate "buena suerte", es decir, búscala y prepárate para alcanzarla. Interpreta todos los acontecimientos como afortunados, incluso aquellos que parecen no serle. No digas: "es lo peor que podría pasar. Esto es sólo producto de mi mala suerte". Piensa que de alguna manera todo lo que ha ocurrido podría haber sido peor. Si crees que eres desafortunada te perseguirá la mala suerte. La fortuna llega cuando se aprovechan las buenas oportunidades y cuando uno minimiza los malos tragos con un sentimiento alegre y ligero. Siempre me ha traído suerte pasar por debajo de una escalera y también me han sucedido cosas maravillosas en martes y trece.

Atrae la buena suerte a tu vida. Que ello ocurra depende sólo de ti. Sé consciente de que las supersticiones van contra el poder de los Ángeles. Si te empeñas en seguir siendo supersticiosa, los Ángeles notarán que no confías en ellos. Haz un esfuerzo para acabar con todos los comportamientos supersticiosos. Si creer que hacer algo determinado provocará que ocurran otras cosas, cambia de opinión, hazlo y verás que después no sucede nada.

Te será más fácil la búsqueda espiritual de la claridad si tienes esperanza y si miras el lado bueno de las cosas. En el lado bueno es donde se encuentran los Ángeles y desde donde te ayudan a ser la optimista que realmente eres. Comparte tus sueños y tus deseos con ellos, quienes te otorgarán el bien supremo del Universo y te ayudarán a crear un ambiente de esperanza en el que las "cosas buenas" prosperan.

NUESTRA PROPIA SOMBRA
Todos tenemos un lado oscuro: la sombra que queda oculta a la luz. Cada uno lucha con su lado oscuro de maneras que le son propias. Una definición libre diría que el lado oscuro de la personalidad es el lado que por lo general queremos esconder del mundo. Lo mantenemos alejado de la luz e intentamos negar su mera existencia, lo que a lo largo hace que la lucha sea mucho más complicada.

En general sometemos a nuestro lado oscuro a un juicio muy duro porque no encaja con la persona que queremos que el mundo vea. Esto puede llevarnos a presumir que somos algo que en realidad no somos, o a negar el modo en que generamos nuestro pasado.

El lado oscuro son defectos de nuestro carácter que ocultamos para sentirnos seguros; defectos que por lo general nos sentimos incapaces de controlar. La palabra defecto en realidad significa imperfección, y por lo general las imperfecciones se relacionan con problemas que podemos controlar y con nuestros intentos por ser perfectos.

Oscuridad no es sinónimo de perversidad o maldad. A veces representa estos conceptos, pero nuestro lado oscuro o sombrío no es necesariamente "malo" o "perverso". La perversidad puede originarse y prosperar en temores humanos tales como el temor al dolor y al castigo o el temor a la oscuridad.

El temor al castigo hace que muchas de nuestras imperfecciones permanezcan muy bien encerradas en la oscuridad, allí donde ni siquiera nosotros mismos queremos reconocerlas, ya que creemos que tenemos que auto-castigarnos por ellas. Un alma dividida entre la oscuridad y la luz es un alma débil; por el contrario, un alma integrada es fuete, centrada y no teme a nada. Para cesar de auto-castigarnos, para integrar y superar las partes de nosotros mismos que estamos escondiendo, es preciso que encendamos la luz para observar la oscuridad.

La luz de la verdad nos permite observar nuestro lado oscuro y aceptarlo como parte de nuestra compleción. Así como un pequeño espejo puede reflejar la luz como un rayo, si tenemos el alma radiante por la luz de la verdad, iluminaremos la oscuridad con nuestro propio reflejo y brillaremos como una luz radiante de verdad para el resto del mundo.

Para que nuestro interior permanezca centrado y realmente en paz, debemos practicar la sinceridad para con nosotros mismos y descubrir y aceptar nuestra verdadera esencia. Debemos quitarnos las máscaras y pedirles a los Ángeles que nos guíen hacia una forma de vivir honesta. Los Ángeles son la luz; estarán con nosotros cuando observemos las zonas oscuras del alma y nos ayudarán a que aprendamos a amarnos y a iluminarnos a nosotros mismos.

La amabilidad y la sabiduría verdaderas provienen de la práctica espiritual; siempre habrá zonas de nosotros mismos que trabajen en contra de la amabilidad y la sabiduría. El truco consiste en no dejarse llevar siempre. Si mantenemos la luz de los Ángeles en la vida, ellos nos enseñarán mucho sobre el amor que no duele y sobre la amabilidad que no plantea expectativas.

EL ÁNGEL DE LA SABIDURÍA CREATIVA
Este Ángel es el encargado de guardar la puerta por la que la Energía de la Sabiduría fluye de la conciencia divina. Cuando tu alcanzas la consonancia con su vibración, a través de adquirir una profunda conciencia de tu Yo Superior, el flujo de Energía, hacia la fase subjetiva (el subconsciente) y objetiva (el consciente) de la mente se incrementa en forma sorprendente.

Cuando el poder de este Ángel se ve bloqueado por las proyecciones del ego, nuestra mente se confunde fácilmente, se dispersa, carece de equilibrio, y nos lleva a caer en los errores del juicio. Cuando está libre, trabaja para suministrarnos ideas súbitas y para facilitar el fluir de las verdades espirituales que antes estaban ocultas para nuestra mente.

El Ángel de la Sabiduría Creativa puede ser un poderoso aliado en el viaje hacia la conciencia superior. Cada vez que tengas que tomar una decisión, escucha atentamente a la intuición antes que a los razonamientos de tu mente ("A pesar de lo que te diga tu mente, ¿qué es lo que dice tu intuición?")

Cada paso que damos guiados por la Luz es el paso correcto, cada esfuerzo que hacemos basándonos en la energía de la Sabiduría produce siempre grandes logros.

Esto se debe a que, en la Verdad, Tú eres uno con la Mente Infinita, y a través de esa unidad se pueden conocer los secretos del universo, incluso las soluciones de todos los problemas y las repuestas a todas las preguntas. Y todo el oro del mundo no alcanzaría para comprar esa cualidad sagrada y ese poder divino. Esta es la razón por la cual Salomón eligió la Sabiduría en lugar de elegir la riqueza o el honor. Con Sabiduría podía ser y tener todas las cosas.

¿Dónde se puede encontrar esta Sabiduría? No ha de ser, por cierto, en el sistema de creencias creado y sustentado por el ego. Tampoco forma parte de la mente racional y es, por cierto, muy diferente de lo que llamamos conocimiento. Si la Sabiduría no se encuentra en nuestra naturaleza inferior, debe hallarse, entonces, en nuestra naturaleza superior, en la vibración de la energía espiritual, de la pura y radiante energía del yo divino, porque ella misma es parte de esa clase de vibraciones.

¿Cómo se puede participar de su visión sin límites, de su divina capacidad de juicio, de su sagrado discernimiento, de su clara intuición? Permitiendo que los aspectos superiores de nuestro ser asuman el control de nuestra naturaleza inferior. Y así, cuando su verdadero yo asuma el control ya nada será como antes, tu ya no parecerás tan tonta ni tan irresponsable y tus actos ya no se convertirán en un boomerang que se vuelve en tu contra y cava el profundo agujero en el que caías irremisiblemente.

Tus palabras resonarán con el Poder del Espíritu, tus emociones estarán motivadas por el amor y cada decisión que tomes será considerada como la puesta en acción de una determinada habilidad. Con la energía de la Sabiduría circulando libremente, las carencias se transformarán en abundancia, la enfermedad se convertirá en salud, los fracasos se tornarán éxitos, la maldad se volverá inocencia y las futilezas dejarán su lugar a las satisfacciones. ¡No es de extrañar que a las academias sagradas se las llamara escuelas de sabiduría!.

Pitágoras dijo que la sabiduría consiste en comprender la fuente o la causa de todas las cosas y que una vez que el estudiante alcanza la armonía con la causa, todas las causas del mundo de las formas han de llegar por añadidura. Así, la clave parece estar en la comprensión de la fuente, el reino de la conciencia que Dios tuvo gran placer en concedernos al comienzo de los tiempos.

Al seguir el camino que conduce a la sabiduría, sólo se necesita mirar ARRIBA, hacia el punto de individualización en el que Dios se conoce como YO, tu YO, el Divino YO, el Único YO que existe. Cualquiera sea el nombre que le des, a este Dios-Yo-Cristo, Alma, Espíritu, Yo Superior, el YO SOY, Consciencia Divina, etc. - sólo debes recordar que se trata de tu propia naturaleza superior, y que esa es la única Realidad que posees. Y cuando la sientas, cuando la percibas, y cuando, en última instancia llegues a realizarla, encontrarás que se trata de la totalidad y la plenitud de Dios expresada individualmente como tu YO. Tu conciencia divina - en vos, a tu alrededor, arriba tuyo, y a través tuyo - encarna la Voluntad y el Poder de Dios, el Amor y la Sabiduría de Cristo y la Actividad Creativa del Espíritu Santo. Este es el verdadero Reino de Dios, la fusión de toda la alegría cósmica y del bien universal creada en la mente del ser puro, y ese ser no es otro que vos.

En este preciso instante, tu YO Sagrado está buscando la forma de influenciar y controlar la mente, las emociones y el cuerpo de tu naturaleza inferior, es decir, tu personalidad. Y mientras más consciente estés de la presencia de esta conciencia divina, mayor será la posibilidad de que sus energías dinámicas puedan llenar el plano físico de la persona que tu crees que eres. Y cuando esa infusión llegue a completarse, despertarás y comprenderás que tú mismo eres la encarnación de los Poderes de Dios y que eres también una mente superior.

Pero, para comenzar a vivir una vida plena de sabiduría, no es necesario que permanezcamos de pie ante la fuente, esperando que se cumpla este proceso. Podemos comenzar ahora mismo. Todo consiste en producir un cambio en tu conciencia para situarte en la "escalera mecánica" que te llevará fuera de la oscuridad y te hará entrar en la luz. Tú puedes hacer que se produzca este cambio sembrando en tu mente las semillas de la Verdad.

Si reflexionas cuidadosamente sobre los "pensamientos-semilla" enumerados más abajo, hasta sentir la energía que se va desarrollando en tu conciencia, podrás darte cuenta de que tu juicio es cada vez más claro, te parecerá que tus decisiones se toman independientemente de tu mente consciente y que, de ahora en más, las soluciones a lo que llamas problemas de tu vida, aparecerán en forma súbita e inesperada. Esto es lo que sucede cuando el Ángel de la Sabiduría Creativa está en libertad de acción.

Semillas para Plantar en la Conciencia
Estoy viviendo. Este hecho es mi punto de partida para comprender la Presencia de mi Yo. Este estar vivo significa Vida y siento la Vida en mí como me siento a Mí mismo. Esta vida no se ha originado en mi cuerpo. No proviene de mi mente o de mis emociones. Este eterna fuerza de vida debe provenir de una Presencia Superior, situada en el mismo centro de mi ser.

Puedo pensar: puedo sentir. Este hecho es el segundo paso en la comprensión de la Presencia de mi Yo. Soy un ser inteligente que tiene sentimientos, aunque no he sido yo quien ha creado estas cualidades de la vida. Deben ser las expresiones de una conciencia superior que se manifiesta en lo que YO SOY.

Tengo un personal sentido del ser, y también siento una naturaleza superior, "algo" más que humano, una mente iluminada - ilimitada, libre y sin fronteras ni ataduras - un poderos Espíritu que está observando que está percibiendo y que está siendo. Esta sensación de algo que trasciende mi personalidad constituye el tercer paso en la comprensión de la Presencia de mi Yo.

Ahora debo dar el cuarto paso y ascender conscientemente hacia la Presencia de mi Yo. Teniendo ese propósito en mente, elevo mi conciencia y subo, subo, subo… más y más alto. La luz se vuelve más y más brillante. Asciendo en la energía de mi magnífico y divino Yo. Y ahora llego a la verdadera cumbre de mi ser.

Esto resulta muy bueno para Verme. Muy bueno para Conocerme. Me miro y me veo como el Sol Brillante, un ser puramente espiritual, una Presencia viviente, una mente que todo lo sabe… y Me escucho.

Finalidad: Proporcionarnos la habilidad para solucionar rápidamente todos nuestros problemas; impartir sabiduría espiritual a nuestra conciencia tendiendo el puente que va de la naturaleza inferior a la superior; asegurarnos que nuestro juicio es claro y correcto; estimularnos a actuar instintivamente.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: mente confusa, que nos lleva a cometer errores de juicio y a tomar decisiones poco felices.

Su energía resulta bloqueada debido a: una actitud absolutamente mental que se confía por completo al razonamiento y al pensamiento racional y que menosprecia la importancia de los presentimientos y de las sensaciones intuitivas.

ÁNGEL DE LA HONESTIDAD
Ser honesto no es pagar todos nuestros impuestos escrupulosamente.

Ser honesto es ser capaz de escoger siempre la verdad a la mentira, aunque le resulte incómodo a nuestro ego.
Ser honesto es ser consecuentes con nuestro Yo Superior y no ceder a las sirenas seductoras del mundo exterior.

Es ir a la esencia de las cosas y no tener en cuenta las apariencias, y actuar de acuerdo con ello.

Cuando somos realmente honestos, se instala la coherencia en nuestras vidas y todo lo que ocurre adquiere un sentido que siempre tuvo y en el cual no habíamos reparado. Como por arte de magia se ordena todo proporcionándonos una sensación de seguridad insospechada.

Cuando somos honestos con nosotros mismos y con los demás y los demás se comportan del mismo modo con nosotros.

Te propongo que:
Ponte cómoda en un lugar tranquilo en el que nadie te moleste e intenta mantener tu mente en blanco.
Imagina que estás sentada bajo una luz suave y cálida; es la luz del Ángel de la Honestidad.
Siente como todo tu ser absorbe esta luz y se funde con ella.

En el extremo de esta luz están el Ángel de la Honestidad y el Demonio de la Deshonestidad. Familiarízate con estos dos visitantes e insiste en que el Demonio de la Deshonestidad desaparezca de tu vida y que el Ángel de la Honestidad se manifieste.

Invita a tu Ángel a compartir contigo su calor y su luz, y pídele que de ahora en adelante te ilumine en todas las elecciones que tengas que realizar en tu vida.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 32
Cuerpo Mental
Quizás tu alma alguna vez creó y proyectó ese cuerpo que sos. Imagina entonces cómo podés transformarlo cada vez más y embellecerlo cada vez más. Eternamente joven y perfecto, luminoso y radiante.

Recordá un pensamiento tuyo, cuando estás trabajando, cuando estás elaborando un proyecto, cuando estás recreando el orden para una fiesta, cuando estás cocinando, observá cómo ordenas tu pensamiento, qué viene primero, qué viene segundo, obsérvalo. Sin involucrarte emocionalmente, despacito, observá cómo se van ordenando tus pensamientos; si tenés que hacer un estudio, por ejemplo, si tenés que estudiar una materia, cómo comenzás; lo que más te gusta, lo que menos te gusta.

Observa como se va estructurando, como un gran edificio, tu pensamiento: entonces, recordando eso, vas a observar y vas a verte, cómo es la energía de tu pensamiento; es como aire, es como una luz o como un rayo que aparece en las sombras. ¿Cómo es tu pensamiento, qué energía podrías dramatizar, qué energía podrías observar? Y a través de recordarlo, a través de grabarlo en tu interior, de elaborarlo en tu interior, vamos a construir el cielo; si el pensamiento es el cielo, en tu interior está la tierra, está el agua, está el cielo.

Se encuentran en nuestro interior el reino mineral con su silencio, el reino vegetal con su amor, el reino animal con su fuerza; y por supuesto el reino humano con su sabiduría, el reino angélico con su perfección y el reino divino en la totalidad de nuestro ser.

Utiliza también esos reinos para recrear este cielo, para reafirmar este cielo; al cielo vamos a recrearlo como un gran paisaje donde vas a iluminar cada estrella con un pensamiento. Pensamientos de eficacia, pensamientos de vigor, pensamientos para despertar cada día.

Despertar en el sentido de estar más alertas, ser más verdaderos; pensamientos de acciones correctas, pensamientos de autodominio; y vas a imaginar que estas palabras son como estrellas de luz en el cielo, vas a ver pensamientos de éxito que se van materializando en el tiempo y espacio que decidas.

En la mediad en que tus pensamientos de realización se concreten vas a tener más autoconfianza y autoestima, y tu vida va a ser una fiesta.

Vas a ir descubriendo tus pensamientos de autoconciencia, pensamientos de auto observación; estos pensamientos, como estrellas de luz, van a brillar cada vez más en tu cielo interior; como planetas de luz vibrando en tu cielo también se van a encontrar los pensamientos de creatividad, estrellas de provisión infinita, estrellas de intuición verdadera, estrellas de sabiduría.

Astros de integración, de conciencia del todo, estrellas dentro de tu cielo vibrando; y vas a encontrar una clave, una palabra, quizás una llave para recordar esta enseñanza cuando realmente tengas que estructurar una idea, estructurar un trabajo, estructurar una acción.

Cuando no te sientas eficaz o con capacidad para realizar o crear, recordarás esa llave, y esa llave maestra va a nutrir, va a enamorar tu conciencia y va a darte los datos que necesitas; puede ser una palabra, una imagen, un número. Porque dentro de ti, en tu cielo interior, está todo el universo; porque sos el universo. Y el universo sos vos.

Vas a llamar al Ángel de la Sabiduría y le vas a pedir que te recuerde siempre que en todo lo creado y lo no manifestado todo el universo está sostenido y vive en tu cielo interior.
* * * * *
CLASE 40 EL ÁNGEL DEL DISCERNIMIENTO
Los místicos orientales consideraban a este Ángel como el Arquetipo de la Liberación Kármica. Entre los Gnósticos de los primeros tiempos del cristianismo, era el poder de la gracia, la energía que elimina de la conciencia todas las manchas de los errores y crímenes del pasado y que nos ayuda a controla nuestro destino a través de la cualidad del discernimiento. Esto, por supuesto, está específicamente relacionado con la Ley de la Causa y el Efecto.

En las sagradas academias de nuestro remoto pasado, los principios de causa y efecto, acción y reacción, compensación, karma - todo lo cual significa la misma cosa - eran enseñados como parte de las "ciencias naturales". A los estudiantes se les decía que por medio de acciones específicas se producían determinados efectos, que esos resultados comenzaban a manifestarse y que al ser "conscientemente conscientes" de la ley podían utilizarla para escapar a la persecución a las vibraciones y para mejorar sus sucesivos estados de existencia.

En realidad, no existe ninguna cosa que pueda ser descripta como un "mal" o un "buen" karma. Se trata, simplemente, de una fuerza natural que hace que un individuo, un grupo o una nación coseche según lo que siembra. Los antiguos lo consideraban como el plan de la justicia eterna de acuerdo con el cual se exigía que todas las indiscreciones del pasado tenían que ser pagadas completamente, aunque también se enseñaba que si la ley era manejada correctamente, podía producir una gran felicidad, una cadena de consecuencias satisfactorias, de alegría y de libertad.

Estas enseñanzas fueron también formas de establecer principios reactores para vivir exitosamente sobre la tierra, pues, al nacer, entramos en un campo de fuerza que es a la vez extremadamente peligroso y sumamente beneficioso. Ingresamos a una vibración kármica que acepta cada pensamiento, palabra y deseo y hace que retornen a nosotros en una experiencia de vida que está permanentemente interconectada.

Cada acción mental, emocional y física, actúa como el detonante de una cadena de causalidad, un efecto compuesto por ondas que se siguen moviendo hasta el infinito, y donde cada onda envía hacia atrás una reacción que llega hasta el individuo que las originó, en un proceso que continúa repitiéndose hasta que el efecto de la causa esté resuelto.

Esta fuerza forma parte del orden natural de las cosas y, si bien ha de ser respetado, no debe ser temido. Tenemos, simplemente, que aprender a trabajar con Él, pues aquellos de nosotros que estamos en la rueda del renacimiento, continuaremos nuestros ciclos de vida física hasta que cada causa que haya resultado en una violación del principio del bien común haya sido cancelada.

Ralph Waldo Emerson escribió:
"¿Acaso no es perfecta la ley de la compensación? Abarca todo cuanto podemos ver. Diferentes dones a diferentes individuos, pero con una hipoteca de responsabilidad para cada uno."Los dioses venden todas las cosas". Todo lo que conocemos es un sistema de compensaciones.

"A la polaridad, es decir la acción y reacción, la encontramos en cada parte de la naturaleza; en la oscuridad y la luz; en el calor y el frío; en el reflujo y flujo de las aguas; en el macho y la hembra…. Al inducir el magnetismo en el extremo de una aguja, el magnetismo de signo opuesto se manifiesta inmediatamente en el otro extremo. Si el sur atrae, el norte repele. Para vaciar por aquí, debe condensar por allá. La misma clase de dualismo subyace en la naturaleza y en la condición del hombre. Todo exceso causa un defecto y cada defecto un exceso. Cada dulce tiene su amargura y cada mal su bien.

"Así el Universo sigue vivo. Todas las cosas son morales. Lo que en el alma que está dentro de nosotros es un sentimiento, afuera es una ley. Sentimos su inspiración; pero hay una historia en que podemos ver la fatalidad de su fuerza…. Los dados de Dios siempre están cargados. Todo secreto es revelado, todo crimen es castigado, toda virtud es recompensada, toda injusticia es reparada, en silencio y con seguridad. Lo que llamamos retribución es una necesidad universal por la cual el todo aparece en cada lugar en que se manifiesta una parte".

Como los pensamientos, palabras y deseos que afectan las "compensaciones" están basados en lo que creemos, parecería prudente hacer un examen de nuestro sistema de creencias, comparar lo que realmente creemos con lo que pensamos que creemos. La verdad es que realmente no sabemos lo que creemos hasta que vemos los efectos que producimos en el mundo exterior. Decimos que creemos en la armonía, la buena voluntad y las relaciones correctas, pero quizás estamos más seguros de la existencia de un mundo hostil, una jugada competitiva y de la presencia de fueras perturbadoras. Esto último es lo que hemos de imprimir en los sensibles discos kármicos, produciendo conflictos personales, oposición y limitaciones, y todos esos efectos continuarán hasta que cambiemos nuestras creencias.

El mismo principio se aplica a cualquier otra actividad de la vida. Y vos, ¿crees más en la plenitud o en la enfermedad, en la abundancia, o en la escasez, en el éxito o en el fracaso? Tú eres lo que crees, y todo lo que eres consciente de ser está imprimiendo en el campo kármico para devolverte los frutos de tu conciencia. Ahora comencemos a trabajar con la Ley de la Causa y el Efecto, en lugar de hacerlo contra ella.

El aprendizaje del antiguo arte del discernimiento requiere, como todo, disciplina y dedicación. Discernir significa ser perceptivo, astuto, juicioso, tener capacidad de discriminación. A su vez, esto significa ser constantemente conscientes de nuestros pensamientos, palabras y deseos y pensar, hablar y actuar sólo desde el punto de la inocencia. Esto quiere decir que debemos ser sensibles y perspicaces al examinar y reestructurar nuestras creencias para asegurarnos de que estén basadas en la Verdad del Ser y no en la apariencias,

Pagamos la deuda cósmica registrada en el cuerpo al eliminar la irritación y la hostilidad y al transmutar nuestra ira en una decidida intención de vivir en plenitud. En lugar de luchar contra la enfermedad comenzamos a edificar una conciencia de la salud, dejando que nuestra conciencia perciba que la morada de la plenitud es el perfecto Yo Superior y permanecemos con Él hasta que tiene lugar la experiencia de su realización.

Practicamos una medicina preventiva al vivir con Amor Incondicional para que en el campo kármico sólo se imprima nuestra voluntad del bien. Estampamos el sello de "Pagado" sobre nuestras obligaciones kármicas en el campo de las finanzas, superando la sensación de futilidad y corrigiendo la sensación de separación de nuestra fuente. Dejamos de luchar contra las insuficiencias y nos concentramos más en comprender que la conciencia de que el inmensamente rico YO SOY que mora en nuestro interior es realmente nuestra fuente de suministros. ¡Somos lo que somos conscientes de ser!

Debemos examinar cada una de las áreas de nuestra vida y ponernos a trabajar para producir una cadena de consecuencias satisfactorias que se extienda hasta el infinito. Lo tenemos todo y lo tenemos ya, y ahora es el momento de asegurarnos que la naturaleza kármica universal reciba esta impresión con toda la fuerza de nuestra divina conciencia. Y, afortunadamente, tenemos un santo auxiliar que está listo y capacitado para actuar según nuestras intenciones…, o sea el Ángel del Discernimiento.

Muchas veces hemos sentido que una determinada acción no nos acarrearía consecuencias satisfactorias para nuestros intereses y, sin embargo, hemos dejado de lado la advertencia y luego hemos tenido que pagar por nuestro error, para aprender a costa de "morir" en medio del desconcierto, el rechazo, el fracaso y las privaciones. El ignorar a la que sabemos es nuestra verdadera guía para un accionar correcto produce el correspondiente efecto. Incluso cuando parece que hemos sido heridos mortalmente por nuestras transgresiones de la ley, la vida continúa, y hasta que hacemos borrón y cuenta nueva, parece que estuviéramos viviendo en el infierno la mitad de nuestro tiempo.

Quizás desees leer nuevamente este mensaje y luego consentir en aceptar la asistencia del Ángel para que te ayude a armonizar tus vibraciones colectivas y para que despeje tu ceguera ante la Ley de Causa y Efecto. Esto puede hacer necesarios algunos períodos adicionales de aislamiento, debido a que el Ángel trabaja más eficazmente en el silencio condicionado a la conciencia para que sea más prudente y para que adquiera mayor capacidad de juicio.

En la tranquilidad de tu mente, el Ángel te ayudará a ver la Verdad y a llevarla siempre contigo para discernir la rectitud y corrección de cada situación que se produzca en el bullicioso mundo que te rodea. Cuando el Ángel haya realizado su trabajo, en tu vida sólo habrá una estación, un tiempo perpetuo para cosechar los frutos que surgirán de la buena semilla.

Finalidad: Este Ángel trabaja mejor en los momentos de soledad entrenando a nuestra mente para que sea prudente y juiciosa y para ayudarnos a emprender acciones que estén basadas en un sólido discernimiento.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: descuido, negligencia e imprudencia, conducta y lenguaje impetuosos; personalidad carente de tacto; también puede indicar una personalidad emocionalmente fría, que se preocupa poco por los demás y defiende exageradamente su intimidad y privacidad.

Su energía resulta bloqueada debido a: una conciencia concentrada casi exclusivamente en los "efectos" de este mundo antes que en la Causa; los sentimientos de inseguridad acerca de las personas que nos rodean, un fuerte deseo de separarse de la gente debido a la sensación de falta de seguridad en el trato con los demás.

ÁNGELES DE LA MÚSICA
Sobre ellos habría que decir muchísimas cosas, pero las palabras son insuficientes y limitadas. Son criaturas sumergidas en una dimensión de luces y sonidos, armonía, belleza sin límite.

"Desde el centro del universo, en el que Dios se manifiesta, por ondas y vibraciones, por grupos y categorías, se retransmite hacia el exterior hasta los límites más lejanos en que viven los hombres, lo secos de la Armonía. Su sonido resplandece del color mismo de la música.

"Su misión - manifiesta Hodson - es la de llevar el esplendor de millones de prismas, el fluctuar de millones de planetas abajo, hasta los oídos de los hombres y aún más allá, en los mundos de la materia, para que incluso el árbol, la hierba y el topo que vive bajo tierra puedan escuchar la armonía divina".

Los Ángeles de la música buscan el contacto con seres humanos espiritualmente elevados para transmitirles esos ritmos y aquellas armonías. Y es así que algunos artistas estén inspirados por Ellos, recogen de las profundidades de su alma o de lo alto de los Planes Astrales los sonidos y las sinfonías que los Ángeles les han sugerido.

Ellos los transforman en notas y partituras, en composiciones que luego darán la vuelta al mundo alimentando el espíritu de sus semejantes.

Muchos artistas de nuestros días componen así, sin ni siquiera ser conscientes del mecanismo divino que actúa dentro de sus obras.

Desde lo Alto trabajan con extrema diplomacia y habilidad, no buscan nuestro consentimiento para incluirnos en el Plan evolutivo. Todos nosotros somos dóciles, inconscientes peones de un inmenso tablero; pero, independientemente de la parte que hacemos, ha sido siempre elegida respetando nuestro Ser, en el interés de nuestro crecimiento interior.

La evolución humana pasa también a través de la música puesto que la música es armonía, es alimento para el espíritu, es elevación del alma, es el sublime contacto con la Mente Creadora.

Naturalmente, de todo esto hay que eliminar los estruendos disonantes que desgarran no sólo los oídos de las personas sensibles, sino también sus cuerpos sutiles. La música es perfecta geometría, es matemática aplicada al ritmo, es armonía, no estruendo sin sentido.

Invariablemente, el mensaje y la enseñanza de los Reinos superiores insisten en la necesidad de una colaboración siempre más intensa, siempre más extendida a muchos más hombres. Solamente así se podrán poner las bases para una Humanidad nueva, más consciente, que viva su vida con alegría, lejos del sufrimiento, del odio, de la violencia, que son cadenas que bloquean su evolución espiritual.

LAS MUSAS
Las musas son agentes de la creatividad que inspiran nuestro talento y nuestros dones. Todos podemos ser creativos, pero no olvidemos que el origen de la creatividad subyace en un mundo que no podemos ver.

Existen musas que, sin tener en cuenta nuestro talento, están dispuestas a inspirarnos más allá de los límites de la condición humana. Cuando los Ángeles nos inspiran, no existen límites para la creatividad. Esta va más allá del talento y alcanza la genialidad cuando desarrollamos la capacidad de escuchar a nuestra inspiración.

En la mitología griega existen nueve musas: las hijas de Mnemosina (la memoria), quienes formaban parte del séquito de Apolo. Eran las diosas de la Inspiración: Clío de la Historia, Melpómene de la Tragedia; Urania de la Astronomía, Talía de la Comedia, Terpsícore de la Danza, Calíope de la Poesía Épica, Erato de la Poesía Erótica, Euterpe de la Poesía Lírica y Música y Polimnia de los Cantos Sagrados.

Te habrás dado cuenta d que hay tres musas que representan la poesía y de hecho mucos poetas antiguos y contemporáneos reconocen a las musas como fuente de inspiración.

En Roma existía la costumbre de agradecer cada comida al "lares" (el genio del hogar". Algunos hogares incluso disponían de un lugar fijo para él. Lares era el espíritu fundador de la familia y su fuente de creatividad. La genialidad formaba parte de la vida cotidiana.

La palabra genios proviene del antiguo nombre que designaba al espíritu guardián de todos los romanos varones. Juno a su vez designaba al de las mujeres. Los romanos rendían honores a estos espíritus en las antiguas celebraciones de aniversario y los reconocían como la fuente de la imaginación individual.

Inspirar o meditar significa reflejar creatividad. Cada vez que necesites inspiración interior, llama a tu musa. Contacta con tus agentes de la creatividad, esos Ángeles especiales que inspirarán tu talento en la vida. Sea tu vocación la de matemático, pintor de obras maestras, compositor o escritor, acostúmbrate a escuchar a tu guía interior para transformar tu talento en genio.

Por favor, no creas que el hecho de que existan estas musas creativas signifique que no poseas talento y creatividad artística propia. Somos lo suficientemente inteligentes para abrir nuestra conciencia a la información que viene del exterior, y somos nosotros los que realmente realizamos el trabajo. Por lo tanto, reconoce el genio que llevas dentro de ti

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 33
Curar nuestros Espejismos
A medida que trabajamos con nuestra amorosa Presencia y nuestro Ángel de la Guarda vamos a aprender que hace mucho tiempo nos están cuidando, y nosotros quizás nos olvidamos de registrarlos.

El cuidado de los Ángeles es como una gran madre, que nos cuida y nos alimenta con amor.

Esta programación es para tomar conciencia y ver algunas de las situaciones que vivimos, que son reflejos de deseos de nuestras propias confusiones en todos los planos.

Son como hechizos que nos hacemos, como espejismos que provocan nuestras emociones, nublando nuestra mente con falsas y sombrías imágenes.

El espejismo de la imagen que queremos darles a los demás; de poder, saber, ser popular, de destruir, de ser castigados por la vida, del miedo a las enfermedades.

El espejismo de la ambición, de ser víctimas, de someter o ser sometidos, de haber sido embrujados, engañados, estafados, de que la vida es una lucha, o de que todas las personas nos generan conflictos.

El espejismo de las expectativas de pensar que los otros nos tienen que dar aquello que no nos damos a nosotros mismos. El espejismo del trabajo y sus recompensas, del paraíso o del infierno, de la muerte como final de todo, de fanatizarnos con una verdad absoluta, de todo lo oculto y misterioso y el que proyectamos en nuestra familia, hijos, pareja.

Hay tantos espejismos como quieras encontrar.
Desde el centro del corazón vamos a pedirle a nuestra presencia, al Ángel de la Guarda, al Ángel de la Presencia, al Ángel de la Sabiduría, que se tomen de la mano unidos en nuestro interior, como si fueran las manos tomadas de toda la humanidad.

Empezamos a sentir, por esa intensa vibración que genera la energía que invocamos, un alivio profundo, un estado de paz, de amor y de curación.

Nosotros mismos continuamos, en el proceso de curación, con una luz rosa dorada.

La niebla del espejismo ilusorio se va a ir disipando a media que tomemos conciencia del origen, la causa, la razón y el efecto de ese factor negativo que está bloqueando a veces toda nuestra realidad, no permitiendo ver el valor de nuestro verdadero ser, nuestras potencialidades, y tapando lo sueños posibles para nuestra evolución.

También es importante chequear hasta dónde esta niebla invadió nuestro cuerpo, casa, lugares de trabajo, cada sitio donde pisamos, recorrerlos y convertirlos en una luz rosa dorada que es el rayo del amor, de la paz y de la unión con nuestra Divinidad interna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...