sábado, 3 de septiembre de 2016

ÁNGELES – CLASE 31 (Alexiis)


CONCIENCIA ANGELICAL
Con el comienzo de la Nueva Era, ha llegado el tiempo de iniciar la colaboración entre los Ángeles y los hombres, a fin de erradicar de nuestro planeta esta época oscura de masacres, de odio, de consumismo desenfrenado, que es el resultado de un egoísmo sin límites, que a todos nos está afectando por igual.

En todo el Planeta, con modalidades diversas, según el diferente nivel de comprensión humana, los Ángeles hacen resonar en los planos de la conciencia, la delicada nota de su llamada. En el estruendo de las metrópolis, en el silencio de los templos, en las escuelas, en las oficinas, en cualquier lugar donde haya seres humanos, cada vez más personas entre ellos alcanzan a percibir la llamada de los hermanos alados.

Muchos captan el mensaje durante el sueño, cuando de cada ángulo de la Tierra millares de hombres y mujeres son reunidos en las "Aulas Nocturnas de Aprendizaje", para ser instruidos ocul-tamente. Casi nadie, al despertar, recuerda lo que ha recibido en la noche, ésta es la regla. Con la mente libre de condicionamientos o recuerdos, cada uno puede trabajar en el Plano con sus propios medios, por pequeños o grandes que sean.

La selección en "Clases de Aprendizaje" se efectúa en todo el planeta entre hombres y mu-jeres de cualquier edad, desde niños a ancianos. No se tiene en cuenta ni el nivel de cultura ni la condición social, sobre todo se examina el aura de los individuos, eligiendo a los predispuestos para el servicio activo.

Desde lo alto nos observan y nos valoran, casi todos somos útiles para las inescrutables fi-nalidades de los Maestros. A menudo, personajes imprevisibles, a los que ningún humano daría crédito, forman parte activa del Plan, junto con otros que, aparentemente, nos parecen más pre-dispuestos. El metro de los Maestros no es ciertamente el de los hombres…

Para que los Ángeles puedan trabajar en nuestra dimensión y acelerar nuestro crecimiento evolutivo, no hacen falta muchas cosas; nuestros Hermanos Mayores no ponen condiciones taxativas. Su mundo es de alegría, serenidad y armonía, las mismas cosas que querrían instaurar en el nuestro.

Los requisitos fundamentales para colaborar los poseemos todos, pero uno particularmente facilitará el camino de ellos hacia nosotros: nuestra serena confianza en la existencia real de Ellos.

Para que esto se realice será necesario mucho tiempo; cuánto, depende de nosotros. No se buscan héroes sino seres humanos.

Es necesario crear un puente entre las dos dimensiones, y veremos que una vez iniciada la construcción por nuestra parte, súbitamente nos los encontramos de frente, sin tener que esperar a llegar a la mitad del trabajo.

Abrir nuestro corazón y la mente a los Ángeles no comporta gran dificultad. Es necesario que nos hagamos "inocentes como niños", hacer puro nuestro corazón, que nuestros fines estén libres de segundas intenciones. Es una elección de vida, pero entre las más sencillas de realizar.

Los Ángeles en principio, no ponen condiciones particulares a su colaboración. Son espíritus puros, incapaces de pensamientos negativos, de finalidades ocultas y dañinas, y piden de nosotros la misma pureza y transparencia.

Quien decida trabajar con Ellos debe olvidarse de sí mismo, debe hacerse un limpio y des-interesado servidor de la humanidad. Quien se acerca a los ejércitos celestiales debe hacerse transparente como el cristal, debe ser un canal limpio por medio del cual la energía que viene de lo alto, pueda fluir libremente para ser vertida sobre el género humano que todavía duerme. Ningún pensamiento egoísta, ningún separatismo o segundas intenciones deben empañar corazón y mente de quién pretenda trabajar con Ellos.

Cada uno de nosotros está rodeado por problemas grandes o pequeños y es justo invocar ayuda para resolver nuestros problemas, pero no debemos dejarnos cegar por el problema mismo. Deberíamos tenerla capacidad de dejar fuera el egoísmo y pedir ayuda también para otros herma-nos nuestros, apesadumbrados también ellos por problemas más grandes que el nuestro.

Por ejemplo, si una persona sufre por estar enferma, puede ciertamente pedir a las legio-nes de Ángeles Sanadores ayuda para sanar, pero obtendrá infinitamente más alivio si pide ayuda para sí misma y para las otras personas enfermas como ella. Recibirá ayuda para sí, pero recibirá también, por reflejo, la ayuda que haya enviado hacia las personas que sufren.

El objetivo de su plegaria ha sido ensanchado, hecho más puro, más desinteresado, y por lo tanto imbuido de un amor más grande. El egoísmo en el pedir para sí ha sido superado por el altruismo fraterno de pedir también para los otros seres que sufren.

La respuesta angélica será rápida y viva, pues nuestro amor (desinteresado o no), nuestras intenciones, aún las más ocultas, son perfectamente visibles en el aura.

Trabajando con los Ángeles, entramos en contacto con grandes energías sobrehumanas, verdaderas potencias, portadoras de gran energía, que se ponen en movimiento para acudir a la llamada del hermano humano.

Los Ángeles están efectivamente entre nosotros, muy cerca, dispuestos a intervenir a la mínima llamada de ayuda. Saben acoger cada uno de nuestros más pequeños pensamientos de gratitud, y de afecto para con ellos. Están con la misma alegría al lado del sabio que del niño, del iniciado que del lugareño.

Los Ángeles manifiestan que las barreras entre nuestros mundos están cayendo y que:

"La iniciativa para esta comunión debe provenir de los humanos, nosotros siempre estamos aquí. Aquellos de ustedes que nos alcanzan, sienten el toque de la belleza, de la verdad, el asombro y hasta una sensación de vuelta al hogar. Así sabrán que han ingresado a nuestra realidad y desearán regresar a ella. Experimentarán una expansión del espíritu, y se verán renovados. Noso-tros también nos renovamos, porque durante mucho tiempo ha habido una separación entre nues-tros reinos, para detrimento de ambos.

"No podemos ir a ustedes, pero notamos, reconocemos y respondemos cuando vienen a nosotros. Su impulso de reconocimiento de la belleza, de la verdad y la reverencia, por un breve momento nos unifica. Generalmente esto no perdura; no tienen el coraje de sus convicciones, ni práctica para permanecer con nosotros. Decimos: relájense, despréndase de su antiguo conoci-miento, sean como niños y simplemente vengan. No importa si no nos relacionamos a nivel del lenguaje o el pensamiento. Sabemos que si la humanidad pudiese sentir nuestros reinos, la vida en la Tierra cambiaría completamente. Sería lo mejor que haya hecho el hombre, porque no los reten-dríamos, pero los pasaríamos en conciencia al Uno de quien siempre somos conscientes.

"No pueden traer lastres a nuestro mundo, no pueden venir a nosotros a menos que sean libres, semejantes a un niño y livianos. Comparado con la usual lobreguez humana, el nuestro es ciertamente un mundo maravilloso. Aún así, si no quieren, pueden vivir su vida cotidiana con la misma actitud con que vienen a nosotros. Saben que tienen que dejar caer sus lastres para entrar en contacto con nosotros y, por lo tanto, saben que pueden hacerlo. Decimos, ¿por qué no hacerlo todo el tiempo? Resulta extraño continuar con antiguas pautas mientras la libertad puede ser suya siempre que quieran."

"Nuestra conciencia es superior a la de los seres humanos porque, aún cuando tratamos con la materia tanto como lo hacen ustedes, no podríamos separarnos de la Divina Fuente del Po-der. Ustedes humanos se separan de esa misma Fuente por medio de sus pensamientos. Tienen mayores poderes que nosotros, pero también mayores limitaciones. Nosotros no estamos aprisio-nados por las formas inferiores; no es preciso que ustedes lo estén y no lo estarán cuando se hayan identificado con aquella Fuente.

"Las energías de nuestro mundo y de su mundo son inmensas, se acumulan por todos lados, claman por ser liberadas y usadas. El poder está en todos, pero mucho de Él se encuentra más allá de ustedes, porque están demasiado bloqueados por las limitaciones impuestas por el egocentrismo. Nosotros manejamos esa energía, ese poder, en vastas extensiones, en concentrados toques, en torbellinos, y la manejamos a la derecha, a la izquierda y al centro como color, co-mo sonido como cualquier cosa que puedan imaginar. Pero la manejamos de acuerdo con un patrón y en función del todo; la manejamos para Dios con precisión y con lo mejor de nuestra habili-dad. Es nuestra alegría perfeccionar ese poder y transformarlo en servicio.

"¿No quieren ustedes hacer lo mismo? ¿Por qué aniquilarse mediante el uso imperfecto del poder? Para nosotros, la vida es un glorioso cambio de expansión; a menudo es para ustedes una pesada molestia, un movimiento carente de propósito.. y todos usan sus oportunidades y su poder en contra del todo.

"Es una idea ridícula pensar que pueden obtener para sí mismos simplemente lo que se les ocurra sin tomar en cuenta el Todo, ya sí y todo eso es lo que hacen, aquello para lo que fueron educados, aquello para lo que la atmósfera del mundo está preparada. ¡Les habríamos dicho esto hace generaciones si nos hubieran dado la oportunidad!

"Bromas aparte, realmente deseamos inculcar en el mundo humano que hay una nueva manera de lograr un bello uso del poder: poniendo a Dios en primer lugar, y ahí está la increíble maravilla del poder gobernado en armonía con el Todo, tal como sucede con nosotros, en un cente-llante intercambio de belleza conducente a otra aún mayor, mundos sin fin, y sin un movimiento en falso, o un ruido estridente, o nada fuera de lugar, porque no se nos ocurriría pensar solamente en nosotros mismos. El mundo está cambiando, y nosotros quisiéramos aumentar el cambio a inculcar en ustedes, la pureza, belleza, fuerza y maravilla de poder usado para Dios. No hay palabras para expresarlo, encuéntrenlo todo en su interior".

EL ÁNGEL DEL AMOR INCONDICIONAL Y DE LA LIBERTAD
En una de las escuelas de misterios, es decir una de las antiguas escuelas de sabiduría, el arquetipo que represente a la Energía del Amor es pintado como la primera manifestación de la mente divina, o Ser Supremo. En la Astrología, este ángel es representado por el planeta Urano, cuya simbología está directamente relacionada con el desarrollo de la conciencia espiritual y la iniciación en un orden superior de la vida, por medio del Poder del Amor Universal y de la Fuerza de la Libertad.

Cuando, hace muchísimos años, los místicos descubrieron la existencia de los ángeles se reconoció que Amor - no el amor humano, sino el amor divino, el Amor Incondicional - era el prin-cipio rector de estos Poderes Causales, la auténtica energía que había creado todo el cosmos. La Libertad se asimiló como un atributo de este Ángel, para enfatizar los aspectos incondicionales del amor divino y para diferencia claramente entre el sentimiento humano llamado amor, representado por la naturaleza inferior, y el Amor sin límites, sin trabas y sin fronteras representado por este Ángel.

La Fuerza y la Energía del Amor Incondicional es absoluta y completamente libre, mientras que el amor condicionado que se expresa en la naturaleza humana tiende a limitar y restringir tanto al amado como al propio amante. La personalidad humana, acuciada por el deseo de ser amada, tenderá siempre a provocar la misma emoción en los otros, pero esto no es más que amar para ser amado - las ataduras están eternamente presentes - y, para satisfacer motivos egoístas, produce una obligación en las otras personas. Esa clase de amor es obligatorio y manipulador, mientras que el Amor Incondicional es algo abierto y carece de límites.

Desde la época de nuestra "caída" en la conciencia material, esa forma de amar incondicio-nalmente no ha sido propia de la naturaleza humana y, sin embargo, es la única forma de amor conocida por nuestra alma divina. Y ese amor está irradiándose tiernamente en todas las mentes y en todos los corazones, como un Ángel del alma, distribuyendo la energía del amor y trabajando para liberar a cada individuo de las ataduras del ego.

Con sólo tomarte un momento para pensar acerca de lo que realmente es el Amor, puedes llegar a comprender el asombroso poder que el Ángel del Amor Incondicional y de la Libertad - la Mano de Amor de Dios -, tiene en su propio campo de energía. Cuando este Ángel está libre de las proyecciones del ego, tu realmente te conviertes en una fuerza que irradia bondad y cualquiera que se encuentra en el campo de tu radiación es elevado al estándar divino de totalidad y de armonía.

Como en tu conciencia experimentarás una completa ausencia de temor, de culpa, o de cualquier sentimiento de represión y de restricción podrás saber que el Amor Universal está fluyen-do libremente a través tuyo. Si experimentas sentimientos negativos, eso significa que estás blo-queando la influencia divina del Ángel a través, específicamente, de emitir juicios sobre las personas y situaciones basándote sólo en las apariencias. Consideremos un poco más cuidadosamente lo que esto significa.

Todas las cosas que vemos sólidas y tangibles en nuestro mundo físico, ya sea la que ve-mos en este preciso momento o que las que imaginamos que llegaremos a ver en el futuro, son sólo apariencias. En el sentido espiritual, estas cosas son una "ilusión", debido a que están sujetas a cambios; tienen un comienzo y un fin, además de ser un efecto, una consecuencia. Y el único poder que podemos encontrar en un efecto es el poder que le otorga el observador en el momento en que lo está juzgando. El proceso de juzgar mediante las apariencias se convierte en un grave obstáculo para el accionar del Ángel del Amor y la Libertad.

Cuando estamos decididos a ver sólo las mejores cualidades, tanto en nosotros mismos como en otras personas, dejamos al Ángel en libertad para disipar los temores que nos han man-tenido en esclavitud. Todas aquellas cosas a las que uno ha podido llegar a temer, no son nada más que un efecto, y en este se incluyen las personas, los lugares y las cosas. Sí, las personas, vos y cualquier otro que aparezca como una forma física, son sólo una sombrea de la Verdad. Recuerda que una ilusión puede parecer real, pero eso no significa que sea la Realidad.

El cuerpo físico, como la mente y las emociones, son mutables y transitorias, sólo parecen ser sustanciales. ¿Pueden hacerte algún daño estas sombras? Sólo si tu les confieres la autoridad par que lo hagan, y el hecho de que se les transfieras ese poder, significa que tu las has juzgado de manera errónea, y que, una vez más, estás poniendo obstáculos a la acción del Ángel que "crea nuevas formas y vivifica todas las cosas".

Si haces un alista de 101 temores, esa enumeración sólo ha de representar 101 condiciones, situaciones y "cosas" que no existen en ninguna parte, excepto en tu mente. El poder del mie-do se ve enormemente aumentado por las formas de pensamiento que nosotros mismos hemos construido a partir de nuestros temores y fobias. Estas formas de pensamiento aumentan su poder cada vez que les prestamos atención, pues la "energía sigue al pensamiento", hasta que llegan a dominarnos completamente.

¿Y qué ocurre con las situaciones atemorizadoras que te están presionando justo en este momento, esas situaciones que son muy reales, en términos de tu experiencia de vida? Sin que importe cuán genuino y factual parezca ser cada una de esas situaciones, tu solo estás tratando con apariencias, y eres tú quien decide cuánto poder deseas conferirles.

La Sabiduría de los Siglos siempre ha sostenido que todo es energía y vibración. Cuando la energía se manifiesta como materia produce ilusión…. La materia sólo es un punto focal temporal de la energía y esto ocurre con respecto a todas las formas. Pero, subyaciendo en todas las formas existe un patrón de energía que, constantemente está atrayendo hacia sí toda la materia para lle-varla hacia un nivel superior. En esto consiste la verdadera naturaleza perdurable de un determi-nado fenómeno.

Mira a tu alrededor y fíjate en cualquier cosa de las que existen en el mundo material, in-cluyendo tu cuerpo. Todo cuanto te rodea es energía manifestándose como materia. Si juzgas por la apariencia de escasez, enfermedad, riesgos, intimidación y peligros, lo que tú haces es conde-narte a ti misma. Así bloqueas y detienes la acción del Poder del Amor y la Libertad y haces que otras ilusiones, aún más amenazadoras aparezcan ante tuyo como plenamente sustanciales.

El secreto es retroceder en la conciencia, alejarse de lo que estás viendo, y dar un paso a los patrones de energía subyacentes, al remolino de vibraciones "que, constantemente, está atra-yendo hacia sí toda la materia para llevarla hacia un nivel superior". ¿Y dónde se encuentra este patrón, este remolino? Justo dentro de tu propia conciencia. En ese campo de fuerza viviente al que llamamos yo, tú o nosotros, está el patrón que rige todo lo que existe en el mundo fenoménico - dinero, hogar, comida, transporte, las relaciones ideales y el cuerpo perfecto - la infinita abun-dancia en el plano tridimensional.

Estos patrones, o ideas divinas, se asemejan a las diapositivas que se proyectan en una pantalla. Cuando la Energía-Luminosa se irradia a través de la diapositiva, la imagen perfecta es proyectada en la pantalla exterior de nuestro mundo, y su vida aparece "totalmente llena". Sin embargo, si estás experimentando alguna insuficiencia, en cualquier área de tu vida, eso significa simplemente que estás reemplazando la caja donde se guardan las diapositivas divinas por otra que contienen diapositivas que son de tu propia creación. Y esto sucede porque tu misma te estás identificando con efectos que parecen limitadores, antes que con la Causa, que no es otra cosa que tu conciencia limitada.

Las diapositivas divinas están esperando que tú las coloques en el proyector. ¡Comprende que tú misma eres el proyector, tu conciencia es la que las proyecta! Y como la energía creativa está fluyendo constantemente a través de tu conciencia, de modo que ahora tu trabajo consiste en ver (con tu ojo interior) la realidad de los patrones, para amarlos con toda la fuerza de tu mente y de tu corazón, y para sentir la energía derramándose a través de los patrones e irradiándose hacia toda la materia acumulada y convirtiéndose en algo sustancial. Esta acción sirve para avisar a los Ángeles que ahora estás juzgando correctamente y que has tomado la decisión de hacer que los patrones perfectos ocupen el lugar de las falsas imágenes creadas erróneamente por el ego.

Cada vez que, en el mundo que te rodea, veas alguna apariencia que parezca estar por de-bajo de los modelos divinos de armonía, plenitud y suficiencia, aleja tu atención de las escenas exteriores y haz que tu diapositiva interior cambie, haz que deje de ser una imagen de miedo y reemplázala por un patrón de Realidad Perfecto. ¡Cambia la diapositiva!

Ten siempre esta frase en mente y repítela interiormente cada vez que aparezca alguna in-dicación visual que anuncie la presencia del miedo. Luego contempla el patrón de Realidad, asegú-rate de que ha ocupado el lugar central de tu corazón, en tu naturaleza sensible, y, con amor, y con total interés, examina esa huella maestra.

Existe un patrón para cada una de las cosas que podrías llegar a necesitar o desear en tesa vida, de modo que si "por allí" ves algo que tenga incluso la más mínima posibilidad de producirte miedo, ¡cambia de diapositiva! Y ten en cuenta que, cada vez que lo hagas, no sólo estás reempla-zando una ilusión por la Realidad, sino que también estás liberando al Ángel del Amor Incondicional y de la Libertad para que esté en condiciones de cumplir con su maravilloso trabajo de ayudarte a realizar tu identidad divina.

FINALIDAD: Enseñarnos a actuar sin maldad, con inocencia, y sin perjudicar a otros y funcionar como la fuente desde la que ha de derramarse el Amor Universal, servir como el maestro y señor de los otros Poderes Causales; ayudar a la realización de nuestro Verdadero YO y a recono-cer ese Yo en las otras personas.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: miedo, culpa, sentimientos de represión; una conciencia que nos dice que no estamos siendo juzgados imparcialmente por los demás.
Su energía resulta bloqueada debido a: la tendencia de juzgar a otras personas y a las si-tuaciones basándonos en las apariencias.

EL ÁNGEL DE LA SÍNTESIS
El ser humano es la síntesis de la creación. Por esta razón los antiguos lo llamaban "micro-cosmos", hecho a imagen y semejanza del "macrocosmos".

Dentro de cada ser humano está completo el conocimiento sobre sí mismo, su vida, sus problemas, todo aquello que necesita conocer en la vida. Pero muy a menudo buscamos fuera de nosotros mismos ese conocimiento que siempre estuvo en nuestro interior.

El conocimiento interior es eterno, sintético, unitivo, esencial, mientras que los conocimien-tos exteriores son provisionales, se pierden en los detalles y a menudo no son sino ignorancia camuflada.

Huyamos pues del análisis desintegrador y quedémonos con la síntesis creadora.

Te propongo que:
Busques un lugar tranquilo en el que sepas que nadie te va a molestar.
Poco a poco cierra los ojos y siente como te vas serenando.

Sin forzarlos, deja que fluyan en tu interior pensamientos y sensaciones, pero no te fijes en ellos. Más bien déjate fluir a ti mismo visualizando un tobogán que va hacia adentro, hacia la fuen-te de Conocimiento que hay dentro de ti.

Déjate deslizar por ese tobogán hasta caer en los brazos del Ángel de la Síntesis. Dale las gracias por recibirte y pídele que esté presente en tus decisiones y en tu vida en general.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº 24
DECLARACIÓN DE CAMBIO
La palabra escrita tiene un poder propio, en especial cuando los Ángeles participan. Entonces, cuando necesitemos ayuda para camibar un esquema de pensamiento o una mala costumbre, sacamos una hoja de papel y comenzamos a escribir.

Vamos a hacer una declaración de que estamos libres de pensamientos negativos, esquemas caducos y mapas antiguos. Anunciamos finalmente que estamos dispuestos y felices a aceptar el cambio, y declaramos que los nuevos esquemas con resultados positivos reemplazan las cos-tumbres negativas y caducas.

Podemos hacer esto de la forma que más nos convenga, pero hagámoslo con creatividad. Declaremos todas nuestras falencias, todo el exceso de equipaje, y dispongámonos a renunciar a ello pro el bien del Yo Superior. En el cambio de perspectiva nos conviene divertirnos e incorporar una dosis de humor. Es muy gracioso que una persona se ría de sí misma y disfrute de la locura de la existencia humana.

Anunciemos formalmente nuestra fe en los Ángeles; ellos nos ayudarán a salir en los tiem-pos difíciles, y por sobre todo nos ayudarán a ser felices y a aceptar el hecho de que verdadera-mente merecemos tranquilidad y bienestar.

Cada uno de nosotros es un ser humano maravilloso y valioso, cuya vida es una luz en la tierra, y los Ángeles quieren que disfrutemos de ello.

¡Vamos adelante!

*
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...