jueves, 18 de agosto de 2016

ÁNGELES – CLASES 14, 15 Y 16 (Alexiis)



CLASE 14 MIGUEL Y RAFAEL TRABAJANDO JUNTOS

Parecería ser que Miguel y Rafael colaboran para conseguir un objetivo común: trabajan juntos para ayudarnos a alcanzar la sanación. Cuando existe una gran necesidad de curación, como por ejemplo en el caso de una persona muy afectada por la muerte de un ser querido, la protección de Miguel es una parte muy importante del proceso de sanación. El gran Arcángel puede, en sentido metafórico, extender sus alas a nuestro alrededor para protegernos de influencias perjudiciales que podrían evitar que nos concentráramos en la necesidad de curarnos. En un ambiente protector como este, nuestros Ángeles de la Guarda, en colaboración con Rafael, nos pueden ayudar a sanar.

Todos tenemos muchas oportunidades para pedir a nuestros Ángeles que nos ayuden a sanar nuestras vidas, pero para las personas cuya profesión consiste en curar, las oportunidades de disfrutar de la colaboración de los Ángeles son mucho más numerosas.

Como profesional de la salud, uno se debería someter a la tutela permanente de Rafael y Miguel. Nunca se debería entrar en la habitación de un paciente sin antes pedir al Ángel Propio y al del paciente que brinde su ayuda. No habría que recetar una medicación o un tratamiento sin antes pedir ayuda a los Ángeles para que aquel tratamiento resultara tan efectivo como fuera posible.

Por la noche habría que decir a cada uno de los pacientes, "Sueña con los Ángeles", y por la mañana, igual que todavía lo hacen los granjeros franceses: "Buenos días a ti y a tus compañeros", refiriéndose, por supuesto, a su Ángel.

Habría que hablar a los pacientes de sus Ángeles de la Guarda porque es muy reconfortante saber que los Ángeles siempre están con nosotros. Es seguro que las noches pueden ser muy largas y solitarias.
Muchas personas que están gravemente enfermas, sobre todo aquellas que están ingresadas en un hospital, explican que han visto a sus Ángeles o han notado que les tocaban. En ocasiones el personal del hospital se ríe de estas experiencias y aseguran que sólo son producto de los calmantes, pero los pacientes saben la verdad. Sus Ángeles les visitan para curarles, tal vez no curen sus cuerpos de forma inmediata, pero les curan el miedo y la angustia que sienten y les transmiten fe y esperanza haciendo que se sienten mejor. En ocasiones también les visitan para facilitarles la transición de esta vida a la próxima, y entonces les dicen que ha llegado la hora de partir.

Los niños son especialmente propensos a ver Ángeles. Tal vez son demasiado jóvenes para saber que ver Ángeles es "imposible", y por lo tanto los ven con mayor facilidad.

EL ARCÁNGEL GABRIEL
Su nombre significa "DIOS ES MI FUERZA", y parece ser nuestro más frecuente visitante de los reinos elevados.

Es el Gobernador del Edén y el mandatario de los Querubines. Se dice que se asienta a la siniestra de Dios y para los mahometanos dictó la totalidad del Corán a Mahoma y está considerado como el Ángel de la Verdad.

Gabriel es descrito como dotado de 140 pares de alas, y en la tradición judeocristiana es el Ángel de la Anunciación, de la Resurrección, de la Misericordia, de la Revelación, y de la Muerte. Como mandatario del primer cielo, está más cercano al Hombre.

Según el testimonio de Juana de Arco, fue Gabriel quien persuadió a la Doncella de Orleáns para que ayudase al Delfín.
Gabriel se aparece a Daniel a fin de explicar la asombrosa visión que tuvo el profeta de la lucha entre el carnero y el macho cabrío (siendo destruido por los griegos del oráculo de los persas). Vuelve a aparecerse a Daniel para anunciarle la llegada de un Mesías, mensaje que repite medio milenio más tarde a María en la Anunciación. Es curioso que apareciese en tantas concepciones. Antes que a María, ya había anunciado a Zacarías la llegada de Juan el Bautista.
El carácter esencialmente femenino de este notable Arcángel se revela una vez más en la tradición popular, que habla de cómo saca del paraíso al alma invariablemente rechazada y la adoctrina durante los nueve meses que permanece en el seno materno.

La astrología esotérica ve al Arcángel relacionado con la esfera lunar y con el elemento Agua, del signo Cáncer.

Es el agua de la gestación, en la que se desarrolla el germen divino que se encarnará en cada embrión humano. Naturalmente, es un agua simbólica, que no pertenece a la dimensión física sino a los planos astrales superiores. Es el agua a través de la cual se entrevé el futuro, el elemento que consiente a la mente humana llegar a la intuición. Es la precognición que hace surgir la genialidad y los descubrimientos científicos o la creación de una obra maestra en el arte.
Gabriel es el custodio de la creatividad expresada en todos los campos del conocimiento humano; es el que abre la mente del hombre a la comprensión del genio y de la belleza; el que hace "Concebir" las ideas, pues a Él atañe todo lo que concierne a la concepción, tanto en el plano físico como en el abstracto.

Por lo tanto, Gabriel actuando a través de las Legiones de sus Ángeles, extiende su dominación incluso sobre todo lo que concierne a la creación física y espiritual de un nuevo ser.

En el momento de la concepción, sus legiones de Devas, constructores de la forma, descienden en la materia; guiarán el proyecto físico de las células que se van agregando en el vientre materno para plasmar a un hombre.

Otra criatura de sus legiones celestes acompañará al embrión físico al espirito que deba encarnarse. Permanecerá toda la vida junto al nuevo nacido, haciéndose su custodio… Tal vez el gran Arcángel se moverá "personalmente" para escoltar a una gran Entidad cuando ésta debe entrar en un cuerpo físico para encarnarse en la Tierra.

Los comunes mortales, sea cual sea su religión, fe, raza o color, sean buenos o malos, futuros santos o individuos perversos, todas las criaturas que han nacido o nacerán sobre nuestro planeta, realizan su viaje del mundo espiritual al físico guiadas por Ángeles sometidos a Gabriel, y que permanecerán siempre a su lado. De Gabriel, pues, dimanan las infinitas legiones de los Ángeles custodios, los pacientes ayudantes del género humano. Criaturas que ayudan en la evolución de nuestra especie, pero que, a la vez, se desarrollan por medio de nosotros.

Dominador del elemento Agua, Gabriel, extiende su influencia sobre Cáncer, Piscis y Escorpio.

EL ARCÁNGEL URIEL
Citado como uno de los cuatro Ángeles de la Presencia, significando su nombre "FUEGO DE DIOS", es clasificado diversamente como Serafín, Querubín, regente del sol, llama de Dios, presidente del Hades y, en su papel más conocido, Arcángel de la Salvación.

Dirige el Tártaro (o Infierno) y en el colérico e infernal "Apocalipsis de San Pedro", Uriel aparece como el Ángel del Arrepentimiento, descrito gráficamente como un ser casi despiadado como cualquier demonio, al que uno no desearía encontrarse en el Infierno. "Uriel, el Ángel de Dios, expulsará, de acuerdo con su trasgresión, a las almas de los pecadores… que arderán en sus moradas con un fuego eterno. Y después de que todos hayan sido destruidos en sus moradas, serán castigados eternamente, etc., etc.

Para aquellos que todavía imaginan que todos los Ángeles son dulces y encantadores, esta descripción debe resultar una advertencia. Los Ángeles probos son tan inmutables en el cumplimiento de sus obligaciones como un camión de cuarenta toneladas que circula a ciento cincuenta kilómetros por hora, aproximadamente con el mismo efecto.
Con frecuencia se ha identificado como el Querubín que se alza "en la Puerta del Edén con una espada flameante", o en su calidad de Ángel que "vigila el trueno y el terror", Uriel parece ser una figura muy seria, y, como tal, su Presidencia del Infierno parece más apropiada.

La afirmación de que fue el Ángel que dio la Cábala al hombre está curiosamente reñida con lo que sabemos de su fanática probidad. No obstante, existe una cierta justicia poética en el hecho de que fue precisamente este Ángel riguroso con las normas quien, en el siglo VIII, resultó tan severamente reprobado por un Concilio Eclesiástico. Más tarde, la Iglesia se aplacó y Uriel fue rehabilitado, pero transformado en un santo cuyo símbolo sagrado era una mano abierta sosteniendo una llama.

Uriel también se distingue por ser el Ángel más observador de todos. Él fue el mensajero enviado para advertir a Noé de la proximidad del diluvio, siendo conocido además como el Ángel del mes de septiembre.

EL ARCÁNGEL RAGÜEL
Hay además, cuatro Arcángeles especiales. Son Arcángeles del misterio, a estos no se los puede convocar pero sí debemos conocerlos.

Tradicionalmente conocido como Rasuil, Rufael, Akrasiel y "AMIGO DE DIOS", Ragüel, según Enoc, se ocupa de vengar el mundo de los astros. Esto también puede interpretarse como el que vigila el buen comportamiento de los Ángeles. ¡Y llegaremos a descubrir que éste es probablemente el oficio más agotador de toda la burocracia celestial!.

Los Ángeles son una especia particularmente vulnerable cuando llegan a la corrupción. E incluso este mismo Ángel, que se suponía debía juzgar la conducta de sus pares, debido a un giro maravilloso del destino, fue reprobado por la Iglesia en el 745 d.c., junto con Uriel. Ambos Arcángeles sufrieron la indignidad de ser excluidos de las listas en el prestigioso Santoral. Esto sucedió en el ignomioso concilio eclesiástico convocado por el Papa Zacarías, quien dirigió una especie de caza de brujas angélica entre los estratos más elevados de los seres celestiales.

Condenó a Ragüel por ser un demonio "que se hizo pasar por Santo". Como logró Zacarías obtener en la tierra la prueba de ello está más allá de lo imaginable y debe de haber sido fuente de perplejidad y especulación, incluso en esa época.
En períodos más tranquilos, este Arcángel fue mencionado en parte del manuscrito de la apócrifa Revelación de Juan. En el manuscrito se lee que "Entonces Él enviará al Ángel Ragüel diciendo: haz sonar la trompeta por los Ángeles del frío, la nieve y el hielo, y calma toda clase de ira en los que se alzan a la izquierda.

Fue Ragüel quien transportó a Enoc al cielo. Entre sus otras funciones se dice que figuraba la de ser un Ángel de la Tierra y un guardián del segundo cielo.

EL ARCÁNGEL SARIEL
También conocido como Suriel, Suriyel, Zerachiel, y Saraquel, su nombre significa "MANDATO DE DIOS". Esto se adecuaría a la descripción de sus obligaciones tal como son enunciadas por Enoc, quien dice que es Sariel el responsable de la suerte de los Ángeles que trasgreden las Leyes.

Mientras que existen muchos aspirantes con méritos para el dudoso honor de ser el Ángel de la Muerte, Sariel ha sido siempre el candidato más probable. Aunque por lo general se cree que fue Zagzagel quien transmitió a Moisés todo su conocimiento, muchos eruditos atribuyen la tarea a Sariel. Ciertamente, Él es conocido por haber sido casi suizo en cuestiones de higiene, habiendo adoctrinado al Rabino Ismael en muchos de los detalles sanitarios de la conducta virtuosa.

También se afirmó que Sariel es un sanador como Rafael, un Serafín y un Príncipe de la Presencia.

No obstante, según lo que estamos comenzando a reconocer como patrón angélico de conducta, también es mencionado por Enoc como uno de los rebeldes caídos. Es difícil conciliar esto con el hecho de que en "Las Guerras de los Hijos de la Luz contra los Hijos de las Tinieblas" su nombre aparece sobre los escudos de una de las unidades combatientes de los Hijos de la Luz. Presumiblemente, su carácter de agente doble fue aclarado hacia el siglo I.

EL ARCÁNGEL RAZIEL
Conocido también como Ratziel, Gallizur, Saraquel y Akrasiel, Raziel ostenta el fascinante título de "ÁNGEL DE LAS REGIONES SECRETAS Y DE LOS MISTERIOS SUPREMOS"

Según una leyenda, Raziel es el autor de un gran libro, "donde se pone por escrito todo el conocimiento celestial y terrenal". Cuando el Ángel dio su volumen a Adán, algunos Ángeles envidiosos se lo robaron para arrojarlo al océano. Una vez recobrado por Rahab, el Ángel demonio primordial de las profundidades, el libro pasó primero a Enoc, quien aparentemente lo presentó como propio, y luego a Noé, que de Él aprendió a hacer su arca. Se cree que también Salomón poseía ese libro, el cual le proporcionó sus extraños conocimientos mágicos y dominio sobre los demonios.

A partir de entonces parece haber desaparecido, después del breve descubrimiento con Salomón. Resurgió la paternidad literaria de Eleazar de Works, un escritor medieval. Se dice que en las páginas de este volumen Raziel reveló las 1.500 claves de los misterios del Universo. Lamentablemente, dichas claves están escritas en un código secreto que ni siquiera es comprendido por los Ángeles más importantes.

Otros místicos judíos informan que "cada día el gran Ángel Raziel se alza sobre la cumbre del Monte Horeb y proclama los secretos de los hombres a toda la humanidad".

Según Moisés Maimónides, Raziel es el Jefe de los Tronos, identificándose con un brillante fuego blanco, que es una de las características de ese orden.

Un atributo curioso, registrado por el Rabino Pirke, es que Raziel "despliega sus alas sobre los Hayyot por miedo de que su aliento llameante consuma a los Ángeles auxiliadores". Los Hayyoth, o bestias celestiales, son considerados idénticos a los Querubines.
* * * * *

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 7
Cartas a tu Ángel
Para realzar tu experiencia y ayudar a crear una atmósfera que conduzca a la comunicación angélica, es conveniente encender una vela o una varilla de incienso. necesitarás papel y lápiz. Te conviene hacer la cimentación antes de comenzar, sobre todo si te sientes atolondrada.

1) Siéntate cómodamente y dedica unos instantes a concentrarte en tu respiración, regulándola de modo tal que inhalación y exhalación duren aproximadamente el mismo tiempo.

2) Ahora vuelve tu atención hacia adentro y piensa en tu Ángel, tal como lo haces cuando escribes a tus amigos. Piensa en tus amigos, en su aspecto, y luego te diriges a ellos teniendo en cuenta su personalidad. De la misma forma, piensa en tu Ángel y permítete sentir su suave energía.

3) Fecha tu carta, escribe "Querido Ángel" y deja que fluyan las palabras. Pide a tu Ángel orientación y/o apoyo y agradécele su ayuda por anticipado. Luego firma al pie, como lo harías en una carta a un amigo.

4) Si tienes un altar de meditación o una caja en la que guardes cosas especiales, puedes guardar la carta allí. Algunos ponen las cartas a sus Ángeles bajo la almohada. Otros las queman, enviando el mensaje a los cielos con el humo que se eleva. Tú sabrás qué hacer con la tuya. Y si no lo sabes, ¡pregunta a tus Ángeles!
* * * * *

CLASE 15 EL AMOR COMO META
El objetivo de la larga enseñanza por parte de las criaturas angélicas es el de conseguir en el hombre una profunda transformación interior. Este resultado, sin embargo, será muy lento, gradual. Muchos siglos han de transcurrir en la búsqueda de los individuos listos para su elevación. Y desde hace ya muchos siglos esta búsqueda se ha iniciado desde lo alto y poco a poco cada vez más seres humanos estarán elegidos o implicados.

La criatura angélica que llevó los mensajes a Hodson, narra las etapas del viaje del hombre: de la indiferencia hacia sus semejantes hasta el desarrollo de la llama interior, del amor hacia todas las criaturas que lo despierta, lo hace arder desde el interior, lo transforma hasta hacer de Él una presencia divina que camina sobre la Tierra.

Es un mensaje de esperanza, es una exhortación perentoria: "¡Despertad!", grita el Ángel y Hodson recoge fielmente sus palabras.

Es un texto extenso pero es de tal intensidad y belleza que sería una lástima no transcribirlo, sería privarte de la emoción que puede dar el conocer estas palabras. Léelo y reléelo, deja que la grandiosidad de este mensaje llegue a tu corazón:

"Vendrá un tiempo, en la larga serie de las muchas vidas del hombre, en el que el amor tomará el mando. Cuando el hombre se rinda a su poder, el amor inundará su ser, llenará su corazón, penetrará en los escondites de su alma. De ese modo, lleno de amor, iluminado, inundado, verá el dolor y el sufrimiento del mundo, oirá el grito de cada alma que sufre.

"Las lágrimas de dolor caerán sobre su corazón y arderán como gotas de llama líquida".

"El dolor de los pájaros, de los animales, de los peces del mar encontrará cabida en las puertas del corazón. Sentirá sus agonías mientras se mueren masacrados por manos que no conocen amor.

"Viendo todo esto, sintiéndolo profundamente en su alma, se levantará para intentar salvarlos y descubrirá que es impotente, que no puede parar la mano de la crueldad, que no puede sanar las heridas abiertas.

"Descubrirá que no tiene ni el conocimiento ni la facultad d eliminar la agonía de los hombres y de los animales, agonía que lacera su corazón.

"Entonces, consciente de su propia impotencia decidirá obtener el Conocimiento y el Poder.

"De ese modo Él buscará el sendero y, una vez encontrado, empezará a andar por Él. Si alguna vez tuviera vacilaciones, el amor le conducirá. Si por debilidad se volviera atrás, el amor le parará los pasos.

"Si se perdiera a lo largo de los placenteros caminos transversales de la ilusión y de la intemperancia, el amor hará que vuelva atrás.

"Si con argumentos huecos y teorías sin vida, los filósofos le ordenaran parase, si cerrara su oídos a los gritos del dolor, el amor tocará su poderosa trompa, haciendo desaparecer las teorías y las filosofías, quemará en Él con tal ardor que ya no podrá quedarse quieto.

"Si caminando se ilusionara con los sueños, el amor despertará su alma, despedazará sus sueños, pidiéndole acción.

"Si tuviera que tropezar, el amor le sostendrá. El amor le sonreirá a casa paso, ahondando cada vez más en su corazón.

"En el sendero, descubrirá pronto que al lado del amor andan Conocimiento y Poder. Tiende la mano para ayudar a sus semejantes y ve como se curan sus heridas.

"Lleno de esta nueva alegría sigue su viaje. Y el amor hablará a su corazón diciéndole: "Conocimiento y Poder deben estar unidos dentro de ti, antes de que tu puedas sanar los dolores del mundo.

"Así, el amor le pone entre las manos el estandarte que debe llevar y escribe en él el nombre de Dios.

"Los hombres lo ven mientras recorre el camino, le ven el estandarte entre las manos, pero al reforzarse por leer su nombre, ven solamente "Poder-Conocimiento-Amor".

"No pueden leer el nombre de Dios, ven solamente la armadura, la espada y el escudo que Dios concede al hijo que va en viaje hacia Casa.

"Armado y equipado de esta manera, atraviesa el puente; encuentra la fuente del conocimiento, del poder y del amor, de esos se sacia y reconoce que es un ser divino.

"Así, ahora que ha tomado conciencia, vuelve para sanar el mundo que ha dejado detrás de sí. No hay dolor que no responda a la magia de su toque y no hay sed que no pueda ser aliviada con su poder. No hay mal que su conciencia no pueda disipar, no hay forma de vida, por elevada o modesta que sea, en la que no se puede ver a sí mismo.

"Sana por medio de la identificación. Elimina el dolor puesto que es el Ser del dolor, puesto que el dolor es el lado oscuro de la alegría.

"Dejando el mundo de los hombres, se convierte en su redentor, éste es el premio, ésta es la meta. Para esto comenzó a recorrer el sendero.

"En el acto de la redención experimenta el máximo de alegría, la alegría del amor completamente manifestado.

"Vosotros, lectores, ¿no habéis sentido en vuestro corazón el dolor del mundo? ?El grito de sus sufrimientos os ha dolido en vuestro corazón o al contrario dormís aún?

"Podéis dormir aún un poco, pero vendrá el tiempo en el que el amor os tomará de la mano y posará vuestros pies sobre el Sendero. Por esto he venido a hablar en nombre de vuestro angélico Ser, a intentar mostrarnos la Vía, a hablaros de su magnificencia, de la gloria todavía por revelar."

No hay comentarios que pueda añadir a estas líneas. Si el amor hacia nuestros semejantes toca profundamente nuestro corazón, estamos en el camino justo. Si el deseo de llevar ayuda es fuerte dentro de nosotros, desde lo Alto han individualizado y predispondrán los caminos para que nuestros pasos no se pierdan en la selva de las ilusiones terrenas…

Este es el último fin para el que hemos sido instruidos, para ponernos en disposición de dar el salto, de pasar del estado de humanidad "en sueño" al de humanidad "en camino".

EL ARCÁNGEL REMIEL
En los documentos más antiguos es conocido como "MISERICORDIA DE DIOS". Este nombre lo identifica como el "Señor de las Almas que esperan la Resurrección". Es el "Señalado por Dios" para conducir las almas al Juicio Final.

Ciertamente, debería saber acerca de tales cuestiones del alma, pues es claramente mencionado en los escritos de Enoc como conductor de los apostatas y uno de los Ángeles caídos.

Simultáneamente aparece como uno de los siete Arcángeles que se alzan ante Dios. Según Enoc, esta jerarquía era "responsable de la difusión de las doctrinas de los Siete Arcángeles".

Se dice que en los comienzos de su carrera fue Él, y no Miguel, el Ángel que destruyó al ejército de Senaquerib. Como es el Ángel que manda sobre las visiones verdaderas y fue a través de la "visión verdadera" de Baruc que Remiel se manifiesta como el vencedor de Senaquerib, resulta indudable que parece tener una desventaja desleal sobre Miguel en la atribución de la hazaña.

Se dice que en este combate venció a Nisroc, "la gran Águila", quien fue mandatario del orden de los Principados hasta su derrota como adalid de los asirios.

EL ARCÁNGEL METATRÓN
Según los místicos judíos, llegó a detentar el rango del más alto de los Ángeles, pese a no estar mencionado en las escrituras. Sin dudas, Metatrón tiene abundantes títulos que son defendidos por los rabinos, si bien como Ángel cristiano es más enigmático que la mayoría de ellos. El significado de su nombre nunca ha recibido una explicación satisfactoria, aunque una interpretación es: "EL QUE OCUPA EL TRONO VECINO AL TRONO DIVINO".

En ésta y muchas otras ocasiones ocupa el territorio habitualmente reclamado por los demás Arcángeles, en particular por Miguel, con quien más se identifica.

En términos de antigüedad, Metatrón es, en realidad, el más joven de la hueste celestial. En una versión de su historia, Metatrón fue en un tiempo el patriarca Enoc, quien se convirtió en un Ángel flameante, dotado con 36 alas (6 x 6) e innumerables ojos. Esto sólo le haría unos 8.500 años más viejo, lo cual, si bien resulta sin duda impresionante si nos atenemos a los criterios mortales, apenas se corresponde con la escala angélica ciñéndonos a la creencia de que los Ángeles fueron creados al mismo tiempo que el Universo, quince mil millones de años atrás.

En ciertas escuelas del misticismo, Metatrón, al que se considera el más alto de los seres celestes, llegó a recibir el nombre de YHWH Menor. En hebreo, las letras YHWH representan el nombre más sagrado e impronunciable de Dios.

Enoc fue elegido por el Señor como escritor de la verdad, el más grande escriba de la tierra, por lo que no resulta sorprendente que en ese salto a la forma angélica, como Metatrón, le acompañasen sus anteriores facultades. Por ello Metatrón es conocido como el escriba celestial, que registra todo cuanto sucede en los archivos etéreos.

TRANSFORMACIÓN ENTRE LOS ÁNGELES
Según ciertas fuentes, han observado que últimamente se están produciendo profundos cambios en los reinos angélicos. Parece ser que esta reorganización corresponde a la relación de ciertos Ángeles que trabajan con nuestro mundo, lo cual se debería al cambio de nuestra conciencia colectiva, la que permite un mayor acercamiento hacia nosotros.

Por ejemplo, existen cuatro Ángeles súper lumínicos mayores que se ocupan de la vida humana sobre la Tierra, los que son Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel. La forma en la que trabajan para nosotros ya no es la misma de tiempos pasados. Miguel, por ejemplo, era siempre visto con una espada amputando el mal. Pero como estamos dominando la dualidad, Miguel ya no necesita hacer eso. Sus funciones han variado y ahora es el Custodio de la Paz.

A Gabriel se le ha visto siempre como el Ángel de la Revelación, pero como ahora estamos más cerca de los Ángeles, cambia la naturaleza de la revelación. Ya no es necesario que se nos revelen cosas que podemos captar de otras maneras. Por eso Gabriel está adoptando funciones diferentes; experimenta cambios en la descripción de su trabajo y se va convirtiendo, simplemente, en el Ángel de las Relaciones.

Actualmente, aunque superficialmente no lo parezca, estamos viviendo más en Armonía con Todo Lo Que Es.

Tal como ya dije antes, como todos los seres celestiales son a un tiempo masculinos y femeninos, de modo que se puede utilizar una versión femenina de Uriel, Gabriel, Rafael y Miguel, si lo prefieres.

Descontando la aparición ocasional de algún raro individuo esclarecido, los seres angélicos más elevados se mantienen apartados de la experiencia humana. David Spangler, uno de los fundadores de la comunidad de Findhorn, ha observado que, si los Ángeles trabajan con individuos y grupos pequeños, parecen tener una cualidad humana y, por cierto, toman aspecto humano de vez en cuando, pero los Ángeles que se ocupan de grupos más numerosos pueden parecer, desde nuestra perspectiva, bastante impersonales.

El surgimiento en nuestro cuerpo de un chakra nuevo, el chakra del timo nos brinda un vínculo energético de persona a persona, por primera vez. Este vínculo y la gradual evolución de la conciencia grupal, nos permiten conectarnos con estos seres de una nueva manera. Podemos haber sido tan ciegos a su presencia, como en otros tiempos a la existencia de virus y bacterias, pero cuando nos reunimos en grupos, generamos una energía y conciencia suficiente para atraer a hordas de Arcángeles.

¿Por qué queremos atraerlos? ¿Es alguna forma de evitar nuestras responsabilidades? ¿O podría ser que ellos fueran la energía transformadora que todos pedimos en nuestras oraciones, aquellos cuyos profundos conocimientos sobre las transformaciones planetarias nos permitirán efectuar los grandes cambios con gracia y elegancia?

Cuando se abran a los Arcángeles grupos de médicos, por ejemplo, podrán recibir información sobre curaciones que alterarán radicalmente nuestro modo de cuidarnos.

Las asambleas de científicos que se abran a sus ángeles recibirán información mucho más avanzada que la que podrían conseguir construyendo telescopios multimillonarios o aceleradores de partículas.

Los ambientalistas y expertos en ecología recibirán información que permita limpiar los desperdicios tóxicos y crear fuentes de energía alternativa que nadie ha imaginado aún.

Los políticos que se reúnen en grupos, invocando a los Ángeles, obtendrás esclarecimiento e información para resolver los grandes problemas de nuestra época.

Ya estés luchando con problemas familiares o de trabajo, de tu comunidad o del gobierno, cuando trabajes con los Arcángeles elevas el plano en el que funcionas y profundizas la trama energética que te conecta a aquellos con quienes trabajas.

EL ÁNGEL DE LA APERTURA
Una mano abierta puede contener agua, pero una mano cerrada no. Cuando estamos abiertos, el amor puede penetrarnos, pero cuando nos cerramos sólo queda lugar para la tristeza.

Un Ángel una vez me dijo que el pecado de Adán fue cerrarse a Dios. Adán cayó cuando cerró su corazón.

Si hubiera seguido abierto, todavía viviríamos en el paraíso.

Cerrarse es quedarse en las limitaciones del ego, mientras que abrirse es dejarse penetrar por el gozo infinito de Dios.
Cuando nos abrimos, permitimos que la vida fluya a través nuestro. Cuando nos cerramos, estamos haciéndole el juego a la muerte.

Te propongo que:

Te puedas preparar para esta meditación mediante un buen baño y poniéndote ropas limpias.
Puedes encender una vela y quemar incienso.
Vacía tu mente de todo lo que creas te autolimita e imagínate rodeado de una luz suave y cálida.
Siente como todo tu ser absorbe esta luz y se funde con ella.
En el extremo de esta luz está el Ángel de la Apertura. Ábrete a Él e invítale a que entre a tu vida y que el gozo infinito de Dios te llene.
Ábrete y déjate penetrar por la sensación de paz, luz y limpieza que se desprende de Él.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 8
La Presencia YO SOY
Trata de registrar lo que está sucediendo en tu interior o exterior; ahora sabemos que podemos crear nuestra realidad y modificarla a cada momento.

Vamos a invocar, con la asistencia del Ángel de la Presencia a nuestra amorosa Presencia Mágica, que habita en el interior de nuestro corazón.

Se visualiza como un foco de luz dorado rosado, que contiene amor, sabiduría y poder.

Luego de purificar nuestros cuerpos podemos registrar seta dulce, eterna presencia, que está directamente conectada con la esencia de nuestro ser.

Conoce el propósito de nuestra existencia y el camino correcto a seguir.

Una vez que la hayas conectado, pídele que siempre puedas irradiar tu luz a los demás, que puedas consolar con tu amor a los que necesitan decir las palabras más sabias, poder concretar las acciones brillantemente.
Siendo el puente perfecto y el canal verdadero para todos los reinos de la creación.

* * * * *
CLASE 16 EXPANDIENDO LOS SENTIDOS

Como los Ángeles viven en un estado de conciencia expandida, uno de los mejores modos de alinearnos con ellos es expandiendo nuestros sentidos. Nos vemos constantemente bombardeados con estímulos del mundo exterior; por eso se diría que todos nuestros sentidos están continuamente en uso. Pero no es así. Por el contrario: para manejar la extraordinaria cantidad de información recibida, nos cerramos y seleccionamos nuestra experiencia. No podemos responder a todo; nuestros circuitos se sobrecargarían. Por ese motivo muchas personas viven en un estado de semiconciencia. Es como comer cuando se está resfriado, y con la nariz tapada: no se percibe el sabor de la comida, con lo que se pierde gran parte del gozo.

Una mayor conciencia sensorial acentuará el placer de lo que hagas. Es fácil y divertido de adquirir. La próxima vez que escuches música, ábrete a la posibilidad de verla, sentirla y hasta degustarla. Pon tu casette favorito; no importa que sea de rock o de Bach. Por en volumen tan alto como los vecinos lo permitan y acuéstate en el suelo. Siente las vibraciones en el cuerpo. Cierra los ojos y observa qué colores o imágenes aparecen. Diferentes fragmentos tendrás formas diferentes o te causarán sensaciones distintas. Déjate llevar, sabiendo que estás creciendo en armonía y sensibilidad. Y supón que pudieras degustar la música: ¿sabría a helado, a hamburguesa o a ensalada de hojas de lechuga?

La próxima vez que mires algo bello, ya sea una pintura o un coche nuevo y reluciente, ábrete a las posibilidades de escuchar sus sonidos, oler su fragancia y degustar su sabor. Si pudieras traducir a sabor lo que ves, ¿sería dulce o agrio, salado o picante? Si pudieras tocarlo, ¿sería liso o rugoso, suave o áspero? ¿A qué olería? Deja que estos ruidos, aromas, imágenes, sabores y sensaciones te lleven a otros reinos, a ensoñaciones de síntesis y nueva apreciación.
La próxima vez que vayas a comer algo, cierra los ojos y olfatéalo bien. ¿A qué te recuerda? ¿Es potente, suave, áspero? Cuando te lo lleves a la boca, saborea tu textura y no sólo su sabor. Aparte del color que tiene, ¿qué color describiría su gusto? Y cuando lo comes, ¿cómo suena? ¿Crujiente y esponjoso?

El olfato es el más evocativo de todos los sentidos. Un aroma puede transportarte instantáneamente a experiencias y sensaciones previas. La próxima vez que huelas algo, cierra los ojos. Inhala su fragancia con la boca abierta; es posible que hasta puedas percibir su sabor. Cuando respires su olor, ¿puedes sentir su textura? ¿De qué color podría ser? Si fuera música, ¿cómo sonaría?

Para aumentar tu sentido del tacto, frota un trozo de seda contra la parte interior de tu antebrazo manteniendo los ojos cerrados. Ahora frótalo contra tu frente, sobre el Tercer Ojo. ¿Lo sientes distinto en diferentes lugares? Experimenta con otras texturas tales como lana, papel de aluminio, un trozo de fruta o un pétalo de flor. Reúne impresiones. ¿Qué sonido se relaciona con esta textura? ¿Qué color, qué forma? ¿Qué olor? ¿Qué sabor?

Explora maneras de extender tu gozo a los cinco sentidos, pues estás a punto de embarcarte en el sexto. Cuando viajas consciente de tu niño interior descubrirás maneras de enfrentar el mundo con maravilla, apreciación y placer. Y esas son justamente las condiciones que alientan el contacto angélico. El expandir juguetonamente tus sentidos te ayudará a desarrollar la capacidad de comunicarte con la energía no física de los Ángeles.

Por separado se te darán diferentes Programaciones Angélicas que te enseñarán a alinearte con los Ángeles de un modo diferente cada una.

EL ÁNGEL DE LAS RELACIONES AMOROSAS
Las relaciones amorosas significan mucho más que el solo hecho de atraer el alma correcta para que sea nuestro compañero o compañera, y también significan más que encontrar la receta para vivir con otra persona sin tener ninguna clase de conflictos, pues los verdaderos vínculos incluyen a toda la familia planetaria. La piedra fundamental sobre la que se basan esta clase de relaciones es la responsabilidad, la habilidad para responder a las necesidades de otra persona sin minimizar la responsabilidad con la que él o ella tienen que cargar. Estas es la clave para establecer una relación correcta.

Esto nos dice que, si dos personas han de disfrutar de una relación, cualquier clase de relación - entre amigos, amantes, esposos, entre padres e hijos o entre personas que trabajan en el mismo lugar - ambas partes deben ser responsables. Y esta responsabilidad incluye la comprensión de lo que se refiere para establecer un buen vínculo y para responder plenamente a esas necesidades.

Además, esto debe hacerse sin violar la libre voluntad del otro y sin dejar pasar las ocasiones que puedan presentarse para que la otra persona pueda crecer, física, emocional, mental y espiritualmente. Debemos recordar que cada uno de nosotros viene al mundo con una tarea específica para su alma, y que, en la escuela de la vida, no debemos ocupar el lugar de otras personas, ni tratar de aprender las lecciones por él o por ella. Si, en su nombre, hacemos las pruebas que corresponden a otro, incurriremos en un engaño cósmico y sumaremos karma por los problemas que causemos.

La significación de la palabra "responsabilidad" es la cualidad de ser responsable sin entrometernos, para poder concentrarnos en dar lo que se necesita. Pero, en verdad, todo lo que tenemos para dar a cualquiera es el fruto de nuestra propia conciencia, lo cual significa que, una vez más, el punto de partida de cualquier relación correcta y amorosa es el individuo al que estás mirando en el espejo.

En primer lugar, no podemos amar auténticamente a otra persona si no nos amamos a nosotros mismos, y esta verdad está explicada y destacada en el Nuevo Testamento. En Marcos, 12:28-31, leemos: "Y acercase uno de los escriba que les había oído y, viendo que, les había respondido muy bien, le pregunto: "¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?". Jesús le contestó: 'El primero es: Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existen otros mandamientos mayores que estos".

Jesús nos dijo que "nuestro Dios es el único Señor", queriendo decir que la divina conciencia, el Yo Superior, es el único YO de cada individuo en este plano y más allá.

Después de establecer el principio de identidad universal, Jesús nos dijo que amemos a nuestro YO con todo lo que tenemos. Así, tenemos que amar, adorar, apreciar y cuidar a este magnífico Ser Superior que somos con todo nuestro corazón, nuestra alma, nuestra mente y nuestras fuerzas. Y como nuestra divina individualidad está reflejándose continuamente en nuestra personalidad y en nuestros cuerpos físicos, no debemos pasar por alto totalmente al "círculo". Aunque no llegaremos a sentir hacia el yo que se manifiesta en el plano físico el mismo tipo de arrobamiento y de apasionada afección que sentimos por el Único Señor que mora en nosotros, deberíamos experimentar una profunda sensación de estima y aprobación y un fuerte sentimiento amistoso hacia la persona que somos en el mundo.

Esto también es Amor. Recuerda, sólo existe un faro de luz. Lo que llamamos la naturaleza inferior no es otra cosa que la Luz aún no realizada que se encuentra en el extremo inferior del espectro. Si el Amor puede transformar a las bestias más salvajes, también puede, con toda seguridad, ser capaz de domesticar al ego.

La tercera parte del más grande de los mandamientos es la de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Prójimo quiere decir "otra persona", y como cualquier otra persona es una manifestación del mismo YO y del mismo espíritu YO SOY, el mandamiento, simplemente nos está diciendo que amemos a esa única Presencia que se espera en muchas formas, independientemente de cuál sea la máscara (es decir la persona) que esa Presencia esté vistiendo en este mundo.

Hay que comprender que lo que estamos viendo en los otros, y también lo que estamos recibiendo de ellos, es una proyección de lo que hay dentro de nosotros mismos, y que esto puede aplicarse a todo el espectro de nuestras relaciones.

La mayoría de las veces, se trata de pensamientos y sentimientos que han sido reprimidos. Pero toda energía debe ser expresada de alguna manera, y la energía reprimida se expresa por medio de la proyección, por ejemplo, al atribuir a cualquier otra persona ciertas características de nosotros mismos para poder experimentarlas a través del otro y poder, así aprender de esa experiencia.

Para ser más concreta, si tu dices que "nadie quiere comprometerse conmigo", lo que realmente estás diciendo es que no quieres comprometerse contigo mismo, y quizás, esto se deba a que no te sientes valiosa o digna de ser estimada, y no crees que valga la pena comprometerse contigo. La raíz de esta minusvaloración podría muy ser alguna forma de culpa que se encuentre oculta en las profundidades de tu conciencia, una sensación de culpa por algunos errores del pasado por los cuales tu misma te has condenado y, por lo tanto, sientes que debes ser castigada.

Lo que estás proyectando sobre los otros es "No te acerques y no te intereses en mí, porque me he sentenciado a una vida de apartamiento de toda relación amorosa". La otra persona se hace eco de tu proyección y actúa en consecuencia con lo que le estás diciendo.

Lo que oscurece nuestra conciencia de la presencia del amor en nosotros mismos y en nuestras relaciones es la culpa. Cuando dos personas continúan aprendiendo sus lecciones para lograr perdonar, su culpa decrece proporcionalmente: mientras menos culpa haya, mayor será el amor que podremos experimentar. Este es el amor que "crece" en el seno de una relación. En realidad, lo que ocurre es que la culpa decrece a través del perdón y esto permite el crecimiento del amor que siempre estuvo listo para crecer en nuestras mentes.

Nuestras relaciones, más que cualquier otra actividad de nuestra vida, son las que producen la mayor cantidad de efectos kármicos. Cada uno de nuestros pensamientos, palabras y obras, afectan de una u otra manera, el desarrollo de nuestras relaciones. Todo cuanto damos ha de volver a nosotros, de modo que el mandamiento de "amaos los unos a los otros", es realmente una guía para vivir más armoniosamente a través de la aplicación correcta de la ley kármica. Al ser plenamente conscientes de que siempre cosechamos lo que sembramos, podremos comenzar a edificar una relación correcta - con pensamientos amorosos, palabras de aliento y acciones constructivas - tanto en nuestro hogar como en nuestro lugar de trabajo, y en todas partes en las que nos tengamos que desenvolver.

Uno de los más famosos principios herméticos nos dice que como es arriba es abajo. Esta es una Verdad Absoluta que nos lleva a tratar con la ley de las correspondencias y nos capacita para solucionar un problema yendo más arriba del nivel en donde parece estar nuestra dificultad. Podríamos decir: "Mi conciencia de mi Yo Divino como la fuente de mis relaciones amorosas es mi relación amorosa". Tú sólo puedes tener lo que eres consciente de tener. Como es arriba es abajo.

Al aplicar este principio, estás pasando del efecto a la Causa, estás ingresando en el reino creativo de tu Espíritu, y dejando que las vibraciones de tu naturaleza superior sean el poder de atracción y armonía. Considéralo de esta forma: El lugar en donde estás experimentando la necesidad de una relación amorosa (o tratando de llevar armonía a una relación difícil) es el punto que representa el "abajo". Exactamente por encima de este nivel se encuentra tu naturaleza pensante y sensible, la cual es el punto que representa el "arriba".

En este nivel, estás proyectando una vibración de necesidad (de no tener) y quizás también alguna clase de fricción, un temor, una culpa o una sensación de minusvaloración. Como es arriba es abajo. Sin embargo, cuando asciendes al nivel superior de conciencia, te conectas con la Energía del Yo Superior, la cual se derrama a través de tu conciencia y se vuelca hacia el mundo fenoménico para crear el vínculo de armonía que has estado buscando. El nuevo "arriba" te ha de revelar un nuevo "abajo" y, de esta manera, demuestra la Verdad de esta antigua ley.

Y, cuando se trate de establecer una relación agradable, no olvides la frase que afirma que "ambas partes deben ser responsables". Cuando tienes conciencia de tu Yo Superior, como fuente, causa y calidad de tus vinculaciones con los demás, el Yo Superior asume la total responsabilidad y se hace cargo de trabajar en y sobre todo aquello que te preocupa - para darte lo que necesitas.

Sólo existe una Elación, y es la Relación con el Señor que mora en nosotros, y si podemos dejar de mirar "hacia fuera" en busca de soluciones y si dedicamos nuestro tiempo y atención al Magnífico Único que se manifiesta en nosotros, y si amamos a ese Yo con todo nuestro corazón y toda nuestra mente, nuestras vidas se verán completadas con el milagro de una relación.

Pregúntate a ti misma si no ha llegado el momento de dejar de poner trabas y límites a tu ser ilimitado. Pregúntate también si no es tiempo de eliminar todas las condiciones que le estás imponiendo a la gran conciencia incondicionada de tu Sagrado Yo. Independientemente de cuán lejos hayas llegado en el camino espiritual, sabes, intuitivamente, que la solución de todos los problemas está dentro tuyo, lo que significa que tu vida y tu mundo pueden ser curados y armonizados por el Señor y Yo Superior que tú en verdad eres.

Como un ego temeroso y frustrado, puedes dedicarte a psicoanalizar cada problema que se presenta en tus relaciones hasta que te encuentres caída en medio de un montón de basura. Y durante todo ese tiempo, tu sonriente, amoroso, alegre y omnisapiente Yo Cósmico está esperando para "hacer todo de nuevo" en tu vida. Todo lo que necesitas para poner manos a la obra es tu voluntad de rechazar las proyecciones del ego, de trabajar con la ley de Causa y Efecto, haciendo el bien, sin mirar a quién y tu conciencia de tu Presencia y tu reconocimiento de que esa es la única relación.

Con tu compromiso de desprenderte del temor y de la culpa y con tu comprensión de la ley, unido a tu conciencia y a tu reconocimiento, estarás edificando una conciencia como la que has deseado. Muy pronto, el vínculo de inocencia y armonía, entre tu y "esa persona", estará firmemente establecido. Y no importa si en este momento conoces, o no, el nombre de "esa persona", pues el Espíritu estará libre para desarrollar la actividad que le permitirá atraerla y tomar la decisión correcta. No sólo te llevará a establecer vínculos con todas las relaciones correctas, sino que también te ayudará a liberarte de aquellas que ya no pertenecen a tu vida.

Invocando al Ángel de las Relaciones Amorosas, esta energía viviente y consciente libera una vibración especial que nos condiciona para hacer, intuitivamente, una correcta elección de nuestras relaciones personales, incluso en caso de aquellas que nos llevan al noviazgo y al matrimonio. Sin embargo, no se limita sólo a los asuntos del corazón. Es un centro de poder que, constantemente, nos está recordando la responsabilidad que viene aparejada con el ejercicio de nuestra libre voluntad en la elección de cualquier clase de vínculo emocional. Si esta energía se encuentra bloqueada por nuestros propios sentimientos de culpa, de temor, de rechazo o por un bajo sentido de nuestro valor, nuestra habilidad para discernir correctamente se ve por completo oscurecida y la consecuencia es la elección equivocada de nuestras relaciones, lo que nos llevará a un amor no correspondido y a experimentar problemas sexuales.

El Ángel de las Relaciones Amorosas es representado por Géminis, la poderosa fuerza que un día habrá de crear la unidad de todo el planeta. Esta energía es una fuerza de unión que vincula y muestra las relaciones, las relaciones entre el ritmo y la forma, entre el yo y la sustancia, y entre el yo y sus vecinos y parientes. En este símbolo de la sabiduría divina está implícito el propósito del amor divino. Amor y sabiduría son una pareja que no puede ser separada, y es en esta polaridad que vemos cómo se manifiesta la luz arquetípica de Cristo.

Finalidad:
Asegurar que elijamos correctamente nuestras relaciones; es la energía primaria que impulsa el noviazgo y el matrimonio.

Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: malas decisiones y elecciones equivocadas en el ámbito de nuestras relaciones; amor no correspondido; problemas sexuales.

Su energía resulta bloqueada debido a: la sensación de que uno "no vale nada"; la culpa y la creencia de que es necesario ser castigados por los errores del pasado; el miedo a ser rechazado.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº. 9
Liberación por el Agua
Algunos pensamos mejor en la ducha. El siguiente ejercicio te permite obtener claridad y limpieza en el cuerpo físico, el mental y el emocional.

Si no puedes recurrir a una verdadera ducha, puedes hacer esta liberación como visualización. Descubrirás que es sumamente efectiva para trabajar con sensaciones de ambivalencia, indecisión, pereza, postergaciones, y falta de concentración. Pero puedes lavar también cualquier otro problema.

1) Ponte de pie, con la cabeza bajo la ducha, de modo que el agua te rodee por todas partes.
2) Señala el problema del que quieres liberarte y experiméntalo dentro de ti. Siéntelo a tu alrededor, en el campo de energía que rodea tu cuerpo.
3) Mientras el agua cae a tu alrededor, siente cómo se lleva lo que deseas liberar. Usa las manos para escurrir el problema e imagina que se va por el desagüe.
4) Recuerda agradecer al problema las lecciones que te ha enseñado y a los Ángeles del agua el haber ayudado a limpiar tu ser.
5) Disfruta del resto de la ducha

Hay quienes utilizan este ejercicio todas las mañanas cuando se duchan, con el fin de preparase para la jornada. El mismo ayuda a enfrentar con armonía el trabajo que se tiene por delante, aún si la noche anterior se estuvo de fiesta y se acostó tarde.

* * * * *
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...